¿ QUIÉ­NES PER­TE­NE­CEN A LA GE­NE­RA­CIÓN “NOMO”?

El nom­bre co­rres­pon­de a la fra­se ‘ Not Mot­hers’( no ma­dres) y ca­da día co­bra más fuer­za, so­bre to­do en el mun­do del es­pec­tácu­lo, sin em­bar­go mu­chas mu­je­res al­re­de­dor del pla­ne­ta de­ci­den al­zar la voz.

Dominguero - - Familia -

Ca­da día son más las mu­je­res que abo­gan por no te­ner hi­jos, lo que se ha con­ver­ti­do en una de­ci­sión ha­bi­tual pa­ra la fé­mi­na mo­der­na, que ha co­lo­ca­do en el cen­tro del de­ba­te esta idea. En­tre las di­fe­ren­tes ra­zo­nes que tie­nen pa­ra pos­po­ner o eva­dir la ma­ter­ni­dad fi­gu­ran fac­to­res co­mo el eco­nó­mi­co o falta de tiem­po. Tam­bién tie­nen co­mo ob­je­ti­vo con­se­guir un car­go la­bo­ral de ma­yor es­ta­tus o sim­ple­men­te quie­ren pre­pa­rar­se en el ám­bi­to aca­dé­mi­co. Sin em­bar­go, aun­que no es un re­qui­si­to ser ma­dre pa- ra sen­tir­se una mu­jer rea­li­za­da, la so­cie­dad aún no com­pren­de cuan­do una mu­jer no desea te­ner hi­jos. Mir­na Taiano, es­tu­dian­te uni­ver­si­ta­ria de 29 años, quien es­tá ac­tual­men­te ca­sa­da, co­men­ta que des­de pe­que­ña no se vio idea­li­za­da co­mo ma­dre, sino dis­fru­tan­do de la vi­da, en­fo­cán­do­se más allá, no tie­ne esa ne­ce­si­dad y no sien­te el de­seo de se­guir ese ré­gi­men so­cial. ” No quie­ro afrontar la ma­ter­ni­dad por­que no la quie­ro. Ser mu­jer no te ha­ce ne­ce­sa­ria­men­te ma­dre. Te­ner un úte­ro no te ha­ce ma­ter­nal”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.