El Gua­ya­quil manso

Hu­bo po­ca afluen­cia en el norte y cen­tro. No ocu­rre lo mis­mo en el sur

Diario Expreso - - Portada -

Mien­tras si­guen arre­cian­do las crí­ti­cas de ciu­da­da­nos y del mis­mo Gobierno a la po­bla­ción desobe­dien­te, hay un Gua­ya­quil manso y cons­cien­te que aca­tó la or­den de que­dar­se en ca­sa. En el par­que Se­mi­na­rio, las igua­nas cam­pan a sus an­chas.

Las nue­vas medidas de seguridad pa­ra evi­tar la pro­pa­ga­ción del COVID-19 no fre­nan a los ha­bi­tan­tes de di­ver­sos sec­to­res de Gua­ya­quil, que to­da­vía in­cum­plen con el ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo. EX­PRE­SO reali­zó un re­co­rri­do ayer, y cons­ta­tó que algunos pea­to­nes re­co­rrían el cen­tro de la ciu­dad con di­fe­ren­tes pro­pó­si­tos, ya sea pa­ra com­prar me­di­ci­nas o pa­sear a sus mas­co­tas.

Aun­que los es­pa­cios pú­bli­cos es­tán ce­rra­dos, Pe­dro Moreno, en­car­ga­do del man­te­ni­mien­to del par­que Se­mi­na­rio, si­tua­do al fren­te de la Ca­te­dral Me­tro­po­li­ta­na, pa­sea­ba en el in­te­rior de es­ta em­ble­má­ti­ca área verde por­te­ña en la que ha­bi­tan de­ce­nas de igua­nas.

Su pre­sen­cia mo­ti­vó a los rep­ti­les a sa­lir de los es­tan­ques y des­cen­der de los ár­bo­les. Moreno traía tres fun­das lle­nas de gui­neo y pa­pa­ya pa­ra ali­men­tar­las, pe­ro la­men­tó no traer le­chu­ga, el ali­men­to que, a su jui­cio, está es­ca­so y es el fa­vo­ri­to de es­tos ani­ma­les.

“Ven­go pa­san­do un día. Des­de mi ca­sa corto las fru­tas. Y en el ca­so de las tor­tu­gas, se les da ba­lan­cea­do. Tam­bién les he traí­do za­naho­ria”, de­ta­lló.

La tran­si­ta­da ave­ni­da 9 de Oc­tu­bre es­tu­vo de­sola­da. An­gé­li­ca Gómez, ha­bi­tan­te del sec­tor, se­ña­ló que por es­te mo­ti­vo sin­tió “paz” pa­ra rea­li­zar su trabajo des­de ca­sa.

Ven­go pa­san­do un día al par­que Se­mi­na­rio pa­ra dar­les de co­mer a las igua­nas y tor­tu­gas.

PE­DRO MORENO, tra­ba­ja­dor pri­va­do

“Hay que aca­tar las medidas, lo bueno es que sa­le una persona por fa­mi­lia y así de­be­rían ha­cer­lo”, re­co­men­dó.

En tan­to que en otros sec­to­res del cen­tro, so­lo aten­dían far­ma­cias y po­cos su­per­mer­ca­dos. Las ban­cas de la pla­za San

Fran­cis­co, por ejem­plo, es­ta­ban ocu­pa­das por per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle y ex­tran­je­ros sin ho­gar. Un guar­dia de seguridad del sec­tor la­men­tó que el si­tio se pue­da con­ver­tir en un fo­co de in­fec­ción por las de­ce­nas de per­so­nas (in­clu­so niños) que duer­men allí.

“De­be­ría al­guien ha­cer al­go por ellos. Al mo­men­to del to­que de queda lle­gan y se pueden con­ta­giar”, se que­jó.

En tan­to que en el sur de la ur­be, hu­bo lar­gas fi­las de ciu­da­da­nos en las afueras de far­ma­cias y su­per­mer­ca­dos. Asi­mis­mo, en algunos lo­ca­les co­mer­cia­les no se res­pe­tó la medida de prevención de es­tar dis­tan­cia­dos por al me­nos un me­tro.

En los mer­ca­dos in­for­ma­les de la is­la Tri­ni­ta­ria, al pie de la ave­ni­da Pe­ri­me­tral, los usua­rios se aglo­me­ra­ron des­de tem­prano pa­ra ad­qui­rir ver­du­ras y mascarilla­s.

Lo mis­mo ocu­rrió en la ca­lle Q, donde con tri­ci­mo­tos y tri­ci­clos los ciu­da­da­nos re­tor­na­ban a sus ho­ga­res.

VA­LEN­TI­NA ENCALADA / EX­PRE­SO

1

VA­LEN­TI­NA ENCALADA / EX­PRE­SO

2 Un po­co de cal­ma en el norte y aje­treo en el sur 1. Cen­tro. Las em­ble­má­ti­cas igua­nas y tor­tu­gas que ha­bi­tan en el par­que Se­mi­na­rio, sin es­pec­ta­do­res . 2. Sur. To­da­vía se re­gis­tran aglo­me­ra­cio­nes de per­so­nas en mer­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.