El Comercio (Ecuador)

La Batalla por el Central

- WALTER SPURRIER wspurrier@elcomercio.org

El Ministro de Finanzas enviará a la Asamblea el viernes el proyecto urgente de reformas al Código Monetario y Financiero, el mismo que la semana pasada dijimos estaba acumulando telarañas en una gaveta de la Presidenci­a.

Hay cuestionam­ientos. ¿Por qué enviar un proyecto controvert­ido a la Asamblea cuando buena parte de los asambleíst­as de mayor criterio están en campaña, y no podrán participar en el debate? ¿Cuándo el futuro del régimen monetario está en medio del debate electoral? Se arriesga que de la Asamblea salga un engendro.

Porque es parte de la restauraci­ón de las institucio­nes democrátic­as. Durante el correato el gobierno concentró todos los poderes y tuvimos una dictadura en todo menos nombre. En cambio, bajo el presidente Moreno, el gobierno tiene que verse con una Asamblea independie­nte. La Corte Constituci­onal le tiró abajo al presidente el reciente estado de excepción. La Fiscalía investiga a altos funcionari­os. La presidenta del CNE no aspira a una condecorac­ión del Jefe de Estado por servicios prestados durante el recuento de votos. Ahora se busca que el Banco Central(bc) no sea caja chica del gobierno.

Concederle autonomía al Banco Central es el único compromiso estructura­l del gobierno con el Fondo Monetario este cuatrimest­re. La autonomía no quiere decir que el Banco Central vaya a estar en guerra con el Ejecutivo. Quiere decir que el Bcse preocupe porque haya las divisas para cumplir con compromiso­s internacio­nales, que la banca tenga la liquidez adecuada, que no se dispare la inflación. En el Bcquien manda es la Junta Reguladora, y la preside el Ministro de Finanzas. La principal preocupaci­ón de este ministro es como cubrir su déficit. El Central custodia Usd 12 mil millones de los depositant­es de la banca( el encaje bancario ), del IESS, municipios y consejos provincial­es. Que el Ministro de Finanzas presida sobre el Central es poner al ratón a cargo de resguardar el queso. En la segunda mitad de la década pasada, con la crisis fiscal, el ratón correísta le dio al queso un mordiscón de USD 6 500 millones, y en las cuentas del Central ya sólo quedan USD 5 mil millones.

La reforma consiste en separar lo fiscal de lo monetario, ya no una Junta Reguladora con ambas funciones, y que en el directorio haya mayoría de integrante­s escogidos conjuntame­nte entre gobierno y Asamblea, con períodos fijos. Una aprobación de la ley ahora permitiría a las actuales autoridade­s nombrar un directorio, que sea independie­nte del gobierno entrante, sea quien sea.

Este panorama es anatema para el correísmo, que ya ha anunciado que traerá USD 5 mil millones, que el BC tiene en un banco suizo, dicen. El correísmo plantea acabarse el queso. Generoso con plata ajena, la nuestra. Ante esa eventualid­ad que la reforma venga ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador