Fe­mi­ci­dio, con un hi­jo de la pa­re­ja co­mo tes­ti­go

El sos­pe­cho­so le ases­tó dos pu­ña­la­das ❚ El hi­jo de la pa­re­ja ha­bría ob­ser­va­do el fe­mi­ci­dio en San Mi­guel de los Ban­cos

Diario Expreso - - Portada - QUI­TO

Un ado­les­cen­te fue quien dio avi­so del ase­si­na­to de su ma­dre a ma­nos de su pa­dre, en Pi­chin­cha.

El hi­jo de Paola Li­mai­co co­rrió a la ca­sa de su tío, Án­gel Ba­rrei­ro. “Mi pa­pá apu­ña­ló a mi ma­má”, le con­tó el asus­ta­do ado­les­cen­te, de 14 años.

El he­cho de san­gre ocu­rrió en el ba­rrio Pit­za­rá, en el can­tón San Mi­guel de los Ban­cos, al no­roc­ci­den­te de Pi­chin­cha. Ayer es­ta­ba pre­vis­to el se­pe­lio de la mu­jer, de 38 años, ase­si­na­da la no­che del miér­co­les.

“Lle­gué a la es­ce­na des­pués de que ese se­ñor co­me­tie­ra el cri­men”, re­la­tó Ba­rrei­ro, quien arri­bó con otro alle­ga­do has­ta la mor­gue de Qui­to pa­ra re­ti­rar el ca­dá­ver. La fa­mi­lia via­jó des­de Los Ban­cos la tar­de del jue­ves.

Ba­rrei­ro ex­pli­có que su so­brino fue a dar­le la tris­te no­ti­cia cer­ca de las 22:00 de ese día y pen­sa­ron que la víc­ti­ma aún po­dría es­tar vi­va. Has­ta cre­ye­ron que al­guien po­día ha­ber­la lle­va­do in­me­dia­ta­men­te a un cen­tro de sa­lud.

En­ton­ces se di­ri­gie­ron a la ca­sa don­de ocu­rrió el cri­men.

El hi­jo de la víc­ti­ma y su tío se to­pa­ron con la cruen­ta es­ce­na. La se­ño­ra es­ta­ba ten­di­da en la ca­lle, sin sig­nos vi­ta­les, y cer­ca de ella es­ta­ban par­quea­das una ambulancia y una ca­mio­ne­ta del Cuer­po de Bom­be­ros.

El her­mano de la fa­lle­ci­da con­tó a es­te Dia­rio que, pa­ra él, el prin­ci­pal sos­pe­cho­so del cri­men es la ex­pa­re­ja de Paola Li­mai­co. No obs­tan­te, ad­mi­tió no co­no­cer los mo­ti­vos que ori­gi­na­ron el pre­sun­to fe­mi­ci­dio.

Su­pues­ta­men­te, el ex­con­vi­vien­te ha­bría arri­ba­do al do­mi­ci­lio de la mu­jer en es­ta­do etí­li­co. “Allí la ha­bría ame­na­za­do con el cu­chi­llo y se lo pu­so en el cue­llo”, ex­pre­só Ba­rrei­ro.

Ella le exi­gió que la de­ja­ra en paz y se mar­cha­ra. Pe­ro, al pa­re­cer, se ini­ció una pe­lea cer­ca de unas es­ca­le­ras de la vi­vien­da. Fue en ese mo­men­to cuan­do Li­mai­co re­ci­bió dos pu­ña­la­das: una en la gar­gan­ta y otra en el pe­cho. Es­ta ver­sión la dio su pa­dre Vi­cen­te Li­mai­co.

He­ri­da de muer­te, la agre­di­da sa­lió a pe­dir ayu­da. Pe­ro per­dió las fuer­zas en el pa­tio de la ca­sa. Al­guien su­pues­ta­men­te in­ten­tó ayu­dar­la y con ese fin la lle­vó has­ta la ca­lle, don­de se con­fir­mó su de­ce­so, an­tes de la me­dia­no­che.

La úl­ti­ma vez que Vi­cen­te Li­mai­co se con­tac­tó con su hi­ja fue ha­ce más de una se­ma­na. “Ten­go problemas de bron­qui­tis y ella me di­jo que le con­ta­ra cual­quier co­sa”, men­cio­nó el adul­to ma­yor.

Los deu­dos de­ta­lla­ron que la víc­ti­ma no tra­ba­ja­ba. Se de­di­ca­ba a los queha­ce­res de su ho­gar. No pre­ci­sa­ron el tiem­po que es­tu­vo se­pa­ra­da del pa­pá de su hi­jo ni tam­po­co si hu­bo mal­tra­tos pre­vios.

So­bre el ase­sino, pre­su­men que pu­do es­ca­par por el río Pa­chi­jal. Sin em­bar­go, has­ta ayer no ha­bía pis­tas con­cre­tas.

EL DE­TA­LLE

Fe­mi­ci­dios Has­ta la tar­de del 15 de ma­yo, la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do re­gis­tra­ba 18 fe­mi­ci­dios du­ran­te el 2020. En es­tos días se su­ma­ron tres ca­sos más.

LA FRA­SE

El ex­con­vi­vien­te la ha­bría ame­na­za­do con un cu­chi­llo y se lo pu­so en el cue­llo

ÁN­GEL BA­RREI­RO fa­mi­liar de la víc­ti­ma

CORTESÍA / EX­PRE­SO

Cri­men. El ca­dá­ver de Paola Li­mai­co que­dó ten­di­do en la ca­lle, mien­tras su ase­sino hu­yó por un río.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.