El Universo

Lle­gué a Eme­lec sien­do bar­ce­lo­nis­ta: Da­niel Vi­te­ri

- ¿Dón­de se sin­tió ga­na­dor? ¿Pe­ro es eme­le­cis­ta? ARCHIVO Sports · Club Sport Emelec · Liga Deportiva Universitaria · Quito · Deportivo Quito · Ecuador · Lionel Messi · Brazil · Brazil national football team · South Africa · Paraguay · Ronaldinho · Vágner Love

No es muy co­mún que fut­bo­lis­tas en ac­ti­vi­dad, que ha­yan de­fen­di­do los es­cu­dos del As­ti­lle­ro, di­gan si pre­fie­ren a Eme­lec o a Bar­ce­lo­na. Quien no tu­vo re­pa­ros en con­fe­sar­lo fue Da­niel Vi­te­ri –a sus 37 años de edad–, aun­que cer­ca del re­ti­ro. El ad­mi­tió que de ni­ño lle­gó a Eme­lec sien­do bar­ce­lo­nis­ta, pe­ro con el pa­so del tiem­po su co­ra­zón se hi­zo del azul que lo for­mó. Y aho­ra ade­más guar­da un gran ca­ri­ño por Li­ga de Quito. Tu­ve la suer­te de que­dar bi­cam­peón con Eme­lec (2001 y 2002) ata­jan­do yo. Con De­por­ti­vo Quito no ga­né cam­peo­na­tos, pe­ro su hin­cha­da es muy ca­ri­ño­sa. Lle­gué en un mo­men­to ade­cua­do a Li­ga de Quito: cuan­do se ga­nó la Co­pa Li­ber­ta­do­res; ade­más ga­né tres tí­tu­los. En Bar­ce­lo­na es­tu­ve un año y me pu­de dar cuen­taa de la magnitud que tie­ne en Ecua­dor su hin­cha­da. En reali­dad yo em­pe­cé sien­do bar­ce­lo­nis­ta. Co­men­cé a ju­gar fút­bol en la épo­ca en que Bar­ce­lo­na lle­gó a su pri­me­ra fi­nal de Co­pa Li­ber­ta­do­res (1990), y la ma­yo­ría de ni­ños eran bar­ce­lo­nis­tas. Lle­gué a Eme­lec sien­do bar­ce­lo­nis­ta­ta y el úni­co eme­le­cis­ta en la fa­mi­lia era mi pa­pá, que me lle­vó a Eme­lec. De jo­ven, es­tan­do en Eme­lec, iba a los clá­si­cos y le ha­cía ba­rra a Bar­ce­lo­na, pe­ro des­pués mi co­ra­zón se fue ha­cien­do azul. Cuan­do yo lle­gué ya exis­tía la mar­ca Los Ex­tra­te­rres­tres. En esa épo­ca es­ta­ban Pa­vel Cai­ce­do, Ka­vie­des, Gian­car­los Ra­mos, Car­los Mo­rán, Car­los Hi­dal­go, que eran ma­yo­res que yo. Lue­go vi­nie­ron Oti­lino Te­no­rio, los her­ma­nos (Car­los y An­drés) Qui­ñó­nez, Wal­ter Ayo­ví, Rorys Aragón, Juan Tri­vi­ño, Jo­sé Aguirre, yo, y un mon­tón de ju­ga­do­res. Fue una vir­tud de Omar Quin­ta­na creer en los ju­ga­do­res jó­ve­nes; él de­jó una ba­se tre­men­da en la ins­ti­tu­ción, que la­men­ta­ble­men­te tras su sa­li­da se que­bran­tó.

¿Es cier­to que Omar Quin­ta­na era muy tem­pe­ra­men­tal, que iba al ca­me­rino en el en­tre­tiem­po a fus­ti­gar­los?

Sí (ri­sas), con Quin­ta­na hay mu­chas his­to­rias por­que es un di­ri­gen­te de mu­cho ca­rác­ter, y eso lo de­mos­tra­ba no so­lo con no­so­tros, sino has­ta con los ár­bi­tros. ¡Se me­tió a la can­cha al­gu­nas ve­ces pa­ra pre­sio­nar al ár­bi­tro que pi­ta­ba mal! La del 2016, con Li­ga an­te Bar­ce­lo­na. Re­cién es­te año me en­te­ré de que Leo Cam­pa­na era el pa­sa­bo­las que me hi­zo ex­pul­sar en el Mo­nu­men­tal. Per­día­mos 2-0, fal­ta­ban po­cos mi­nu­tos y me de­ses­pe­ré por ju­gar rá­pi­do; yo que­ría ir a re­co­ger la pe­lo­ta de­trás del ar­co, pe­ro la te­nía él y la es­con­dió atrás de las va­llas de pu­bli­ci­dad. Cuan­do él ha­ce ese ges­to de qui­tar­la, yo lo to­co; Da­niel Vi­te­ri se vin­cu­ló a Bar­ce­lo­na en enero de 2010.

co­mo que lo em­pu­jo, ¡pe­ro no, nun­ca le pe­gué! Des­pués, el ár­bi­tro le di­ce (a Cam­pa­na) que pa­se la pe­lo­ta, él me la ti­ra y yo ha­go co­mo que se la voy a pa­tear, pe­ro ama­gué na­da más. El pú­bli­co gri­tó y eso pro­vo­có mi ex­pul­sión. El 5-0 con­tra Bra­sil (en la eli­mi­na­to­ria a Su­dá­fri­ca-2010). Ya es­ta­ba en la cuer­da flo­ja Luis Fer­nan­do Suá­rez. Des­pués ju­ga­mos con­tra Pa­ra­guay y nos me­tie­ron cin­co go­les más (fue 5-1), y de ahí hu­bo cam­bio de en­tre­na­dor y vino Rei­nal­do Rue­da. Ecua­dor es­ta­ba mal y la­men­ta­ble­men­te es­tu­ve en un mal mo­men­to... Fue­ron go­les de Ro­nal­din­ho, Ka­ká, Vág­ner Lo­ve y Elano.

Pa­sa­rán mu­chos años pa­ra que otro club pue­da lo­grar lo que hi­zo Li­ga de Quito en el 2008: ga­nar la Co­pa Li­ber­ta­do­res”.

ar­que­ro gua­ya­qui­le­ño.

La di­ri­gen­cia tie­ne un plan de­por­ti­vo, quie­re jun­tar gen­te ex­pe­ri­men­ta­da que le de­je un le­ga­do a chi­cos de for­ma­ti­vas. Creo que cual­quier club qui­sie­ra te­ner a mun­dia­lis­tas en sus filas. (D)

 ??  ?? De aque­lla épo­ca de Los Ex­tra­te­rres­tres, en la que coin­ci­dió con el otro­ra go­lea­dor mun­dial de 1998 Iván Ka­vie­des, ¿qué fue lo más im­por­tan­te que vi­vió? ¿Cuál ha si­do la ex­pul­sión más amar­ga de su ca­rre­ra? Da­niel Vi­te­ri,
De aque­lla épo­ca de Los Ex­tra­te­rres­tres, en la que coin­ci­dió con el otro­ra go­lea­dor mun­dial de 1998 Iván Ka­vie­des, ¿qué fue lo más im­por­tan­te que vi­vió? ¿Cuál ha si­do la ex­pul­sión más amar­ga de su ca­rre­ra? Da­niel Vi­te­ri,
 ??  ?? ►

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador