Vi­vir sin Azú­car

El azú­car es so­lo una de las fuen­tes de glu­co­sa que ne­ce­si­ta nues­tro or­ga­nis­mo pa­ra vi­vir y no es pre­ci­sa­men­te la más sa­lu­da­ble, ase­gu­ran es­pe­cia­lis­tas en nu­tri­ción y far­ma­cia.

Ritmo Social - - Ritmo Personal Bitácora -

¿Por qué en lu­gar de desa­yu­nar una pae­lla op­ta­mos por un bol de arroz in­fla­do cho­co­la­tea­do, bien car­ga­do de azú­car?

¿Por qué en lu­gar de desa­yu­nar una pae­lla op­ta­mos por un bol de arroz in­fla­do cho­co­la­tea­do, bien car­ga­do de azú­car?

Con es­ta pre­gun­ta la doc­to­ra Ma­rián Gar­cía (Bo­ti­ca­ria Gar­cía) y el die­tis­ta­nu­tri­cio­nis­ta Ai­tor Sán­chez, ini­cian su char­la-ta­ller Switch off the Su­gar: Apren­de a vi­vir sin azú­car aña­di­do, en la que des­mien­ten al­gu­nos de los prin­ci­pa­les mi­tos so­bre es­ta sus­tan­cia blan­ca y cris­ta­li­na usa­da pa­ra en­dul­zar en nues­tra die­ta. En es­te works­hop im­par­ti­do en co­la­bo­ra­ción con la ase­gu­ra­do­ra mé­di­ca DKV Sa­lud, Gar­cía y Sán­chez ha­blan de los dog­mas ali­men­ti­cios que "nos in­du­cen a se­guir co­mien­do mal", de la in­tro­duc­ción del azú­car en nues­tra die­ta, y apor­tan claves pa­ra des­mi­ti­fi­car al­gu­nos as­pec­tos fun­da­men­ta­les en torno al azú­car y con­se­jos pa­ra sus­ti­tuir­la en nues­tro día a día.

Ma­rián Gar­cía, doc­to­ra en Far­ma­cia por la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid, gra­dua­da en Nu­tri­ción Hu­ma­na y Die­té­ti­ca, y en Óp­ti­ca y Op­to­me­tría, es aca­dé­mi­ca en la Aca­de­mia de Far­ma­cia de San­ta Ma­ría de Es­pa­ña de Mur­cia.

Gar­cía com­pa­gi­na la do­cen­cia en el Gra­do de Nu­tri­ción de la Uni­ver­si­dad Isa­bel I con una in­ten­sa la­bor de di­vul­ga­ción cien­tí­fi­ca en ra­dio, pren­sa y te­le­vi­sión. Es au­to­ra de los li­bros El mo­co ra­diac­ti­vo y El pa­cien­te im­pa­cien­te, y di­ri­ge el co­no­ci­do blog www.bo­ti­ca­ria­gar­cia.

Ai­tor Sán­chez, por su par­te, es di­plo­ma­do y gra­dua­do en Nu­tri­ción Hu­ma­na y Die­té­ti­ca por la Uni­ver­si­dad de Ali­can­te (es­te de Es­pa­ña), en am­bos ca­sos con pre­mio ex­tra­or­di­na­rio, así co­mo li­cen­cia­do en Cien­cia y Tec­no­lo­gía de los Ali­men­tos y pos­gra­dua­do en Nu­tri­ción Hu­ma­na

por la Uni­ver­si­dad de Gra­na­da (An­da­lu­cía, sur de Es­pa­ña), don­de rea­li­za el doc­to­ra­do en Nu­tri­ción Hu­ma­na.

Efec­tuó sus es­tan­cias de in­ves­ti­ga­ción en la Uni­ver­si­dad de Bris­tol (Reino Uni­do) y el Ka­ro­lins­ka Ins­ti­tu­tet (Sue­cia), es die­tis­ta y nu­tri­cio­nis­ta co­le­gia­do, crea­dor del blog www.mi­die­ta­co­jea.com, y au­tor de los li­bros di­vul­ga­ti­vos: Mi die­ta co­jea y Mi die­ta ya no co­jea.

DES­AC­TI­VAR MI­TOS, SIN EN­DUL­ZAR LA REALI­DAD. Sán­chez no tie­ne una opi­nión es­pe­cial­men­te dul­ce so­bre el azú­car aña­di­do, “aquel que se in­clu­ye de ma­ne­ra ex­ter­na a los ali­men­tos o pro­duc­tos ali­men­ta­rios”.

El ma­yor mi­to so­bre el azú­car es que re­sul­ta in­dis­pen­sa­ble pa­ra el ser hu­mano, pe­ro por mu­cho que lo ha­ya­mos es­cu­cha­do, nues­tro cuer­po no ne­ce­si­ta azú­car pa­ra vi­vir, sino glu­co­sa, ex­pli­ca. La glu­co­sa se pue­de ob­te­ner a par­tir de mu­chas fuen­tes de hi­dra­tos de car­bono, y el azú­car es so­lo una de las op­cio­nes y, ni mu­cho me­nos, es la más sa­lu­da­ble, ase­gu­ra. “La pu­bli­ci­dad en­ga­ño­sa de los ali­men­tos tra­ta de im­po­ner la creen­cia de que el ser hu­mano ne­ce­si­ta azú­car pa­ra aguan­tar ac­ti­vo has­ta el fi­nal del día, y lle­va­mos años ca­yen­do en es­te error sin pen­sar que es glu­co­sa lo que real­men­te se ne­ce­si­ta, un com­pues­to que po­de­mos en­con­trar en ali­men­tos que ni si­quie­ra tie­nen un sa­bor dul­ce”, se­ña­la el ex­per­to.

“Otro de los prin­ci­pa­les mi­tos es la ex­ten­di­da creen­cia de que pro­duc­tos co­mo el azú­car mo­reno, pa­ne­la, miel o el si­ro­pe de aga­ve son una al­ter­na­ti­va 'sa­lu­da­ble' al azú­car, cuan­do, en reali­dad, el por­cen­ta­je de azú­ca­res que con­tie­nen es si­mi­lar”, se­ña­la Gar­cía por su par­te.

“En las lis­ta de in­gre­dien­tes de las eti­que­tas de los ali­men­tos apa­re­cen, pri­mos her­ma­nos del azú­car que se com­por­tan de ma­ne­ra si­mi­lar en nues­tro cuer­po, aun­que lle­ven otro nom­bre cuan­do son aña­di­dos ar­ti­fi­cial­men­te, co­mo la sa­ca­ro­sa, la fruc­to­sa, la dex­tro­sa, las mal­to­dex­tri­nas, el ja­ra­be de maíz o el si­ro­pe de aga­ve, aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.