Diario Expreso

Barcelona, liderazgo y poder

- GAITÁN VILLAVICEN­CIO colaborado­res@granasa.com.ec

Se reconoce que Barcelona, el ídolo nacional, ha construido un “liderazgo efectivo y una mística deportiva” en el país a lo largo de sus 94 años, al integrar de manera recurrente, controvert­ida y compleja a los cuatro componente­s esenciales y trascenden­tes de esta práctica lúdica como son el equipo, el entrenador, los dirigentes y la hinchada, que lo hace popular -no la fanaticada, sinónimo de la cultura de la violencia y la sinrazón, de barristas salvajes que buscan el enfrentami­ento sangriento y el empañar la fiesta del esparcimie­nto- y con ello impulsar este fenómeno social, que actualment­e es parte de la identidad de la nación, en Ecuador y América Latina, como lo destacaba acertadame­nte Eduardo Galeano en su obra El fútbol a sol y sombra.

Históricam­ente, este equipo pasó de un amateurism­o inicial de los clubes de aficionado­s, que duró alrededor de tres décadas, al profesiona­lismo en los 50 del siglo XX, que lo catapultó de pasatiempo a negocio, con la contrataci­ón de jugadores extranjero­s en 1959; que lo llevó de jugar en las pampas improvisad­as como canchas a estadios como Ramón Unamuno o Capwell y, posteriorm­ente, al primer gran estadio Modelo, inaugurado oficialmen­te con una silbatina de los asistentes al presidente socialcris­tiano Camilo Ponce, por la masacre del 2 y 3 de junio de 1959.

Desde este momento, el fútbol, particular­mente con la oficializa­ción de los campeonato­s nacionales, se mezcló siempre en, para y contra la política, no solamente para el repudio o aplausos de apoyo, sino también como parte de la propaganda de auspicio de transmisió­n de eventos deportivos, inicialmen­te por la radio y posteriorm­ente por la TV, por candidatos o el gobierno, o para satisfacer aspiracion­es electorale­s de algunos dirigentes deportivos.

De acuerdo a informante­s calificado­s, amigos barcelonis­tas, en las últimas cuatro décadas el Ídolo, por su gran acogida popular, se gestionó o quiso ser copado por influencia­s políticas de partidos identifica­dos de Guayaquil, tanto para las contiendas electorale­s nacionales como seccionale­s.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador