Co­lom­biano mue­re tras ri­ña de reos en cár­cel de Ma­cha­la

Un pre­so ve­ne­zo­lano es sos­pe­cho­so de aten­tar con­tra un reo co­lom­biano ❚ El ata­que ha­bría si­do en el ba­ño y por la es­pal­da

Diario Expreso - - Portada -

La víc­ti­ma re­ci­bió diez pu­ña­la­das en el ba­ño. Un ve­ne­zo­lano, con quien ha­bía te­ni­do un al­ter­ca­do, es el sos­pe­cho­so.

La no­che del pa­sa­do do­min­go, gri­tos de­ses­pe­ra­dos sa­lían del se­gun­do pa­be­llón del Cen­tro de Reha­bi­li­ta­ción So­cial (CRS) de Ma­cha­la, pro­vin­cia de El Oro. To­do ha­cía pre­sa­giar que al­go gra­ve ha­bía ocu­rri­do den­tro de esas cua­tro pa­re­des.

El lla­ma­do de los re­clu­sos era pa­ra que un mé­di­co in­gre­sa­ra y le die­ra los pri­me­ros au­xi­lios a un com­pa­ñe­ro de cel­da, quien ha­bía si­do he­ri­do mor­tal­men­te de va­rias pu­ña­la­das ases­ta­das por otro reo.

To­do in­ten­to por sal­var­le la vi­da re­sul­tó vano. El pri­va­do de la li­ber­tad mu­rió po­cos mi­nu­tos des­pués del ata­que.

No nos de­jan sa­ber có­mo es­tán... so­lo nos di­cen que hay un muerto.

MA­RÍA PO­MA fa­mi­liar de un in­terno

La víc­ti­ma es el ciu­da­dano co­lom­biano David Ale­jan­dro Pérez Al­cí­var, quien, al pa­re­cer, mu­rió a ma­nos de un pre­so de na­cio­na­li­dad ve­ne­zo­la­na.

Pérez Al­cí­var re­ci­bió 10 he­ri­das en la es­pal­da y en la nu­ca mien­tras ori­na­ba.

El fis­cal Ja­vier Toc­to in­for­mó que la ri­ña en­tre los dos in­ter­nos se pro­du­jo en el ba­ño de la se­gun­da plan­ta del pe­nal. Se­gún una fuen­te, el ve­ne­zo­lano ata­có por la es­pal­da a Pérez.

El hom­bre ca­yó mal he­ri­do en el pi­so, ma­nan­do abun­dan­te san­gre. Los otros in­ter­nos, al ver que su com­pa­ñe­ro se mo­ría, lo tras­la­da­ron has­ta la en­tra­da del se­gun­do pa­be­llón pa­ra que los guías lo pue­dan lle­var al hos­pi­tal, pe­ro na­da pu­die­ron ha­cer, Pérez ha­bía fa­lle­ci­do en el si­tio.

“Sur­gió un al­ter­ca­do en­tre los dos in­ter­nos, por lo cual el ciu­da­dano ve­ne­zo­lano co­gió un cu­chi­llo y le pro­pi­nó va­rias pu­ña­la­das”, di­jo el fis­cal.

Ex­pli­có que am­bos in­ter­nos com­par­tían cel­da, por lo que en días an­te­rio­res ha­brían man­te­ni­do una ri­ña. “Aho­ra el ciu­da­dano ve­ne­zo­lano se­rá pro­ce­sa­do tam­bién por ase­si­na­to”, in­di­có la autoridad.

El hoy oc­ci­so te­nía 23 años. El 10 de no­viem­bre del año pa­sa­do fue de­te­ni­do por el delito de ro­bo, con ame­na­za y vio­len­cia,

a una mu­jer, a la que se le sus­tra­jo un te­lé­fono ce­lu­lar.

El pa­sa­do 17 de enero fue sen­ten­cia­do a 30 me­ses de pri­sión, por lo cual pa­ga­ba su con­de­na en la cár­cel de Ma­cha­la.

Mien­tras que su pre­sun­to vic­ti­ma­rio ha­bía in­gre­sa­do a la cár­cel por un delito si­mi­lar. Él aún no es­ta­ba sen­ten­cia­do, pe­ro se co­no­ció que en los pró­xi­mos días se iba a desa­rro­llar su au­dien­cia fi­nal, don­de lo de­cla­ra­rían cul­pa­ble o inocen­te.

Tras co­no­cer­se la ri­ña mor­tal, mu­chos fa­mi­lia­res de otros re­clu­sos se acer­ca­ron has­ta los ex­te­rio­res de la cár­cel. Que­rían no­ti­cias de los su­yos. “No nos de­jan sa­ber có­mo es­tá nues­tro fa­mi­liar, so­lo nos di­cen que hay un muerto, pe­ro no sa­be­mos quién es”, de­cía Ma­ría Po­ma, es­po­sa de un in­terno.

Ella y otros fa­mi­lia­res se pre­gun­ta­ban có­mo de­jan in­gre­sar ar­mas y sus­tan­cias prohi­bi­das al re­clu­so­rio.

Es­te he­cho vio­len­to en ese si­tio se su­ma a otro ocu­rri­do ha­ce un mes, cuan­do una pa­san­te de Psi­co­lo­gía fue uti­li­za­da co­mo es­cu­do por un in­terno, a quien le dis­pa­ra­ron. Tan­to la es­tu­dian­te co­mo el re­clu­so re­sul­ta­ron con he­ri­das.

FA­BRI­CIO CRUZ / EX­PRE­SO

An­gus­tia. Fa­mi­lia­res de los pri­va­dos de li­ber­tad acu­die­ron a co­no­cer la suer­te de los su­yos den­tro del pe­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.