T-REX NO PO­DÍA SA­CAR LA LEN­GUA

Zona E - - ÚLTIMA PÁGINA -

La te­rro­rí­fi­ca ima­gen de un ti­ra­nou­sau­rio rex abrien­do sus fau­ces y sa­can­do par­te de su len­gua an­tes de de­vo­rar a una pre­sa que han po­pu­la­ri­za­do nu­me­ro­sas ilus­tra­cio­nes y pe­lí­cu­las co­mo Par­que Ju­rá­si­co, no coin­ci­de con la reali­dad. Y es que un estudio con­jun­to rea­li­za­do por la Uni­ver­si­dad de Te­xas y la Aca­de­mia de Cien­cias de Chi­na, ha re­ve­la­do que es­tos di­no­sau­rios no po­dían sa­car la len­gua.

Pa­ra lle­gar a esa con­clu­sión, los in­ves­ti­ga­do­res com­pa­ra­ron los hue­sos hioi­des que se con­ser­van de al­gu­nos ejem­pla­res de ti­ra­no­sau­rios con los de las mo­der­nas aves. En la mayoría de los ani­ma­les, di­cho hue­so ac­túa co­mo un an­cla pa­ra la len­gua, pe­ro en las aves es más fle­xi­ble y les per­mi­te mo­ver­la.

Pe­ro los au­to­res del estudio han com­pro­ba­do que el hue­so hioi­des del ti­ra­no­sau­rio no se pa­re­cía a los de las aves, sino a los de los cai­ma­nes. Eso sig­ni­fi­ca, que es­tos di­no­sau­rios te­nían la len­gua pe­ga­da a la bo­ca y que no po­dían sa­car­la. Por lo que la ima­gen que has­ta aho­ra se ha ofre­ci­do de ellos, es in­co­rrec­ta. Res­pec­to a que el hue­so hioi­des de las aves sea más fle­xi­ble y les per­mi­ta sa­car y mo­ver la len­gua, los in­ves­ti­ga­do­res creen que es una adap­ta­ción evo­lu­ti­va, fru­to de la con­ver­sión de los bra­zos en alas. Tal y co­mo ex­pli­can, cuan­do no pue­des usar las ex­tre­mi­da­des pa­ra ayu­dar­te a de­vo­rar una pre­sa, re­sul­ta muy útil con­tar con una len­gua muy fle­xi­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.