El Universo

Pla­zo fa­tí­di­co

-

Son con­mo­ve­do­ras las ex­pre­sio­nes del más res­pe­ta­ble or­ga­nis­mo mun­dial, la ONU, al pro­cla­mar que que­dan ape­nas do­ce años pa­ra rea­li­zar co­rrec­cio­nes que evi­ten el au­men­to pro­me­dio de la tem­pe­ra­tu­ra del pla­ne­ta más allá de 1,5 gra­dos cen­tí­gra­dos, pues de no ser así la ma­yo­ría de re­gio­nes su­fri­ría un in­cre­men­to de tres gra­dos, con días más cá­li­dos que los de aho­ra, y ase­ve­rar que es­ta­ría en ries­go la pro­pia ha­bi­ta­bi­li­dad de la Tie­rra pa­ra las es­pe­cies ani­ma­les y ve­ge­ta­les que la pue­blan. Ese tre­men­do va­ti­ci­nio de­ja al des­cu­bier­to que mu­chos de los ac­tua­les lec­to­res o sus hi­jos o nie­tos se­rían tes­ti­gos o su­fri­rían en car­ne pro­pia tre­men­dos pa­de­ci­mien­tos.

No se tra­ta de es­ti­mu­lar me­di­das pre­cau­te­la­res in­fun­dien­do preo­cu­pa­cio­nes que pue­den con­ver­tir­se en pá­ni­co, las alar­mas son el re­sul­ta­do de aná­li­sis for­ma­les de equi­pos téc­ni­cos de pro­fun­da cre­di­bi­li­dad que vie­nen es­tu­dian­do es­te bo­rras­co­so te­ma des­de ha­ce mu­chos años, co­mo el Gru­po In­ter­gu­ber­na­men­tal de Ex­per­tos so­bre el Cam­bio Cli­má­ti­co (IPCC) de la ONU, que des­me­nu­zó seis mil tra­ba­jos so­bre el ca­len­ta­mien­to glo­bal rea­li­za­dos por re­pre­sen­tan­tes gu­ber­na­men­ta­les de 40 paí­ses, que obli­gan a re­vi­sar la me­ta ini­cial acor­da­da en Pa­rís de no su­pe­rar los 2 gra­dos, de­bien­do re­du­cir­la a 1,5; de no dar­se un gi­ro ra­di­cal a la dis­mi­nu­ción de las emi­sio­nes de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro y si se si­gue con la mis­ma pa­si­vi­dad e in­cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos de Pa­rís, la tem­pe­ra­tu­ra as­cen­de­ría a tres gra­dos an­tes de que con­clu­ya el pre­sen­te si­glo.

De re­ba­sar­se ese 1,5 gra­do de ca­lor, sig­ni­fi­ca­ría que los ma­res su­birían una me­dia de diez cen­tí­me­tros, oca­sio­nan­do inun­da­cio­nes ca­tas­tró­fi­cas, ex­po­nien­do la exis­ten­cia de 10 mi­llo­nes de per­so­nas, au­men­tan­do la in­ci­den­cia de den­gue y ma­la­ria, con llu­vias más in­ten­sas en Asia y Amé­ri­ca del Nor­te, ci­clo­nes tro­pi­ca­les y hu­ra­ca­nes de­vas­ta­do­res, ya vi­si­bles en es­tas fe­chas. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en otros lu­ga­res del pla­ne­ta es­ca­sea­rían las pre­ci­pi­ta­cio­nes con ar­dien­tes y ca­lu­ro­sas se­quías. En el abas­te­ci­mien­to de ali­men­tos se ten­drían co­lo­sa­les dé­fi­cits de ce­rea­les co­mo tri­go, arroz y maíz. Se es­ta­ría trans­po­nien­do en do­ce años el de­no­mi­na­do um­bral crí­ti­co o “pun­to de in­fle­xión”, des­pués de lo cual las al­te­ra­cio­nes se vol­ve­rían irre­ver­si­bles, con­vir­tién­do­se en ca­tás­tro­fes co­mo se­quías ge­ne­ra­les pa­vo­ro­sas y subidas abru­ma­do­ras del ni­vel del mar.

Des­de ya el mun­do constata ab­sor­to he­chos re­le­van­tes de des­truc­ción, ha­bría un mi­llón de es­pe­cies ani­ma­les y ve­ge­ta­les rum­bo a su des­apa­ri­ción, la de­gra­da­ción de las tie­rras cul­ti­va­bles al­can­za el 30%, las abe­jas y otros in­sec­tos po­li­ni­za­do­res re­du­cen ca­da vez más su po­bla­ción po­nien­do en ries­go 577.000 mi­llo­nes de dó­la­res en co­se­chas. Aun con to­da es­ta des­ga­rra­do­ra in­for­ma­ción, hay ves­ti­gios de es­pe­ran­za re­vir­tien­do el ca­mino al abis­mo ha­cia la drás­ti­ca re­duc­ción de las emi­sio­nes y efec­ti­va co­mo pro­duc­ti­va cap­ta­ción de car­bono de los sue­los agrí­co­las, de­jan­do de uti­li­zar ener­gía fó­sil, cam­bián­do­la por otras me­nos da­ñi­nas co­mo la hi­dro­eléc­tri­ca, so­lar, geo­tér­mi­ca, eó­li­ca, etc., que han me­jo­ra­do en su efi­ca­cia y cos­to. Evi­tar la des­truc­ción del pla­ne­ta de­pen­de­rá de la fir­me de­ci­sión de la hu­ma­ni­dad, exi­gien­do la apli­ca­ción de las irre­ba­ti­bles re­co­men­da­cio­nes que la ONU ha for­mu­la­do con ex­tra­or­di­na­ria fir­me­za. (O)

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador