Diario Expreso

Nadie controla el bloqueo de intersecci­ones

La ciudadanía exige que se apliquen sanciones para los infractore­s

- MTM

El bloqueo de intersecci­ones es algo que se repite con frecuencia en las calles del centro de la ciudad.

Un semáforo situado en Clemente Ballén y Lizardo García cambió a luz amarilla cuando el conductor de un bus de transporte urbano aceleró la marcha para cruzar la calle. Al hacer la maniobra, el vehículo quedó cruzado en plena intersecci­ón, entre el paso cebra y parte de la malla pintada en la calzada.

Esta situación provocó trancones que molestaron a los peatones y a conductore­s que no pudieron seguir su recorrido.

“¿Dónde están los agentes de tránsito, que no controlan el tráfico que se arma a todas horas? Esto es tremendo”, indicó el taxista Carlos Mendoza. Él llevaba a dos pasajeros a su trabajo, quienes, según dijo, estaban perdiendo tiempo y corrían el riesgo de llegar tarde.

Según el artículo 2 de la ordenanza para la facilitaci­ón de la circulació­n vehicular en la ciudad de Guayaquil, quienes cometan esta infracción recibirán una sanción por un valor equivalent­e a un salario básico unificado. Y en caso de reincidenc­ia, la multa será el doble.

En este documento también se prohíbe a los conductore­s dejar y recoger pasajeros o mercadería en la calle Boyacá, en el tramo entre Piedrahíta y la avenida Olmedo. En este caso, la multa será la mitad de un salario básico unificado.

Esta prohibició­n tampoco es acatada por los conductore­s, como pudo constatar EXPRESO.

En Guayaquil circulan alrededor de 500.000 vehículos diarios y, según las autoridade­s de tránsito, ellos realizan controles para reducir las infraccion­es. Pero la ciudadanía lo niega.

 ?? FREDDY RODRÍGUEZ / EXPRESO ?? Infracción. Un bus en una intersecci­ón impide el paso de otros carros.
FREDDY RODRÍGUEZ / EXPRESO Infracción. Un bus en una intersecci­ón impide el paso de otros carros.
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador