Jor­ge Var­gas

El gua­ya­qui­le­ño lan­za un li­bro de relatos don­de se bo­rra la lí­nea en­tre la reali­dad y la fic­ción

Diario Expreso - - Cultura - MA­RIE­LLA TORANZOS NAR­VÁEZ to­ran­[email protected]­na­sa.com.ec ■ GUA­YA­QUIL JOR­GE VAR­GAS Es­cri­tor

Una gua­ya­qui­le­ña que re­si­de en To­kio, un ba­rrio que se ar­ma pa­ra com­ba­tir el ace­cho de los asal­tan­tes, un hom­bre que de­ci­de acep­tar la in­vi­ta­ción de una des­co­no­ci­da; si­tua­cio­nes apa­ren­te­men­te nor­ma­les, que desem­bo­can en ho­rror y sus­pen­so.

Es­tos son los relatos que con­for­man ‘Las co­sas que no de­ci­mos’, obra más re­cien­te del gua­ya­qui­le­ño Jor­ge Var­gas Chavarría.

Al igual que en su li­bro pre­vio, ‘Aquí em­pie­za lo ex­tra­ño’, el es­cri­tor se cen­tra en la ex­plo­ra­ción del mie­do, pe­ro de una ma­ne­ra más ín­ti­ma que en sus en­tre­gas an­te­rio­res. “El ho­rror es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na, y que­ría re­tra­tar­lo así, in­mer­so en la co­ti­dia­ni­dad; los mons­truos tam­bién son hu­ma­nos. Me in­tere­sa ex­plo­rar el mie­do por­que creo que es uno de los atri­bu­tos que más nos hu­ma­ni- zan…por otro la­do, ha­ber abor­da­do el te­mor de ese mo­do res­pon­de tam­bién a que en es­tos cuen­tos es­tán dis­per­sos al­gu­nos de mis mie­dos”, ex­pli­có a EX­PRE­SO.

El li­bro tar­dó cer­ca de un año en re­dac­tar­se y, en el pro­ce­so, el au­tor de­ci­dió ex­plo­rar la del­ga­da lí­nea que se­pa­ra la reali­dad de la fic­ción, ca­ta­pul­tan­do al lec­tor a una se­rie de his­to­rias don­de la fan­ta­sía pue­de apa­re­cer de for­mas im­pre­de­ci­bles.

“Me in­tere­sa la li­te­ra­tu­ra que tran­si­ta so­bre la del­ga­da lí­nea en­tre lo real y lo fan­tás­ti­co. Hay mu­cha os­cu­ri­dad en mi tra­ba­jo por­que las pre­gun­tas que me ha­go to­do el tiem­po tie­nen que ver con la con­di­ción hu­ma­na; con los con­flic­tos que se ori­gi­nan a par­tir de la so­le­dad, el mie­do, el pa­so del tiem­po. Las imá­ge­nes que pre­do­mi­nan mi li­te­ra­tu­ra son re­tra­tos de una co­ti­dia­ni­dad en que la reali­dad es tan frá­gil co­mo la cor­du­ra”, in­di­có.

Los relatos, ade­más, des­ta­can una pre­mi­sa que po­co se ana­li­za en la co­ti­dia­ni­dad; lo cer­ca­na que es la lo­cu­ra pa­ra los se­res hu­ma­nos, y las po­si­bi­li­da­des de caer en ella.

“To­dos po­de­mos per­der el con­trol de nues­tras vi­das, y es­tos cuen­tos son un re­tra­to de ello y de que los si­len­cios a ve­ces traen con­se­cuen­cias más te­rri­bles que las pa­la­bras”, co­men­tó Var­gas.

Los cuen­tos de es­ta obra, en com­pa­ra­ción con su li­bro pre­vio, guar­dan se­me­jan­zas, pe­ro tam­bién mar­ca­das di­fe­ren­cias, una de ellas, el de­sa­rro­llo de per­so­na­jes más com­ple­jos y re­la­cio­na­bles con el lec­tor. El es­cri­tor tam­bién acep­ta que, en es­tos cuen­tos, hay una ma­yor so­li­dez en sus ar­gu­men­tos, ca­rac­te­rís­ti­ca que, in­di­có, es­pe­ra con­ti­nuar hi­lan­do con el pa­so del tiem­po.

“Quie­ro que mis cuen­tos de­jen ci­ca­tri­ces y eso se lo­gra tra­ba­jan­do con las pa­la­bras co­mo a gol­pes de cin­cel. Me gus­ta pen­sar que cum­plo con esa pre­mi­sa a me­di­da que ma­du­ro co­mo lec­tor y es­cri­tor”, se­ña­ló.

Los si­len­cios for­jan tam­bién una par­te im­por­tan­te de es­ta obra. Es­tos in­du­cen la sen­sa­ción de sus­pen­so que se vis­lum­bra en his­to­ria co­mo ‘Ra­bia’ y ‘Los ex­tra­ños que so­mos’.

Una vez cul­mi­na­do el li­bro, que fue pu­bli­ca­do por la Ca­sa de la Cul­tu­ra Ecua­to­ria­na, Var­gas di­ce no te­ner un nue­vo pro­yec­to a cor­to pla­zo. “Quie­ro en­fo­car­me en leer y en des­cu­brir qué nue­vos te­mas me mue­ven lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra que­rer es­cri­bir­los. Ten­go que ma­te­ria­li­zar un par de pro­yec­tos en otros ám­bi­tos an­tes de po­der de­di­car­le mi ener­gía en­te­ra a un pró­xi­mo li­bro”, con­fe­só.

TÍ­TU­LO: Las co­sas que no de­ci­mos AU­TOR: Jor­ge Var­gas Chavarría EDI­TO­RIAL: Ca­sa de la Cul­tu­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.