NO REVISARLAS A TIEM­PO Y QUE NO ESTÉN DISEÑADAS SE­GÚN TU GUSTO

Dominguero - - Tema -

Es­co­ger un tex­to ba­ja­do del in­ter­net que no los iden­ti­fi­ca. Que no los re­pre­sen­te co­mo pa­re­ja, eli­gien­do co­lo­res fuer­tes. So­bre­car­gar mu­cho la in­vi­ta­ción, pre­ten­der trans­mi­tir en ella to­dos los de­ta­lles de la bo­da: flo­res, co­lo­res, te­má­ti­ca. Erro­res or­to­grá­fi­cos u omi­sión de le­tras o pa­la­bras, es­tas co­sas son im­per­do- na­bles, pe­ro pue­den pa­sar, hay que to­mar­se el tiem­po pa­ra re­vi­sar el mo­de­lo de las in­vi­ta­cio­nes pre­vio a man­dar­las a im­pri­mir, ade­más de los nom­bres. En­car­gar las in­vi­ta­cio­nes muy tar­de y man­dar­las de más. No res­pe­tar la re­la­ción en­tre el es­ti­lo de la bo­da y el de la in­vi­ta­ción. Ma­la elec­ción de los co­lo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.