PA­SOS PA­RA UN DELINEADO PER­FEC­TO

Dominguero - - Estar Guapa -

Tra­zo im­pe­ca­ble

Con­se­guir un tra­zo im­pe­ca­ble a la ho­ra de de­li­near los pár­pa­dos no es al­go sen­ci­llo, por lo que te de­ja­mos un tip pa­ra que lo pon­gas en prác­ti­ca. Co­ge el de­li­nea­dor y marca con él unos pun­tos jus­to en­ci­ma de las pes­ta­ñas. Es­to te ayu­da­rá a se­ña­lar el re­co­rri­do de la lí­nea que tra­za­rás a con­ti­nua­ción.

Cor­tos y rá­pi­dos

An­tes de abrir el en­va­se del de­li­nea­dor agí­ta­lo pa­ra evi­tar los gru­mos. Lue­go em­pie­za a di­bu­jar la lí­nea en el pár­pa­do su­pe­rior. Haz el tra­za­do desde el la­gri­mal ha­cia fue­ra y ve co­nec­tan­do los pun­tos que mar­cas­te an­tes. Los tra­zos se­rán cor­tos y rá­pi­dos pa­ra con­se­guir una lí­nea uni­for­me y po­der co­rre­gir des­pués los po­si­bles erro­res.

El ra­bi­llo

Una vez que ha­yas com­pro­ba­do que ha que­da­do bien, re­pá­sa­la y haz­la más grue­sa si lo pre­fie­res. Si quie­res con­se­guir un efec­to de mi­ra­da le­van­ta­da o unos ojos más al­men­dra­dos, lle­va el tra­zo fi­nal, li­ge­ra­men­te, ha­cia la sien, es de­cir tra­za co­mo un pe­que­ño ‘ ra­bi­llo’ en la par­te ex­ter­na del ojo.

Dé­ja­lo se­car

Si no pue­des o no te gus­ta es­pe­rar a que se se­que el de­li­nea­dor pa­ra dar­le una re­pa­sa­da, pue­des usar uno de se­ca­do rá­pi­do. De lo con­tra­rio, lo acon­se­ja­ble es de­jar pa­sar unos se­gun­dos an­tes de vol­ver­lo a pa­sar o apli­car otros pro­duc­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.