El Universo

Ri­tua­les in­dí­ge­nas en bo­da an­ces­tral en Quimsacoch­a

El ya­chak o lí­der es­pi­ri­tual alis­tó al­tar con pé­ta­los de ro­sas y les pu­so un co­llar de maíz a los no­vios.

- JOHNNY GUAMBAÑA Ecuador · Central Bank of Ecuador · Americas · Una · San Fernando City

El so­ni­do de la qui­pa anun­cia­ba el ini­cio de la ce­re­mo­nia. No hu­bo mar­cha nup­cial ni in­ter­cam­bio de ani­llos, pe­ro la so­lem­ni­dad de la bo­da an­ces­tral ce­le­bra­da el sá­ba­do 11 en Quimsacoch­a –lu­gar sa­gra­do pa­ra sus ha­bi­tan­tes, por la pre­sen­cia de fuen­tes de agua– mos­tró que la co­ne­xión de la pa­re­ja con la Pa­cha­ma­ma (Ma­dre Tie­rra) era tan só­li­da co­mo su amor.

A las 11:45 em­pe­za­ron los pre­pa­ra­ti­vos y Yu­ru Pa­ra­ya­ku, el ya­chak o lí­der es­pi­ri­tual es­co­gi­do por los no­vios, alis­ta­ba la ku­ri kan­cha (tem­plo), un al­tar cir­cu­lar rea­li­za­do en el pi­so con pé­ta­los de ro­sas blan­cas traí­dos por un tío del no­vio. An­tes de ini­ciar, la pri­me­ra pe­ti­ción a los pre­sen­tes fue to­mar tres sor­bos de agua de la la­gu­na co­mo un sím­bo­lo de res­pe­to y co­ne­xión con es­te lu­gar del sur del Azuay, que es­tá en­tre los can­to­nes Gi­rón y San Fer­nan­do.

Saúl Du­chi­tan­ga, un bió­lo­go, y Jenny Ro­jas, una en­fer­me­ra, unie­ron sus vi­das en un pá­ra­mo ubi­ca­do a 4.000 me­tros so­bre el ni­vel del mar. Am­bos ves­tían de blan­co, es­ta­ban des­cal­zos, lu­cían un co­llar de flo­res y en su ca­be­za se co­lo­ca­ron un cin­ti­llo de co­lor ro­jo, en el que es­ta­ba bor­da­do el chu­nu­ca­ri, más co­no­ci­do co­mo el Sol de Oro, uti­li­za­do co­mo la ima­gen del Ban­co Cen­tral del Ecua­dor.

Se­gún Saúl, es­te ri­tual era muy prac­ti­ca­do por los pue­blos ori­gi­na­rios an­tes de la co­lo­ni­za­ción es­pa­ño­la. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia con una ce­re­mo­nia oc­ci­den­tal es el uso del círcu­lo sa­gra­do, que sim­bo­li­za que la pa­re­ja ter­mi­nó un tiem­po de co­no­ci­mien­to y es­tá lis­ta pa­ra ini­ciar una nue­va eta­pa que du­ra­rá “has­ta cuan­do exis­ta amor”, agre­gó el ya­chak.

De los ele­men­tos de la na­tu­ra­le­za uti­li­za­dos los que más so­bre­sa­lie­ron fue­ron el agua y el maíz. El pri­me­ro por en­con­trar­se en un lu­gar muy es­pi­ri­tual y el se­gun­do, por ser el prin­ci­pal alimento na­ti­vo de to­do el con­ti­nen­te ame­ri­cano.

En es­ta bo­da, los no­vios (en lu­gar de aros co­mo en las ca­tó­li­cas) se en­tre­ga­ron ob­je­tos rea­li­za­dos por ca­da uno. Saúl le dio un ál­bum fo­to­grá­fi­co y Jenny, una bu­fan­da ne­gra.

To­man­do a sus se­res que­ri­dos y a la na­tu­ra­le­za co­mo tes­ti­gos, la pro­me­sa an­te su fla­man­te es­po­sa fue res­pe­tar­la y que­rer­la por siem­pre pa­ra vi­vir en equi­li­brio. Ella con­fe­só que su ra­zón pa­ra es­tar en me­dio de mon­ta­ñas, pa­jo­nal y vien­to es el amor que le tie­ne, ade­más del or­gu­llo de lle­var en su vien­tre un be­bé de ocho se­ma­nas.

Pa­ra que el amor sea du­ra­de­ro, el ya­chak les pu­so un co­llar de maíz ro­jo y blan­co en for­ma del nú­me­ro ocho, que en el mun­do an­dino sig­ni­fi­ca in­fi­ni­to. Una vez uni­dos ba­jo ese sím­bo­lo, se be­sa­ron y lle­ga­ron los aplau­sos acom­pa­ña­dos por un ale­gre “¡Ku­ya­yay Quimsacoch­a, Ku­ya­yay la nue­va pa­re­ja, Ku­ya­yay el ter­cer ser!

Am­bos pro­fe­san la re­li­gión ca­tó­li­ca, pe­ro la idea de ca­sar­se en me­dio de la na­tu­ra­le­za se dio por un com­pro­mi­so que sien­ten con es­ta. An­tes co­no­cían Quimsacoch­a por par­ti­ci­par de ac­ti­vi­da­des en de­fen­sa del agua y en con­tra de la ex­plo­ta­ción mi­ne­ra del pro­yec­to Lo­ma Lar­ga, en esa zo­na.

An­tes de re­ti­rar­se de la la­gu­na hi­cie­ron un brin­dis con chi­cha, pe­ro pri­me­ro lo hi­cie­ron con la Pa­cha­ma­ma y la Ma­ma­co­cha. De­po­si­ta­ron un po­co en la tie­rra, otro en el agua y lue­go se to­ma­ron lo que ha­bía en la pe­que­ña co­pa.

Lue­go de ca­mi­nar unos 30 mi­nu­tos por el pá­ra­mo, lle­ga­ron a la ca­rre­te­ra y fue­ron a su vi­vien­da pa­ra se­guir con la ce­le­bra­ción.

 ?? JOHNNY GUAMBAÑA ?? ►QUIMSACOCH­A, Azuay. El ya­chak Yu­ru Pa­ra­ya­ku les pu­so a los no­vios un co­llar de maíz du­ran­te la ce­re­mo­nia de la bo­da an­ces­tral.
JOHNNY GUAMBAÑA ►QUIMSACOCH­A, Azuay. El ya­chak Yu­ru Pa­ra­ya­ku les pu­so a los no­vios un co­llar de maíz du­ran­te la ce­re­mo­nia de la bo­da an­ces­tral.
 ??  ?? Con el mi­le­na­rio so­ni­do de la qui­pa co­men­zó ce­re­mo­nia. ►
Con el mi­le­na­rio so­ni­do de la qui­pa co­men­zó ce­re­mo­nia. ►
 ??  ?? ►QUIMSACOCH­A, Azuay. El ya­chak o lí­der es­pi­ri­tual con la Ku­ri Kan­cha o al­tar sa­gra­do. Ahí co­lo­có los ele­men­tos de la na­tu­ra­le­za, que dan ener­gía a la pa­re­ja, que agra­de­ció a la Tie­rra.
►QUIMSACOCH­A, Azuay. El ya­chak o lí­der es­pi­ri­tual con la Ku­ri Kan­cha o al­tar sa­gra­do. Ahí co­lo­có los ele­men­tos de la na­tu­ra­le­za, que dan ener­gía a la pa­re­ja, que agra­de­ció a la Tie­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador