¿Qué sig­ni­fi­ca ser adul­to?

Ritmo Social - - Bodyandsoul.ritmo Personal -

Ha­cía mu­cho tiem­po que no nos ha­blá­ba­mos. La ma­ra­vi­lla de las re­des so­cia­les ha­ce po­si­ble que en­con­tre­mos per­so­nas que, por al­gu­na ra­zón, ha­ya­mos per­di­do el con­tac­to. Me sa­lu­da por Fa­ce­book y le res­pon­do en­se­gui­da. ¡Cuán­to tiem­po!, atino a es­cri­bir; ¡Bas­tan­te!, res­pon­de. Le aplau­do el es­fuer­zo que ha he­cho pa­ra te­ner una fi­gu­ra en­vi­dia­ble, ya que no pa­ra de su­bir fo­tos de sus tra­ba­ja­dos “cua­dri­tos”. Pa­re­ce que no fue su­fi­cien­te mi ha­la­go que so­lo con­tes­tó “Yo es­toy bien… en la mis­ma lu­cha de siem­pre, el pro­ble­ma de ser adul­to”. Le di­go que se ex­pli­que. “Na­da… que ser adul­to im­pli­ca lu­chas…” En ese mo­men­to la con­ver­sa­ción que­dó sus­pen­di­da. No re­cuer­do si fui yo quien tu­vo que ir­se o fue al re­vés, lo cier­to que mo­ti­vó el pre­sen­te es­cri­to. Nun­ca ol­vi­da­ré la ex­pli­ca­ción de lo que sig­ni­fi­ca ser adul­to, ex­pre­sa­da por mi pro­fe­so­ra de maes­tría en Te­ra­pia Fa­mi­liar, Wan­da Ma­teo. Sé que ca­ló en mí, pues­to que so­lo re­cuer­do que lo ha­ya di­cho un so­lo día y fue su­fi­cien­te pa­ra no ol­vi­dar­lo ja­más. Ser adul­to sig­ni­fi­ca ser mi pro­pio pa­pá, mi pro­pia ma­má, mi pro­pio po­li­cía, mi pro­pio amor”. Sen­tí co­mo que ha­cía un gran in­sight (in­tros­pec­ción) y co­mo que mu­chas co­sas co­bra­ron sen­ti­do. No sé si les pa­sa­ba, pe­ro siem­pre de pe­que­ños so­le­mos desear, con to­das nues­tras fuer­zas, ser adul­tos, go­ber­nar­nos, “ha­cer lo que nos die­ra la ga­na”, es­to sin sos­pe­char to­do lo que con­lle­va. Ob­via­men­te, hay adul­tos, so­lo por la de­fi­ni­ción de es­ta pa­la­bra que otor­ga la Cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca, sin em­bar­go, su com­por­ta­mien­to no le ha­ce jus­ti­cia a su edad cro­no­ló­gi­ca. Ser adul­to es ser res­pon­sa­ble, aten­to, com­pa­si­vo, exi­gen­te, no de quie­nes te ro­dean, a esos es muy fá­cil ser­vir­les o re­fu­tar­les, sino más bien, de la per­so­na más im­por­tan­te, que eres tú mis­mo. Ser adul­to es ha­cer­te car­go de ti mis­mo, asu­mir­te, acep­tar­te… no siem­pre es fá­cil, pe­ro es im­pres­cin­di­ble pa­ra vi­vir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.