Entrevista Cen­tral

Manny Pé­rez: En­tran­do en el co­ra­zón de sus per­so­na­jes…

Zona N - - Contenido -

En un res­tau­ran­te y ho­ras an­tes de la pre­mier de Ve­neno, me reuní con Manny para ha­blar so­bre es­ta entrevista, sus pro­yec­tos y for­ma de ver su ca­rre­ra. “Tie­nes que ver­la, es­ta pe­lí­cu­la mar­ca­rá un an­tes y un des­pués en el ci­ne”. Esa no­che es­tu­ve en la pre­mier. Y sí. Te­nía que ver­la. Ve­neno me eri­zó la piel y me lle­nó de or­gu­llo. La ac­tua­ción de nues­tro en­tre­vis­ta­do, co­mo siem­pre, ma­gis­tral, con la di­fe­ren­cia de que me con­fe­só que es­te es el per­so­na­je que más sa­tis­fac­ción le ha cau­sa­do al ver la pe­lí­cu­la. Co­noz­ca­mos un po­co más al ni­ño que el mu­ni­ci­pio de Bai­toa en San­tia­go vio na­cer y que se man­tie­ne arrai­ga­do a sus raí­ces, al mis­mo tiem­po que ha lo­gra­do vo­lar al­to, muy al­to.

¿Có­mo se des­cri­bi­ría Manny Pé­rez?

Un hom­bre apa­sio­na­do y que ama su tra­ba­jo, ade­más en lo per­so­nal siem­pre voy tras lo sim­ple y sen­ci­llo. Sí, ver­da­de­ra­men­te su­pe que que­ría ser ac­tor cuan­do me di cuen­ta que para mi fa­mi­lia yo era el cen­tro de en­tre­te­ni­mien­to, ha­cién­do­le mu­sa­ra­ñas y ‘vai­na’ así. Y siem­pre me dis­fru­ta­ba ha­cer­los reír.

¿Hu­bo al­gún ac­tor, per­so­na­je o pe­lí­cu­la que te ins­pi­ra­ra a se­guir es­te ca­mino?

Sí, siem­pre he ad­mi­ra­do a Ro­bert De Ni­ro, Al Pa­cino y Paul New­man, ellos fue­ron de gran ins­pi­ra­ción al se­guir es­ta ca­rre­ra. En tus ini­cios, ¿con qué re­tos te en­con­tras­te? La ver­dad es que nun­ca tu­ve un re­to en es­pe­cí­fi­co, siem­pre en­ten­dí que te­nía que en­tre­nar­me y pre­pa­rar­me en to­do lo que eran las téc­ni­cas de ac­tua­ción y mi in­glés.

¿Qué tal ha si­do tra­ba­jar para im­por­tan­tes pro­duc­cio­nes ex­tran­je­ras?

Han si­do opor­tu­ni­da­des muy va­lio­sas en mi ca­rre­ra, que me han lle­va­do a apren­der en gran ma­ne­ra có­mo fun­cio­na es­ta in­dus­tria.

Ha­ble­mos de Ve­neno. ¿Qué sa­tis­fac­cio­nes te ha de­ja­do es­te per­so­na­je?

Nor­mal­men­te des­pués de ha­cer un fil­me, no me gus­ta ver mi tra­ba­jo en la pan­ta­lla; sin em­bar­go, con Ve­neno la ex­pe­rien­cia ha si­do to­tal­men­te dis­tin­ta, me he dis­fru­ta­do mu­chí­si­mo ver el tra­ba­jo que con mu­cha de­di­ca­ción hi­ci­mos.

En­tre los apor­tes que ha de­ja­do es­ta pro­duc­ción al ci­ne do­mi­ni­cano, ¿cuá­les des­ta­ca­rías?

Creo que la his­to­ria y la ca­li­dad con que se pro­yec­ta en la pan­ta­lla, Ve­neno es al­go que lle­va al ci­ne do­mi­ni­cano a su­bir a otro ni­vel.

¿Cuá­les son las más im­por­tan­tes me­jo­rías en el ci­ne do­mi­ni­cano que ves?

Veo que el ci­ne, ca­da año, es­tá cre­cien­do en buenos guio­nes, bue­nas pro­duc­cio­nes en cuan­to a ca­li­dad, fo­to­gra­fía, so­ni­do, etc., y en par­te to­do es­to es gra­cias a los ci­neas­tas que ca­da vez exi­gen lo me­jor para el ci­ne do­mi­ni­cano.

¿Y qué re­tos to­da­vía le fal­ta so­bre­pa­sar al ci­ne en nues­tro país?

To­do es un pro­ce­so, y en­tien­do que va­mos muy bien.

¿Có­mo es el pro­ce­so de in­vo­lu­crar­te con los per­so­na­jes y de­jar­los que en­tren en tu vi­da para así in­ter­pre­tar­los tan bien co­mo lo ha­ces?

¡Mu­cha­chaa…! Eso es un pro­ce­so que quien no co­no­ce de es­ta in­dus­tria di­ría que soy un lo­co. Con­lle­va dis­ci­pli­na, in­ves­ti­ga­ción so­bre el per­so­na­je, y me­jor lo de­ja­mos ahí…

¿Qué otro per­so­na­je que to­da­vía no es­tá en car­pe­ta, te gus­ta­ría in­ter­pre­tar?

Al fi­nal del día lo que me gus­ta es una bue­na his­to­ria en la que el per­so­na­je sea com­ple­jo y con mu­chos ni­ve­les de emo­cio­nes.

Es­te ve­rano es­ta­rás tra­ba­jan­do con la pro­duc­ción de la se­gun­da par­te de La So­ga. ¿Qué ve­re­mos en es­ta se­cue­la?

Es­ta pre­gun­ta se va a res­pon­der cuan­do veas la pe­lí­cu­la (ri­sas).

Y cuan­do te sien­tas a es­cri­bir, ¿de dón­de na­ce la ins­pi­ra­ción?

De­pen­de del te­ma que es­té es­cri­bien­do. Siem­pre tra­to de bus­car­le el co­ra­zón al per­so­na­je y de ir­me por la lí­nea de he­chos reales y que ten­gan un buen men­sa­je.

Co­mo ac­tor, ¿en qué se di­fe­ren­cia el Manny de los ini­cios al Manny de hoy?

El Manny de los ini­cios era un mu­cha­cho in­ma­du­ro en lo que es la in­dus­tria y có­mo fun­cio­na, y el Manny de aho­ra tie­ne mu­cho co­no­ci­mien­to so­bre es­te ne­go­cio.

¿Te que­da al­gún sue­ño por cum­plir?

Sí, mu­chos, y ga­nar­me un Os­car, de esos tro­feos que dan los grin­gos (ri­sas).

"AL FI­NAL DEL DÍA, LO QUE ME GUS­TA ES UNA BUE­NA HIS­TO­RIA EN LA QUE EL PER­SO­NA­JE SEA BIEN COM­PLE­JO Y CON MU­CHOS NI­VE­LES DE EMO­CIO­NES".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.