La re­fun­da­ción del Jar­dín

Ecuador Terra Incógnita - - NOTAS -

En el Jar­dín Ala­do, mu­chas per­so­nas han vis­to de cer­ca por pri­me­ra vez un águi­la, un hal­cón o una le­chu­za. Es una ex­pe­rien­cia con­mo­ve­do­ra. Mu­chos se in­ti­mi­dan por las mi­ra­das pe­ne­tran­tes y afi­la­das ga­rras de es­tas aves. Ellas ne­ce­si­tan matar pa­ra vi­vir, y eso evo­ca, de al­gu­na ma­ne­ra, nues­tro ins­tin­ti­vo te­mor a la muer­te. ¿Có­mo per­der­se la opor­tu­ni­dad de mi­rar a po­cos me­tros el con­tro­la­do vue­lo de un ga­vi­lán de alas cas­ta­ñas o de una le­chu­za de cam­pa­na­rios, o sos­te­ner­los en una mano en­guan­ta­da? El Jar­dín Ala­do al­ber­ga 32 aves ra­pa­ces y 36 in­di­vi­duos de otros gru­pos (prin­ci­pal­men­te lo­ras, pe­ri­cos y gua­ca­ma­yos), to­dos ellos re­cu­pe­ra­dos de la te­nen­cia y trá­fi­co ile­gal de vi­da sil­ves­tre, o res­ca­ta­dos tras ac­ci­den­tes pro­vo­ca­dos por los hu­ma­nos (in­ten­tos de ca­ce­ría, atro­pe­lla­mien­tos, cho­ques con­tra in­fra­es­truc­tu­ras...). Allí se las reha­bi­li­ta, man­tie­ne y, en la me­di­da que sea po­si­ble, se pro­cu­ra su li­be­ra­ción en am­bien­tes sil­ves­tres. Has­ta la fe­cha han lo­gra­do re­in­ser­tar 320 aves a su há­bi­tat na­tu­ral. Es­tas li­be­ra­cio­nes in­clu­yen pi­cho­nes que fue­ron cria­dos con to­das las pre­cau­cio­nes pa­ra evi­tar que apren­dan a de­pen­der de se­res hu­ma­nos pa­ra su ali­men­ta­ción.

Aho­ra, el Jar­dín Ala­do es­tá pre­pa­rán­do­se pa­ra su re­lan­za­mien­to. Co­mo su­ce­dió con mu­chos em­pren­di­mien­tos par­ti­cu­la­res, la vi­gen­te cri­sis sa­ni­ta­ria y eco­nó­mi­ca es­tre­me­ció las ba­ses de es­te al­ber­gue de vi­da sil­ves­tre. En alian­za con otro cen­tro de re­cu­pe­ra­ción de fau­na, el Jar­dín Ala­do es­tá en mu­dan­za y ade­cua­ción de su nue­va ca­sa. La me­ta es abrir otra vez sus puer­tas ha­cia prin­ci­pios de sep­tiem­bre, por lo que in­vi­ta­mos a nues­tros lec­to­res a man­te­ner­se aler­tas. Pa­ra más in­for­ma­ción, lla­mar al 099 141 2969.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.