BITÁCORA

Opor­to, Por­tu­gal

Ritmo Social - - Sumario. Ritmo Personal - tex­to Sue He­len Ro­drí­guez

TE IN­VI­TA­MOS A CO­NO­CER LOS EN­CAN­TOS DE UNA CIUDAD QUE RES­PI­RA RO­MAN­CE, QUE HUE­LE A MAR Y TIE­RRA, A CA­FÉ Y VINO, UN LU­GAR DON­DE EL TIEM­PO SE HA DE­TE­NI­DO PA­RA REN­DIR UNA SE­DUC­TO­RA IN­VI­TA­CIÓN AL DIS­FRU­TE Y AL DES­CAN­SO.

Su nos­tál­gi­ca be­lle­za es to­do un pla­cer pa­ra los sen­ti­dos de quie­nes se aven­tu­ran a recorrer sus ca­lles la­be­rín­ti­cas, que suben y ba­jan ha­cia el agua. Una ciudad que res­pi­ra ro­man­ce, que hue­le a mar y tie­rra, a ca­fé y vino, un lu­gar don­de el tiem­po se ha de­te­ni­do pa­ra ren­dir una se­duc­to­ra in­vi­ta­ción al dis­fru­te y al des­can­so. El es­plen­dor de sus igle­sias ba­rro­cas así co­mo las bo­de­gas de su fa­mo­so vino, se pue­den observar des­de el cas­co an­ti­guo de es­ta ur­be del nor­te por­tu­gués, mien­tras te ani­mas a dar un pa­seo al atar­de­cer por la ri­be­ra del Due­ro. Un buen pun­to de par­ti­da pa­ra ser tes­ti­gos de la ma­jes­tuo­si­dad mo­der­nis­ta de sus edi­fi­cios blan­cos, es la Ave­ni­da de los Alia­dos jun­to a la Pla­za de la Libertad, si­tua­da en el cen­tro de Opor­to y con­si­de­ra­da co­mo el ma­yor atrac­ti­vo tu­rís­ti­co. Su be­lle­za na­tu­ral le me­re­ció el re­co­no­ci­mien­to por la UNES­CO co­mo Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad, pe­ro es el dul­zor de su vino tin­to el que se ha vuel­to sím­bo­lo de fa­ma in­ter­na­cio­nal en es­ta ciudad. Sus ca­lles guar­dan los ves­ti­gios de en­fren­ta­mien­tos que ocu­rrie­ron en el si­glo XIX en­tre la mo­nar­quía y los li­be­ra­les, ins­pi­ra­dos en los idea­les de la Re­vo­lu­ción fran­ce­sa, con­tras­tan­do con el ai­re pa­ri­sino de las ca­bi­nas lon­di­nen­ses que pin­ce­lan de ro­jo a es­ta her­mo­sa me­tró­po­li. Es­ta ur­be por­tu­gue­sa, a pe­sar de no ser ex­ce­si­va­men­te gran­de, ne­ce­si­ta de va­rios días pa­ra que sus vi­si­tan­tes se con­vier­tan en por­ta­voz de la mag­ni­fi­cen­cia que te ofre­ce Opor­to, el cual pue­des con­tem­plar des­de los dos­cien­tos pel­da­ños de la To­rre de los Clé­ri­gos.

fotos Fuen­te ex­ter­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.