Vi­ce­pre­si­den­cia: su im­por­tan­cia real

Diario Expreso - - Opinión - NELLY DE JARAMILLO co­la­bo­ra­do­[email protected]­na­sa.com.ec

De pron­to las fun­cio­nes in­he­ren­tes a la Vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca de­ja­ron de ser una po­si­bi­li­dad re­tó­ri­ca para con­ver­tir­se en la po­si­bi­li­dad real del desem­pe­ño emer­gen­te de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, da­da la di­fi­cul­tad ma­ni­fies­ta del ti­tu­lar para des­pa­char los com­ple­jos asun­tos in­he­ren­tes al cum­pli­mien­to del man­da­to po­pu­lar y el se­cre­to a vo­ces de su pró­xi­ma di­mi­sión o for­za­da re­nun­cia, o cual­quier for­ma en que le­gal­men­te pue­da ser sus­ti­tui­do en el ejer­ci­cio del car­go. Y por otra par­te la sor­pre­si­va re­nun­cia a sus fun­cio­nes pre­sen­ta­da a la Asam­blea por la vi­ce­pre­si­den­ta Ma­ría Ale­jan­dra Vi­cu­ña, cor­tan­do de ta­jo la ma­ra­ña la­be­rín­ti­ca de ra­zo­nes que los asam­bleís­tas de mo­vi­mien­tos po­lí­ti­cos in­tere­sa­dos te­jían en su con­tra para obli­gar su di­mi­sión o for­zar, pre­ci­sa­men­te, su re­nun­cia. Aho­ra, con el cam­po li­bre, pues­to que se des­car­ta que la Asam­blea no dé pa­so a la re­nun­cia y pue­da en su lu­gar con­ce­der­le la li­cen­cia sin sueldo que la fun­cio­na­ria iba a pe­dir o ha­bía ya pe­di­do, el pre­si­den­te Le­nín Mo­reno con­fec­cio­nó la ter­na para que la Asam­blea de­sig­ne al nue­vo al­to fun­cio­na­rio, lo que fue ma­te­ria de co­rri­llos y ce­nácu­los po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos in­tere­sa­dos, con pro­nós­ti­cos di­fí­ci­les de an­ti­ci­par.

Aun­que se ba­ra­ja­ron op­cio­nes tan no­ta­bles co­mo la de la mi­nis­tra del In­te­rior, Ma­ría Pau­la Ro­mo, para en­ca­be­zar la ter­na, es­to ha­bría sig­ni­fi­ca­do tam­bién un tras­la­do de fun­cio­nes de la más im­por­tan­te Se­cre­ta­ría de Es­ta­do del ga­bi­ne­te pre­si­den­cial a la Vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, lo que sin du­da hu­bie­se de­ja­do un va­cío di­fí­cil de lle­nar en cuan­to al Mi­nis­te­rio del In­te­rior, al que ha­ce ape­nas po­cos días se le ha­bía ads­cri­to la Se­cre­ta­ría de Ges­tión de la Po­lí­ti­ca, de acuer­do al plan para la op­ti­mi­za­ción de los Re­cur­sos del Es­ta­do anun­cia­do por el pre­si­den­te Mo­reno, lo que en el ca­so im­pli­ca el ma­ne­jo de asun­tos de ma­te­ria com­ple­ja y de­li­ca­da don­de no ca­bría de­le­gar fun­cio­nes. El plan anun­cia­do por Mo­reno res­pec­to de los nue­vos miem­bros del ga­bi­ne­te pre­si­den­cial abar­ca 7 ins­ti­tu­cio­nes y nue­vos mi­nis­tros de Es­ta­do. Pe­ro bien sa­be­mos que la ca­len­tu­ra no es­tá en las sá­ba­nas. Con to­do, oja­lá que es­tos po­si­bles cam­bios ope­ren y ca­peen por lo me­nos el desas­tre de la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­do que en el plano eco­nó­mi­co se vie­ne anun­cian­do co­mo inexo­ra­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.