“Gra­cia y mi­se­ri­cor­dia”

Ritmo Social - - Profética. -

ARO­MA A RO­SAS PER­CI­BES AL EN­TRAR.

La paz que pue­des sen­tir en es­te lu­gar es si­mi­lar a la que sien­te un ni­ño al es­tar en brazos de su ma­dre des­pués de despertar de una pe­sa­di­lla. Es una capilla cons­trui­da al es­ti­lo neo­ba­rro­co, por ser una re­pre­sen­ta­ción de una his­to­ria ve­rí­di­ca, al afir­mar los pas­tor­ci­tos ha­ber pre­sen­cia­do va­rias apa­ri­cio­nes de la Bie­na­ven­tu­ra­da Vir­gen Ma­ría en el lu­gar de la Co­va da Iria, en Fá­ti­ma.

FUE UN LU­GAR BEN­DE­CI­DO A PAR­TIR

de la pri­ma­ve­ra de 1916 des­de la pri­me­ra apa­ri­ción del án­gel a tres ni­ños: Lu­cía de Je­sús de los San­tos, Fran­cis­co Mar­to y Ja­cin­ta Mar­to, en la ciudad de Lo­ca do Ca­beço, Pre­go­ne­ro en los Va­lin­hos, en Por­tu­gal. Des­de muy pe­que­ña Lu­cía te­nía la la­bor de pas­to­rear a las ove­jas, jun­to a sus pri­mos Ja­cin­ta y Fran­cis­co, des­pués de con­tar so­bre es­tas apa­ri­cio­nes, fue­ron de­sig­na­dos “los tres pas­tor­ci­tos de Fá­ti­ma”.

EN SU PRI­ME­RA APA­RI­CIÓN EN CO­VA

da Iria, la Vir­gen les pi­dió que du­ran­te seis me­ses se­gui­dos vol­vie­ran a ese lu­gar, el día 13 de ca­da mes si­guien­te a esa mis­ma hora. Así lo hi­cie­ron. El 13 de oc­tu­bre de 1917, le pi­dió que fue­ra cons­trui­da una capilla pa­ra que las per­so­nas re­za­ran el ro­sa­rio y pi­die­ran el arre­pen­ti­mien­to de los pe­ca­do­res. El lu­gar ad­qui­rió el nom­bre “La Capilla de las Apa­ri­cio­nes es el “co­ra­zón” del San­tua­rio de Fá­ti­ma¨, la cons­truc­ción fue he­cha jus­to en el es­pa­cio don­de por seis me­ses nues­tra se­ño­ra le ha­bló a los ni­ños. Ac­tual­men­te es la par­te cen­tral del San­tua­rio don­de es­tá guar­da­da la es­cul­tu­ra de la Vir­gen. Le­van­ta­da en­tre el 28 de abril y el 15 de ju­nio de 1919, fue pos­te­rior­men­te ben­de­ci­da, ce­le­brán­do­se allí mi­sa por pri­me­ra vez el 13 de oc­tu­bre de 1921.

EL TE­CHO DE ES­TE SAN­TUA­RIO ES­TÁ

fo­rra­do con ma­de­ra de pino, com­pra­da y tra­ta­da en el nor­te de Si­be­ria, ma­de­ra ca­rac­te­ri­za­da por su li­ge­re­za y du­ra­bi­li­dad, una ra­zón por la que fue es­co­gi­da. La fi­gu­ra de la Vir­gen se en­cuen­tra en un pe­des­tal exac­ta­men­te en la zo­na don­de es­ta­ba la pe­que­ña en­ci­na so­bre la cual la Se­ño­ra del Ro­sa­rio apa­re­ció.

DU­RAN­TE EL TOUR PO­DRÁS CO­NO­CER,

además, la Ba­sí­li­ca de Nues­tra Se­ño­ra del Ro­sa­rio de Fá­ti­ma, ela­bo­ra­do con el fin de que los pe­re­gri­nos desa­rro­llen sus cul­tos y ora­cio­nes, cons­trui­do en el lu­gar en don­de los tres pas­tor­ci­tos sal­ta­ban, el día 13 de ma­yo de 1917, cons­trui­do en pie­dra ca­li­za de la re­gión, blan­ca de mar.

UNA DE LAS VI­SI­TAS MÁS IM­POR­TAN­TES

es la del Mu­seo del San­tua­rio de Fá­ti­ma, lleno de be­lle­za y de re­li­quias de es­pe­cial de­vo­ción. Den­tro po­drás observar la co­lec­ción de jo­ye­ría, la co­ro­na pre­cio­sa de Nues­tra Se­ño­ra de Fá­ti­ma, además se en­cuen­tra la ba­la que hi­rió a Juan Pa­blo II, y va­rios ob­je­tos li­túr­gi­cos. En la co­lec­ción de es­cul­tu­ra del mu­seo se en­cuen­tra la pie­za más an­ti­gua de la ex­po­si­ción, un Cris­to in­dio-por­tu­gués fe­cha­do del si­glo XVII. La co­lec­ción de jo­ye­ría es un es­pe­cial re­fle­jo de la de­vo­ción de los pe­re­gri­nos a Nues­tra Se­ño­ra, cons­ti­tui­da por pie­zas de or­na­men­ta­ción per­so­nal, ma­yor­men­te de oro. Mu­chos otros ob­je­tos que allí se en­cuen­tran, co­mo los tra­di­cio­na­les “ex­vo­tos” ma­te­ria­li­za­dos en fo­to­gra­fías, en pie­zas de cera, en ve­las y en mi­nia­tu­ras de em­bar­ca­cio­nes.

CA­SA DE FRAN­CIS­CO Y DE JA­CIN­TA

El re­co­rri­do in­clu­ye la vi­si­ta a la ca­sa de Fran­cis­co y Ja­cin­ta, ubi­ca­da a ca­si 2 ki­ló­me­tros del San­tua­rio de Fá­ti­ma, ad­qui­ri­da por el San­tua­rio en no­viem­bre de 1996, sien­do pos­te­rior­men­te re­cons­trui­da. Y la ca­sa de Lu­cía, ofre­ció la ca­sa al san­tua­rio, dis­pues­to y en su pa­tio se cons­tru­yó un nue­vo pues­to de aco­gi­da e in­for­ma­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.