POLKA DOTS

It's a Mat­ter of Sty­le

Ritmo Social - - P.s.it’sfancy -

Al­gu­nas co­pas de vino y unas tan­tas más can­cio­nes de Ro­sa­rio Flo­res y las emo­cio­nes es­ta­ban a flor de piel. El fla­men­co tie­ne ese po­der tan in­dis­cu­ti­ble so­bre mí, me co­nec­ta con mis raí­ces fa­mi­lia­res, me man­tie­ne cer­ca de mi abue­lo, me mue­ve a pa­sa­jes de mi ni­ñez en los que fui muy fe­liz. Tam­bién sa­be en­vol­ver­me en esa nu­be de nos­tal­gia de la que me re­sul­ta di­fí­cil es­ca­par; en­ton­ces, bai­lo o es­cri­bo. De ni­ña pre­fe­ría la pri­me­ra, so­bre to­do los sá­ba­dos, cuan­do las tar­des es­ta­ban acom­pa­ña­das del so­ni­do de las cas­ta­ñue­las y los pa­sos­do­bles. Era bas­tan­te tí­mi­da, has­ta que me to­ca­ba es­tar so­bre las ta­blas. Bai­lar me ha­cía tan li­bre co­mo es­cu­char las pal­ma­das y los can­tos gi­ta­nos que me re­mo­vían ca­da fi­bra del cuer­po. El man­tón de ma­ni­la que más me gus­ta­ba era de mi tía abue­la. Creo que lo usé en un 90 % de mis pre­sen­ta­cio­nes. Era azul con un bor­de de fle­cos ne­gros. To­da­vía lo con­ser­vo, igual que el res­to de los tra­jes. Sin em­bar­go, el que re­cuer­do con más ilu­sión es el que lle­vé la pri­me­ra vez: era ro­jo con lu­na­res ne­gros. Ca­sual­men­te en­con­tré una fo­to ha­ce unos días, yo ten­dría en ella al­gu­nos 8 años. Y aho­ra que es­te es­tam­pa­do li­de­ra la lis­ta de ten­den­cias, me pa­re­ció in­tere­san­te ver, en un "It's a Mat­ter of Sty­le", dis­tin­tas y re­fres­can­tes pro­pues­tas de có­mo lle­var­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.