Diario Expreso

Montalvo después del domingo

- FRANCISCO HUERTA MONTALVO colaborado­res@granasa.com.ec

“De Cosmopolit­a hemos bautizado a este periódico y procurarem­os ser ciudadanos de todas las naciones, ciudadanos del universo, como decía un filósofo de los sabios tiempos”, así presentaba Montalvo en la primera de sus nueve entregas llamadas Libros, el trabajo de periodismo político. De ese modo lo conceptuab­a Montalvo, con mirada profundame­nte ecuatorian­a, pero con proyección continenta­l y mundial, tal como lo debemos hacer ahora respecto a la victoria electoral que acaba de ocurrir. En su tiempo, Montalvo luchó bravamente contra el retorno al poder de García Moreno, a finales de la sexta década del siglo XIX. En época en que algunos añoraban el retorno del tirano al que Carrión llamó “Grande”, Juan Montalvo, nacido en Ambato un día como hoy, 13 de abril de 1832, fue mucho más que el autor de la frase “mi pluma lo mató”, usada en referencia a la muerte de García Moreno en 1875: el ambateño fue constructo­r de ideas y de ideales de ciudadanía, rebelde y patriótico luchador en contra de los dictadores de todos los pelajes.

En los días que corren, recordar a Juan Montalvo es traer a valor presente las ideas que nos dieron fuerza antaño para no permitir el retorno al pensamient­o único; un primer paso ha sido dado para combatir la pérdida de libertades y la desunión que tiene fuente en la inexistenc­ia de un gran proyecto de unidad nacional. Luego del reciente resultado electoral, bien cabe recordar que con el natalicio de Montalvo celebramos igualmente el Día del Maestro Ecuatorian­o. En efecto, nos sigue guiando el insigne ambateño, el de la pluma de acero y no cabe traicionar su pensamient­o. Alto ha sido el costo pagado para gozar de libertades, y alto el que

Bien vale conmemorar con el Cervantes Americano, una nueva jornada en pro de las libertades ecuatorian­as’.

estamos dispuestos a seguir pagando para mantenerla­s. Comencemos con esperanza una nueva jornada en la marcha hacia el futuro de este gran Ecuador, por la calidad de su pueblo que en ocasiones, por la mala de sus dirigentes, parece un país de eterno prólogo. La brillante jornada del domingo sugiere ser el reflejo de la voluntad de escribir nuevas páginas, que nos pongan en la ruta del éxito, en especial el de los más pobres, de modo que reverdezca la esperanza de disfrutar el pan con libertad. ¡Que la memoria de Montalvo así lo estimule!

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador