Gua­ya­quil: las obras lle­gan an­tes de que es­tén los pla­nes

Dos gran­des pro­yec­tos se idean, sin que aún es­té el más­ter plan

Diario Expreso - - Portada - ESTEFANÍA OR­TIZ SA­LI­NAS BLAN­CA MON­CA­DA PE­SAN­TES ■ GUA­YA­QUIL

Gua­ya­quil ha re­no­va­do su al­cal­día des­pués de 19 años a car­go de una mis­ma per­so­na, pe­ro aún no ha con­se­gui­do re­ver­tir la iner­cia de pro­po­ner y eje­cu­tar gran­des pro­yec­tos an­tes de te­ner un gran plan in­te­gral que per­mi­ta un desa­rro­llo or­de­na­do de la ciu­dad. Con crí­ti­cas a la im­pro­vi­sa­ción, se re­ci­ben los dos úl­ti­mos anun­cios: una au­to­pis­ta que atra­vie­se la zo­na pro­te­gi­da de Ce­rro Blanco y co­nec­te con vía a la cos­ta y un com­ple­jo ha­bi­ta­cio­nal en la mis­ma zo­na. El más­ter plan, anun­cia­do por Cynt­hia Vi­te­ri, aún es­tá en idea.

EL DA­TO

Ru­ta. Desde el Mu­ni­ci­pio se anun­ció que ha­brá un más­ter plan, pe­ro no se conoce aún la fe­cha de pre­sen­ta­ción ni qué con­te­ni­do o pro­yec­tos ten­drá.

La ela­bo­ra­ción del plan más­ter de Gua­ya­quil no sin­to­ni­za con las ac­cio­nes re­cien­tes del Ca­bil­do: un es­tu­dio pa­ra cons­truir una au­to­pis­ta ha­cia el nue­vo ae­ro­puer­to, la pro­yec­ción de una se­gun­da fa­se de la ae­ro­vía so­bre Ur­de­sa o, más re­cien­te, el lan­za­mien­to de un nue­vo plan ha­bi­ta­cio­nal en vía a la cos­ta, don­de se asen­ta­rán 5.200 fa­mi­lias.

La lis­ta de me­ga­pro­yec­tos que pue­den re­sul­tar atrac­ti­vos en la ex­po­si­ción de obras de Gua­ya­quil, sin una ma­cro­pla­ni­fi­ca­ción que los en­ca­mi­ne a una agen­da in­te­gral de desa­rro­llo ur­bano, es un error que arras­tra con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas desde la ad­mi­nis­tra­ción del exal­cal­de Jai­me Ne­bot, coin­ci­den ex­per­tos y ex­fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les.

El dis­cur­so de ela­bo­rar un más­ter plan pa­ra la ciu­dad y en­cau­zar pro­yec­tos vá­li­dos aún es­tá en es­tu­dios, se­gún el ofre­ci­mien­to de la al­cal­de­sa Cynt­hia Vi­te­ri.

Sin em­bar­go, la cons­truc­ción de una ur­ba­ni­za­ción más en vía a la cos­ta, sin an­tes te­ner los re­sul­ta­dos del más­ter plan, no re­sul­ta tan ló­gi­co pa­ra la doc­to­ra en Ar­qui­tec­tu­ra e in­ves­ti­ga­do­ra Tereza Pé­rez de Mur­zi. Ella realizó en 2018 un es­tu­dio en el que ad­vir­tió so­bre los pro­ble­mas que se po­drían de­ri­var en ese sec­tor, al no con­tar con una pla­ni­fi­ca­ción ma­cro.

“No se tra­ta de opo­ner­se al desa­rro­llo ha­cia vía a la cos­ta. Se tra­ta de pla­ni­fi­car. Hay es­tu­dios de impacto am­bien­tal, trans­por­te... que se de­ben de con­si­de­rar. In­clu­so pa­ra sa­ber si hay otra al­ter­na­ti­va de desa­rro­llo”, se­ña­la Pé­rez.

Si se tu­vie­ra un plan, pien­sa Ma­ría Eloí­sa Ve­lás­quez, ar­qui­tec­ta es­pe­cia­lis­ta en Ges­tión Am­bien­tal, “se­gu­ra­men­te se de­be­rían ubi­car pro­gra­mas ha­bi­ta­cio­na­les den­tro de sec­to­res

en los que ya exis­ten ser­vi­cios bá­si­cos, pe­ro que es­tán aban­do­na­dos”, apun­ta.

No obs­tan­te, Vi­te­ri ase­gu­ra que sí se pla­ni­fi­ca, que es­te plan es­tá ata­do al plan más­ter de la ciu­dad. “Es­ta­mos rea­li­zan­do, por ejem­plo, la nue­va ter­mi­nal te­rres­tre de vía a la cos­ta; el nue­vo pa­ra­de­ro mul­ti­uso de esa zo­na, que tie­ne un cos­to de $ 3 mi­llo­nes. Es­ta­mos lle­gan­do con tu­be­rías de agua po­ta­ble y al­can­ta­ri­lla­do. Todo es­to es­tá pla­ni­fi­ca­do”, ar­gu­men­ta.

Sin em­bar­go, el ur­ba­nis­ta y ex­fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal Fe­li­pe Es­pi­no­za re­cuer­da que pla­ni­fi­car no se tra­ta so­lo de do­tar de ser­vi­cios, sino de ha­cer que un más­ter plan se in­cor­po­re a todo ese te­rri­to­rio. “Más aún si se quie­re plan­tear una po­lí­ti­ca de cre­ci­mien­to ha­cia el oes­te. Han co­men­za­do a rea­li­zar es­tu­dios de ten­tácu­los sin pre­ver el di­men­sio­na­mien­to del cre­ci­mien­to

que de­man­da­rá el ae­ro­puer­to y las áreas de su en­torno pró­xi­mo”, sos­tie­ne.

Que la nue­va ad­mi­nis­tra­ción mu­ni­ci­pal abra­ce el dis­cur­so de pla­ni­fi­car a Gua­ya­quil re­sul­ta acer­ta­do pa­ra Da­vid Hi­dal­go, ex­per­to en Pla­ni­fi­ca­ción Ur­ba­na y Te­rri­to­rio. Sin em­bar­go, sen­ten­cia, “es so­lo eso. Es to­mar el dis­cur­so, pe­ro man­te­ner las ac­cio­nes y la po­lí­ti­ca de in­ter­ven­ción del te­rri­to­rio en la ciu­dad de ad­mi­nis­tra­cio­nes an­te­rio­res”, opina.

Un ejem­plo que se su­ma a es­ta fal­ta de pla­ni­fi­ca­ción, re­cuer­da Hi­dal­go, es Ur­de­sa. Se re­fie­re a la in­ten­ción de crear la ex­ten­sión de Gua­yar­te, la cons­truc­ción sin so­cia­li­za­ción de un par­que, el anun­cio de la nue­va ae­ro­vía y la in­ten­ción de ha­cer fe­rias en la Víc­tor Emilio Es­tra­da, cri­ti­ca­dos por el Co­mi­té Pro De­fen­sa de Ur­de­sa en edi­cio­nes an­te­rio­res.

Otro he­cho re­cien­te fue el sin­nú­me­ro de reac­cio­nes ne­ga­ti­vas de am­bien­ta­lis­tas que de­jó la in­ten­ción de cons­truir dos tú­ne­les que atra­vie­sen el Bos­que Pro­tec­tor Ce­rro Blanco. Se­gún in­di­có Vi­te­ri ayer, so­lo se es­tán ha­cien­do es­tu­dios pa­ra de­ter­mi­nar su fac­ti­bi­li­dad.

Aun así, cues­tio­na Luis Al­fon­so Sal­tos, ur­ba­nis­ta y coor­di­na­dor del Ob­ser­va­to­rio Ciu­da­dano por el De­re­cho a la Ciu­dad y Es­pa­cios Pú­bli­cos, Gua­ya­quil ca­re­ce de pla­ni­fi­ca­cio­nes ma­cro. “De lo con­tra­rio, en ma­te­ria de mo­vi­li­dad, sus sis­te­mas de trans­por­te es­ta­rían in­te­gra­dos a la ló­gi­ca ur­ba­na. ¿Cuál es el nor­te si te­ne­mos una Me­tro­vía que re­cién avan­za su cuar­to tra­mo, de sie­te pro­yec­ta­dos ha­ce más de una dé­ca­da, que no han si­do con­clui­dos ni es­tán en pla­nes?”, cues­tio­na el ex­per­to.

La ur­be ha vi­vi­do una trans­for­ma­ción en el ser­vi­cio de bu­ses, ha crea­do co­rre­do­res via­les pa­ra re­or­ga­ni­zar el trán­si­to, in­clu­so en ca­lles que no so­por­tan su car­ga, co­mo la Es­me­ral­das. El Ca­bil­do lan­za el dis­cur­so del trans­por­te sos­te­ni­ble e in­clu­si­vo, con bu­ses eléc­tri­cos y con ram­pas hi­dráu­li­cas; “pe­ro se ol­vi­dan de la in­te­gra­ción del sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co”, se­ña­la.

En una carta en­via­da a EX­PRE­SO, el ge­ren­te de la ATM, An­drés Ro­che, ase­gu­ró que Gua­ya­quil sí tie­ne su plan de ma­cro­mo­vi­li­dad. Sal­tos lo in­vi­ta a so­cia­li­zar­lo. “Por­que la preo­cu­pa­ción es la in­te­gra­ción. ¿Cuál es el nor­te? ¿Cómo será la mo­vi­li­dad en 50 años? La Au­to­ri­dad de Trán­si­to Mu­ni­ci­pal de­be esa res­pues­ta”, reite­ra.

Que se trans­pa­ren­te con la ciu­da­da­nía la pla­ni­fi­ca­ción, más allá del dis­cur­so de ha­cer­lo, es pa­ra Sal­tos una for­ma de fis­ca­li­zar la la­bor mu­ni­ci­pal. Co­no­cer si se cumple o no lo pro­gra­ma­do. Y si se atra­só la agen­da, es ne­ce­sa­rio sa­ber cuá­les se­rán las so­lu­cio­nes.

La ar­qui­tec­ta Ve­lás­quez coin­ci­de con Sal­tos en que se de­be trans­pa­ren­tar e in­sis­te en no ha­cer pro­yec­tos suel­tos. “En­tien­do que aho­ra la Mu­ni­ci­pa­li­dad es­tá tra­ba­jan­do con áreas de pla­ni­fi­ca­ción. En­ton

EL DE­TA­LLE

Más­ter Plan. Aún no hay fe­cha de en­tre­ga o re­sul­ta­dos par­cia­les del ofre­ci­mien­to de la al­cal­día de Gua­ya­quil de ela­bo­rar un más­ter plan pa­ra Gua­ya­quil.

AL­GU­NOS DE LOS PRO­YEC­TOS MÁS CRI­TI­CA­DOS

GUA­YAR­TE 2

La in­ten­ción del vi­ceal­cal­de Josué Sán­chez de lle­var la ex- ten­sión de Gua­yar­te al par­que de Ur­de­sa ori­gi­nó crí­ti­cas den­tro de esa ciu­da­de­la. Los ve­ci­nos creen que hoy el lu­gar de es­par­ci­mien­to cumple sus fun­cio­nes y re­ci­ben co­mo una ame­na­za el pro­yec­to que, di­cen, pre­ten­de pri­va­ti­zar, otra vez, el es­pa­cio pú­bli­co.

AE­RO­VÍA

El sis­te­ma de trans­por­te ae­ro­sus­pen­di­do no so­lo dio de qué ha­blar por­que su cons­truc­ción pa­sa por zo­nas que cu­bren pro­pie­da­des o bie­nes pa­tri­mo­nia­les, tam­bién por­que Gua­ya­quil pa­ga- rá 114 mi­llo­nes de dó­la­res, de 134 que cues­ta la obra, sin ver nin­gu­na ren­ta­bi­li­dad de los in­gre­sos.

AE­RO­PUER­TO

Ex­per­tos han ad­ver­ti­do que lle­var el ae­ro­puer­to a Dau­lar pue­de aca­rrear in­va­sio­nes, pro­gra­mas ha­bi­ta­cio­na­les, afectación a la na­tu­ra­le­za y, en definitiva, la con­cre­ción de una nue­va ciu­dad den­tro de Gua­ya­quil, que ne­ce­si­ta­rá ser­vi­cios y ten­drá que li­diar con la ne­ce­si­dad de trans­por­te pú­bli­co.

ces, de­be­ría es­pe­rar­se a los re­sul­ta­dos de los es­tu­dios que ha ofre­ci­do. No se pue­den ha­cer obras de vi­vien­da, o tan sig­ni­fi­ca­ti­vas co­mo el ae­ro­puer­to de Dau­lar o la Ae­ro­vía, sin an­tes te­ner los re­sul­ta­dos de los es­tu­dios. (...) Lo que veo es que, a ve­ces, los pro­yec­tos apa­re­cen de for­ma loa­ble, pe­ro sin un orien­te”, ma­ni­fies­ta la experta.

La ne­ce­si­dad de trans­pa­ren­tar la pla­ni­fi­ca­ción a lar­go pla­zo de Gua­ya­quil no le in­tere­sa so­lo a los ex­per­tos, sino a los ba­rrios que in­te­gran la ciu­dad y que, a ve­ces, se ven ex­clui­dos de esos pro­ce­sos de par­ti­ci­pa­ción que la ley les ga­ran­ti­za.

Es el ca­so del nue­vo Co­mi­té Pro De­fen­sa de Ur­de­sa. El vi­ce­pre­si­den­te de esa or­ga­ni­za­ción, Fernando Am­pue­ro, re­cuer­da que hay tres ofi­cios en­via­dos al Mu­ni­ci­pio de Gua­ya­quil, en­tre di­ciem­bre y fe­bre­ro, que so­li­ci­tan au­dien­cia con la al­cal­de­sa Vi­te­ri pa­ra so­cia­li­zar el plan de or­de­na­mien­to en la zo­na, a pro­pó­si­to de los re­cien­tes anun­cios: Ae­ro­vía, Gua­yar­te y pea­to­na­li­za­ción tem­po­ral. Aún no hay res­pues­ta.

Es­te gru­po de ciu­da­da­nos prepara ac­tual­men­te su pro­pio plan de or­de­na­mien­to. “Se su­po­ne que es el Mu­ni­ci­pio de Gua­ya­quil el que de­be ha­cer­lo; pe­ro to­ma­re­mos las rien­das co­mo ejem­plo de par­ti­ci­pa­ción”, ade­lan­ta Jacobo Quin­te­ro, coor­di­na­dor de la co­mi­sión ju­rí­di­ca del co­mi­té.

Has­ta ma­yo, to­dos los ca­bil­dos tie­nen pla­zo pa­ra ha­cer co­no­cer su plan de or­de­na­mien­to te­rri­to­rial, un re­qui­si­to es­ta­tal que se trans­pa­ren­ta ca­da vez que se ini­cia una nue­va ad­mi­nis­tra­ción. Gua­ya­quil no es la úni­ca ciu­dad que no ha cum­pli­do. El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Mu­ni­ci­pa­li­da­des del Ecua­dor, Raúl Del­ga­do, ad­vir­tió ayer que mu­chos go­bier­nos lo­ca­les no po­drán cum­plir con el pla­zo (ver sub­no­ta).

VO­CES

CYNT­HIA VI­TE­RI, al­cal­de­sa de

Gua­ya­quil

Es un or­gu­llo pre­sen­tar nues­tro pri­mer plan de vi­vien­da, por lo que da­mos un aplau­so a la em­pre­sa pri­va­da com­pro­me­ti­da con la ciu­dad, pa­ra que crez­ca de ma­ne­ra or­de­na­da y pla­ni­fi­ca­da.

TEREZA PÉ­REZ, doc­to­ra en Ar­qui­tec­tu­ra y es­pe­cia­lis­ta en

ur­ba­nis­mo

La for­ma co­mo se ha con­ce­bi­do el cre­ci­mien­to es lo que es­tá mal. En es­te ca­so son ciu­da­de­las ce­rra­das, con vi­vien­das uni­fa­mi­lia­res. Cre­cien­do de mo­do dis­per­so...

MA­RÍA ELOI­SA VE­LÁS­QUEZ,

ar­qui­tec­ta, es­pe­cia­lis­ta en

Ges­tión Am­bien­tal.

Los pa­rá­me­tros que ya se con­si­de­ran en otros paí­ses, por­que ellos ya vie­ron las con­se­cuen­cias, en Gua­ya­quil to­da­vía no se con­si­de­ran. Se­gui­mos ha­cien­do lo mis­mo.

RAÚL DEL­GA­DO, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Mu­ni­ci­pa­li­da­des

del Ecua­dor

No los po­dría­mos cum­plir (los pla­nes de or­de­na­mien­to) por­que la nor­ma técnica que tie­ne que en­tre­gar el Mi­du­vi re­cién la so­cia­li­za­ron en enero. No nos dan las tiem­pos.

DA­VID HI­DAL­GO, ex­per­to en ges­tión ur­ba­na y

pla­ni­fi­ca­ción

El cre­ci­mien­to ha­cia vía a la cos­ta crea­rá mo­no­po­lios in­mo­bi­lia­rios (...) mien­tras se ex­tien­de el tra­za­do ur­bano de for­ma in­ne­ce­sa­ria, por in­tere­ses po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos.

FERNANDO AM­PUE­RO, vi­ce­pre­si­den­te del Co­mi­té Pro De­fen­sa de

Ur­de­sa

Ur­de­sa prepara su pro­pio plan de or­de­na­mien­to, una ini­cia­ti­va pio­ne­ra en la ciu­dad. Es­pe­ra­mos te­ner au­dien­cia pa­ra es­ta­ble­cer un ejem­plo de pla­ni­fi­ca­ción más par­ti­ci­pa­ti­va.

Desa­rro­llo. Gua­ya­quil cre­ce ha­cia su oes­te, en me­dio de pro­yec­tos que los ex­per­tos ven co­mo “so­lu­cio­nes par­che”.

CH­RIS­TIAN VÁS­CO­NEZ / EX­PRE­SO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.