Dos ge­ne­ra­cio­nes, el mis­mo ru­bor

Dos parejas, es­po­sos y no­vios, cuen­tan sus ro­man­ces en épo­cas di­fe­ren­tes ❚ El 14 de fe­bre­ro es es­pe­cial pa­ra todas las eda­des

Diario Expreso - - Portada - GELITZA RO­BLES ro­[email protected] ■ GUA­YA­QUIL

Unos jó­ve­nes ade­lan­ta­ron ayer el Día del Amor con un ca­ri­ño­so ges­to a adul­tos ma­yo­res. Ser de­ta­llis­ta con la pa­re­ja no es cues­tión de edad co­mo de­mues­tran las ocho his­to­rias ro­mán­ti­cas de jó­ve­nes y ma­yo­res.

Lo que más que­ría Ru­bén Manrique, un sá­ba­do de enero de 1966, era pe­dir­le al papá de su ama­da Carlota Suá­rez, que le per­mi­tie­ra ca­sar­se con ella. Te­nían dos años de un no­viaz­go se­cre­to. El mú­si­co, que en ese en­ton­ces te­nía 27 años, ja­más ha­bía cru­za­do pa­la­bra con la fuen­te de ce­los que era su sue­gro.

Acep­tó y un mes des­pués, el 14 de fe­bre­ro de 1966, Ru­bén y Carlota, que aho­ra tie­nen 81 y 75, ce­le­bra­ron su ma­tri­mo­nio ci­vil. Hoy, jus­to en el Día de San Va­len­tín, es su aniver­sa­rio 54. Le­jos de es­co­ger esa fe­cha por ser ‘el Día del Amor’, ellos sim­ple­men­te la to­ma­ron por­que era la fe­cha más pró­xi­ma pa­ra rea­li­zar el trá­mi­te ci­vil.

“An­tes no se ce­le­bra­ba eso de San Va­len­tín”, di­ce Carlota y re­cal­ca que a Ru­bén le ur­gía vi­vir con ella pa­ra siem­pre. Él la es­cu­cha y asien­te. So­lo la in­te­rrum­pe pa­ra re­crear con pre­ci­sión, y una son­ri­sa tí­mi­da, las me­di­das 85-54-85 que su es­po­sa te­nía cuan­do la co­no­ció.

Me­dio si­glo des­pués, el Día de San Va­len­tín po­ne a co­rrer a Gabriela Sar­mien­to. La jo­ven, de 22 años, le tie­ne una sor­pre­sa a su no­vio Ja­vier Cor­ne­jo. Hoy le lle­ga­rá a su ofi­ci­na.

Ellos tie­nen un año y tres me­ses de re­la­ción y, aun­que pre­fie­ren no ha­cer­lo el 14, ce­le­bran el ‘Día del Amor’ a lo gran­de. El año pa­sa­do fue­ron a Mia­mi y es­te fin de se­ma­na se irán a la pla­ya.

Am­bas parejas, en dis­tin­tas ge­ne­ra­cio­nes, tie­nen mo­ti­vos pa­ra que es­te día le rin­dan tri­bu­to al amor que los unió. Un amor que, re­cuer­da Carlota, ella y Ru­bén vi­vie­ron dis­tin­to a lo que ex­pe­ri­men­tan Gabriela y Ja­vier.

A los es­po­sos, que tie­nen cua­tro hi­jos y ocho nie­tos, ni se les ha­bría si­quie­ra ocu­rri­do ir­se so­los de via­je, co­mo lo ha­cen Gabriela y Ja­vier. Pa­ra an­dar de la mano o to­mar un he­la­do, dis­po­nían de ape­nas unas horas. Carlota te­nía que men­tir y de­cir que iba a ha­cer com­pras al cen­tro pa­ra ver a su ama­do.

Has­ta la for­ma de co­no­cer­se dis­ta tan­to co­mo los años que los se­pa­ran. Ru­bén, que men­cio­na exac­to el día en que vio a Carlota por pri­me­ra vez, se que­dó em­be­le­sa­do con la be­lle­za y la voz de aque­lla jo­ven que en­tró al conservato­rio don­de tra­ba­ja­ba. Era mú­si­co y le ha­bían pe­di­do que guia­ra a una can­tan­te que lle­ga­ría allí el 17 de fe­bre­ro del 64. Desde ese mo­men­to, ja­más se se­pa­ra­ron.

En cam­bio Ja­vier y Gabriela se conocieron el 24 de agos­to de 2018, en una fiesta en la que so­lo hu­bo in­di­fe­ren­cia. Fue un me­me, en una his­to­ria de Ins­ta­gram, el que le abrió la puer­ta al

amor, dos se­ma­nas des­pués.

Los chats en­tre am­bos fue­ron eter­nos. Lue­go hu­bo una in­vi­ta­ción al cine, a ver un partido de fút­bol y, fi­nal­men­te, se ‘ama­rra­ron’ el 17 de oc­tu­bre en un res­tau­ran­te de Puer­to Santa Ana.

Ellos, a di­fe­ren­cia de la ur­gen­cia que Ru­bén tu­vo pa­ra ca­sar­se con Carlota, no pien­san en el ma­tri­mo­nio. Su prio­ri­dad es pro­fe­sio­na­li­zar­se, viajar. De he­cho, pre­fie­ren no bo­ce­tear el fu­tu­ro, ni un ho­gar, ni la lle­ga­da de hi­jos. Su amor sig­ni­fi­ca la com­pa­ñía y el apo­yo que em­pe­zó a cre­cer desde el día en que un me­me los en­gan­chó.

Si a am­bas parejas le die­ran ele­gir en qué épo­ca ha­ber vi­vi­do su amor, ni lo pien­san. En la

que les to­có. Carlota y Ru­bén creen que a las parejas jó­ve­nes ac­tua­les les fal­ta pa­cien­cia y apren­der a con­ver­sar so­bre los pro­ble­mas.

Ja­vier y Gabriela no po­drían vi­vir sin la in­de­pen­den­cia y com­pro­mi­so in­di­vi­dual de la que disfrutan en su re­la­ción de hoy. Pe­ro a pe­sar de las di­fe­ren­cias de tiem­po, cos­tum­bres e in­tere­ses, am­bas creen que el res­pe­to es el regalo per­fec­to que todo enamo­ra­do no so­lo de­be dar en San Va­len­tín, sino to­dos los días.

EL DE­TA­LLE

Bo­da. An­tes, la bo­da era una obli­ga­ción pa­ra que Carlota y Ru­bén vi­vie­ran jun­tos. Gabriela y Ja­vier, en un fu­tu­ro, pre­fe­ri­rían ex­pe­ri­men­tar la con­vi­ven­cia an­tes de ca­sar­se.

MI­GUEL CA­NA­LES / EX­PRE­SO

1 1. Des­can­so. Ru­bén y Carlota, que aho­ra vi­ven so­los, ce­le­bra­rán su unión en casa, jun­tos.

CH­RIS­TIAN VI­NUE­ZA-FREDDY RODRÍGUEZ / EX­PRE­SO

2 2. Via­je. Ja­vier y Gabriela se irán de via­je a la pla­ya pa­ra fes­te­jar San Va­len­tín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.