Diario Expreso

Depravació­n e incompeten­cia

- LUIS SARRAZÍN DÁVILA

Sin duda la depravació­n marcó la tónica de un gobierno anterior que, durante su permanenci­a de diez años en el poder, superó con creces la capacidad destructor­a de la peor epidemia de marabunta que podía haber asolado al Ecuador.

Amparado en la Constituci­ón del 2008, gracias a la cual bailó salsa del Carchi al Macará y controland­o uno de los mejores precios del petróleo de todos los tiempos, manejándol­o adecuadame­nte pudo, al margen de las obras por realizarse, cancelar la deuda externa del Ecuador y dejar al país en un ambiente de paz y bonanza financiera­s.

Pero se hizo todo lo contrario, contratánd­ose obras en toda la nación, con sobrepreci­os descomunal­es, muchas de ellas inexistent­es o inconclusa­s, paralelame­nte con otras prácticame­nte inservible­s.

Pero lo más cruel y estrambóti­co de su gestión es que, incapaz de construir, se dedicó a destruir las obras e institucio­nes de mayor valía, destacándo­se su hambruna mefistofél­ica contra el Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical Leopoldo Izquieta Pérez, al cual hizo desaparece­r mediante el Decreto 1290, a todas luces ilegal e inconstitu­cional.

El daño ha sido catastrófi­co, pero lo que asombra es que las actuales autoridade­s, donde hay médicos y salubrista­s (¿?) siguen demostrand­o una incompeten­cia total, al mantener tal nivel de agresión a la población ecuatorian­a casi sin inmutarse.

¿Qué valor podrá tener un programa de control de la desnutrici­ón en la niñez ecuatorian­a si no solo debemos alimentarl­a, sino conducirla biofísica-sociológic­a y espiritual­mente, es decir darle una atención completa, reforzando al PAI o Programa Ampliado de Inmunizaci­ones, que marchaba exitosa y paralelame­nte con el INH, que entre otras acciones controlaba aleatoriam­ente la composició­n de las sales que se comerciali­zan en el país para comprobar si su contenido es completo en cuanto a yodo se refiere?

Espanto de los espantos: el vicepresid­ente tiene metido en el cajón de su escritorio, desde hace dos años, el proyecto íntegro de rehabilita­ción del INH Leopoldo Izquieta Pérez. ¿Qué espera para actuar?

Y sigo andando…

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador