El Universo

CAN­TE­RA CON CAN­CHAS MA­LAS

Abun­dan can­chas en pé­si­mo es­ta­do y una di­ri­gen­cia que cul­pa a ex­ju­ga­do­res del atra­so fut­bo­le­ro.

- ROBERTO AYABACA ES­ME­RAL­DAS

De los 389 ju­ga­do­res na­cio­na­les re­gis­tra­dos en la Li­gaP­ro, en el tor­neo de pri­me­ra, 119 son de Es­me­ral­das. Allí, las can­chas es­tán en el ol­vi­do, co­mo su­ce­de en San Lo­ren­zo.

Que al­guien me di­ga qué fut­bo­lis­ta de Es­me­ral­das ha he­cho al­go por es­ta pro­vin­cia. So­lo bus­can lu­cro pa­ra su ima­gen per­so­nal”.

Xa­vier Mal­do­na­do, pre­si­den­te del Es­me­ral­das Pe­tro­le­ro

Ha­ce 30 o 35 años las can­chas (de Es­me­ral­das) no eran bue­nas. Es por el mal ma­ne­jo del fút­bol de la di­ri­gen­cia de Es­me­ral­das

Lu­po Qui­ñó­nez, ex­fut­bo­lis­ta de Eme­lec

y Bar­ce­lo­na (el 4 de abril pa­sa­do)

De las va­rias co­sas que lla­man la aten­ción en un re­co­rri­do por las can­chas don­de en­tre­nan los clu­bes de fút­bol de se­gun­da di­vi­sión de Es­me­ral­das es el desas­tro­so es­ta­do de los te­rre­nos, don­de la au­sen­cia del cés­ped es ge­ne­ra­li­za­da. Y de in­me­dia­to sur­ge la pre­gun­ta: ¿Có­mo, en es­tas con­di­cio­nes de atra­so, sa­len ju­ga­do­res pa­ra nu­trir a to­dos los clu­bes de la se­rie A?

Los cam­pos de Is­la Pie­dad, Po­li­cía Na­cio­nal, Ejér­ci­to, co­le­gio 5 de Agos­to, co­le­gio Luis Te­llo, ciu­da­de­la Pe­troe­cua­dor y Fun­da­ción Ami­ga, don­de prac­ti­can los 16 equi­pos de la se­gun­da ca­te­go­ría pro­vin­cial, son de tie­rra. En ve­rano, el pol­vo cu­bre sus su­per­fi­cies y en in­vierno el lo­do las in­va­de.

La te­rri­ble si­tua­ción es ca­si idén­ti­ca en el es­ta­dio Fol­ke An­der­son, prin­ci­pal es­ce­na­rio de ba­lom­pié de la ciu­dad. Es­tá mal­tra­ta­do en la can­cha –y fue­ra de ella– por­que se usa pa­ra múl­ti­ples cer­tá­me­nes, en­tre ellos co­le­gia­les y el de se­gun­da (con ca­tor­ce equi­pos).

Y mien­tras se jue­ga un par­ti­do en­tre Es­me­ral­das Pe­tro­le­ro y Va­len­cia, un juez de lí­nea de­be fre­nar su ca­rre­ra por la ban­da, por­que un sec­tor es­tá anega­do, pa­ra con­ti­nuar­la por den­tro de la can­cha.

Pe­se a to­das es­tas ca­la­mi­da­des, los 389 ju­ga­do­res na­cio­na­les re­gis­tra­dos en la Li­gaP­ro, pa­ra el tor­neo de la má­xi­ma ca­te­go­ría, 119 son na­ci­dos en Es­me­ral­das. La ci­fra es ma­yor que la que re­gis­tran las po­ten­cias: Gua­yas (92) y Pi­chin­cha (35), que se re­par­ten, des­de 1957, la ma­yo­ría de los tí­tu­los y don­de es­tán los clu­bes más im­por­tan­tes y de más tra­yec­to­ria.

Y lo pa­ra­dó­ji­co, res­pec­to a la in­ce­san­te pro­duc­ción de fut­bo­lis­tas es­me­ral­de­ños, es que se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Censos (INEC), la pro­vin­cia ver­de tie­ne me­nos ha­bi­tan­tes (534.092) res­pec­to a Gua­yas (3’645.483) y Pi­chin­cha (2’576.287).

¿Por qué no se ha desa­rro­lla­do fut­bo­lís­ti­ca­men­te Es­me­ral­das? ¿Por qué no tie­ne un equi­po en la se­rie A? ¿Por qué sus es­ce­na­rios son un desas­tre? ¿Por qué so­lo pro­du­ce pa­ra abas­te­cer al res­to de Ecua­dor?

An­te es­tas in­quie­tu­des nin­gún di­ri­gen­te es­me­ral­de­ño asu­me res­pon­sa­bi­li­da­des pro­pias. Es cul­pa de ter­ce­ros: del Es­ta­do, de go­bier­nos sec­cio­na­les, la em­pre­sa pri­va­da y has­ta de los fut­bo­lis­tas lo­ca­les que al­can­za­ron el éxi­to en otras ciu­da­des del país y del ex­te­rior.

La pol­vo­rien­ta can­cha de Is­la Pie­dad, un ba­rrio don­de la po­bre­za es evi­den­te, es­ta­ba de­sola­da el jue­ves pa­sa­do. Ape­nas un ni­ño cru­za es­te cam­po que no po­see me­di­das re­gla­men­ta­rias –y que cuan­do llue­ve es un lo­da­zal–, pe­ro ahí en­tre­na el Es­me­ral­das Fút­bol Club. Y el úl­ti­mo ju­ga­dor no­ta­ble ‘na­ci­do’ de esa can­te­ra es el de­fen­sa Pe­dro Pa­blo Per­la­za, del Del­fín.

“Hay mal ma­ne­jo di­ri­gen­cial. Hay mu­chos fut­bo­lis­tas es­me­ral­de­ños en pri­me­ra, pe­ro siem­pre hu­bo el pro­ble­ma de di­ri­gen­tes que no ha­cen bien las co­sas, que no apor­tan y quie­ren be­ne­fi­ciar­se ellos”, di­jo Lu­po Qui­ñó­nez a es­te Dia­rio, el pa­sa­do 4 de abril. Y a par­tir de la opi­nión del Tan­que de Muis­ne, crack en Bar­ce­lo­na, Eme­lec y la Se­lec­ción, se apun­ta a los ex­fut­bo­lis­tas co­mo cau­san­tes del atra­so del fút­bol es­me­ral­de­ño.

“Es una opi­nión erró­nea y da ri­sa es­cu­char­la. Los ex­fut­bo­lis­tas es­me­ral­de­ños no han co­la­bo­ra­do en na­da con los equi­pos de acá. Nun­ca se han preo­cu­pa­do por ha­cer ni una can­cha, peor (en apo­yar) eco­nó­mi­ca­men­te y exi­gen y se­ña­lan co­mo res­pon­sa­bles a los di­ri­gen­tes, cuan­do mu­chos sos­te­ne­mos a los clu­bes con nues­tro bol­si­llo”, afir­ma Xa­vier Mal­do­na­do, ti­tu­lar de Es­me­ral­das Pe­tro­le­ro.

“Que me di­ga Car­los Te­no­rio (can­di­da­to a la Pre­fec­tu­ra de Es­me­ral­das en las úl­ti­mas elec­cio­nes), con tan­to di­ne­ro que ga­nó en Ara­bia, si por lo me­nos ha ayu­da­do con una can­cha. Wal­ter Ayo­ví y Lu­po Qui­ñó­nez no han he­cho na­da”.

Ra­món Eche­ve­rría, pre­si­den­te de Ju­ven­tus, acep­ta que “sí hay ma­los di­ri­gen­tes”, pe­ro acla­ra que “la ma­yo­ría son bue­nos y se sa­cri­fi­can pa­ra que ha­ya fút­bol. Pe­ro no es la ra­zón prin­ci­pal pa­ra que Es­me­ral­das no ten­ga un equi­po en la A. Es por la fal­ta de apo­yo y la fal­ta de es­ce­na­rios pa­ra en­tre­nar o ju­gar par­ti­dos ofi­cia­les”.

Por aho­ra, la ‘fá­bri­ca’ de fut­bo­lis­tas so­lo be­ne­fi­cia a otras re­gio­nes de Ecua­dor.

 ?? JO­SÉ OL­MOS ??
JO­SÉ OL­MOS
 ?? CAR­LOS GRAN­JA ?? ►ES­ME­RAL­DAS. La can­cha del es­ta­dio Fol­ke An­der­son, don­de se jue­ga el tor­neo de se­gun­da ca­te­go­ría, es­tá en pé­si­mas con­di­cio­nes de­bi­do “a la fal­ta de re­cur­sos”, in­for­mó la ad­mi­nis­tra­ción.
CAR­LOS GRAN­JA ►ES­ME­RAL­DAS. La can­cha del es­ta­dio Fol­ke An­der­son, don­de se jue­ga el tor­neo de se­gun­da ca­te­go­ría, es­tá en pé­si­mas con­di­cio­nes de­bi­do “a la fal­ta de re­cur­sos”, in­for­mó la ad­mi­nis­tra­ción.
 ?? CAR­LOS GRAN­JA ?? ►ES­ME­RAL­DAS. El club Ju­ven­tus, con sus di­fe­ren­tes ca­te­go­rías, en­tre­na en la can­cha no re­gla­men­ta­ria de Fun­da­ción Ami­ga.
CAR­LOS GRAN­JA ►ES­ME­RAL­DAS. El club Ju­ven­tus, con sus di­fe­ren­tes ca­te­go­rías, en­tre­na en la can­cha no re­gla­men­ta­ria de Fun­da­ción Ami­ga.
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador