Un co­li­brí más ( y no es cual­quie­ra)

Ecuador Terra Incognita - - NOTAS -

Con­tra to­da ex­pec­ta­ti­va, en abril de 2017 un or­ni­tó­lo­go ecua­to­riano (Fran­cis­co Sor­no­za) y un co­li­brí has­ta en­ton­ces des­co­no­ci­do, se en­con­tra­ron, en­tre El Oro y Lo­ja, en la sor­pren­den­te cum­bre del ce­rro de Ar­cos. Fran­cis­co al­can­zó a fo­to­gra­fiar­lo. Era un ma­cho jo­ven, di­fí­cil de iden­ti­fi­car co­mo ca­si to­do co­li­brí jo­ven. Quie­nes vie­ron las fo­tos no lo­gra­ron po­ner­se de acuer­do en la es­pe­cie a la cual co­rres­pon­día. Fran­cis­co, per­ti­naz, vol­vió al si­tio y fo­to­gra­fió a un ma­cho adul­to con su es­pec­ta­cu­lar gor­gue­ra azul, y desató las alar­mas: ¡un nue­vo co­li­brí!

Ce­rro de Ar­cos for­ma par­te de un pe­que­ño ra­mal de los An­des oc­ci­den­ta­les, se­pa­ra­do del res­to de la cor­di­lle­ra por los va­lles se­cos de los ríos Ju­bo­nes, León, Ma­la­ca­tos y Ca­ta­ma­yo. Ese ra­mal, que cu­bre unos cien ki­ló­me­tros cua­dra­dos, es to­do el ám­bi­to de vida del co­li­brí en cues­tión. Se tra­ta de una es­pe­cie de es­tre­lla an­di­na (del gé­ne­ro Oreo­tro­chi­lus, que sig­ni­fi­ca “co­li­brí de las mon­ta­ñas”). Es­tos co­li­bríes, sie­te es­pe­cies en el mun­do, son los que vi­ven a las ma­yo­res al­ti­tu­des, in­clu­so cer­ca de la nie­ve per­pe­tua. Allí li­ban de las po­cas flo­res con néc­tar, anidan en rin­co­nes pro­te­gi­dos del frío y ador­me­cen su cuer­po en la no­che has­ta de­jar su me­ta­bo­lis­mo en stand-by pa­ra so­bre­vi­vir a las gé­li­das tem­pe­ra­tu­ras.

El pe­que­ño ta­ma­ño de su po­bla­ción, me­nos de 750 in­di­vi­duos, po­dría ex­pli­car que es­te co­li­brí es­tre­lla ha­ya pa­sa­do

des­aper­ci­bi­do en­tre los po­cos na­tu­ra­lis­tas que han vi­si­ta­do el ra­mal an­dino de Chi­llaTio­lo­ma-fie­rrour­co. Tam­bién ha­bría in­flui­do el di­fí­cil ac­ce­so a bue­na par­te de su há­bi­tat y una in­com­pren­si­ble des­aten­ción de los or­ni­tó­lo­gos ha­cia es­ta re­gión del país. Su pe­que­ña po­bla­ción y ex­tre­ma res­tric­ción geo­grá­fi­ca lo po­nen en se­rio ries­go de des­apa­re­cer. Un in­cen­dio de pro­por­cio­nes, co­sa que es co­mún en nues­tros pá­ra­mos, po­dría diez­mar la po­bla­ción de es­te co­li­brí en cues­tión de ho­ras o días. El avan­ce de las plan­ta­cio­nes de pino, del pas­to­reo de ga­na­do o de la re­co­lec­ción in­con­tro­la­da de la chu­qui­ra­gua, su ali­men­to fa­vo­ri­to, pue­den ir­lo eli­mi­nan­do en el me­diano pla­zo. La aper­tu­ra de las con­ce­sio­nes de mi­ne­ría me­tá­li­ca que ta­pi­zan to­da su área de dis­tri­bu­ción lo ter­mi­na­ría ex­tin­guien­do.

Por for­tu­na, el ha­llaz­go del co­li­brí es­tre­lla de gar­gan­ta azul ( Oreo­tro­chi­lus cya­no­lae­mus) ha des­per­ta­do mu­cho in­te­rés en Lo­ja y El Oro (y más allá). La im­ple­men­ta­ción de zo­nas de con­ser­va­ción hí­dri­ca que han plan­tea­do Na­tu­ra­le­za y Cul­tu­ra In­ter­na­cio­nal y el mi­nis­te­rio del Am­bien­te, y que es de in­te­rés de go­bier­nos lo­ca­les y re­gio­na­les, es una vía im­por­tan­te pa­ra su con­ser­va­ción, da­da la re­le­van­cia de las fuen­tes de agua pa­ra co­mu­ni­da­des, ONG y go­bier­nos pa­rro­quia­les, mu­ni­ci­pa­les y pro­vin­cia­les.

Su ines­pe­ra­da apa­ri­ción an­te Fran­cis­co –y lue­go an­te los ojos de los in­ves­ti­ga­do­res que lo es­tu­dia­ron en de­ta­lle y lo des­cri­bie­ron co­mo una es­pe­cie nue­va– sir­vió pa­ra lla­mar la aten­ción ha­cia una zo­na de gran im­por­tan­cia pa­ra la con­ser­va­ción por su al­to gra­do de en­de­mis­mo tam­bién en otros gru­pos de or­ga­nis­mos. Su gar­gan­ta azul, úni­ca en­tre los ma­chos del gé­ne­ro Oreo­tro­chi­lus, se acom­pa­ña de una es­pal­da ver­de azu­la­da más bri­llan­te que en las otras seis es­pe­cies del gru­po. Tal com­bi­na­ción so­bre­sa­le en un eco­sis­te­ma de to­na­li­da­des más bien par­das. El re­to aho­ra es en­ten­der más de su eco­lo­gía y de có­mo evo­lu­cio­nó en una re­gión tan mí­ni­ma. Es­te es uno de los cin­co co­li­bríes con el área de dis­tri­bu­ción más pe­que­ña del mun­do. Que no es po­ca co­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.