El Universo

#1

-

En aque­llos días, Pa­blo y Ber­na­bé vol­vie­ron a Lis­tra, a Ico­nio y a Antioquia, ani­man­do a los dis­cí­pu­los y ex­hor­tán­do­los a per­se­ve­rar en la fe, di­cién­do­les que hay que pa­sar por mu­chas tri­bu­la­cio­nes pa­ra en­trar en el reino de Dios. En ca­da Igle­sia de­sig­na­ban pres­bí­te­ros, ora­ban, ayu­na­ban y los en­co­men­da­ban al Se­ñor, en quien ha­bían creí­do. Atra­ve­sa­ron Pi­si­dia y lle­ga­ron a Pan­fi­lia. Y des­pués de pre­di­car la Pa­la­bra en Per­ge, ba­ja­ron a Ata­lía y allí se em­bar­ca­ron pa­ra An­tio­quía, de don­de los ha­bían en­co­men­da­do a la gra­cia de Dios pa­ra la mi­sión que aca­ba­ban de cum­plir. Al lle­gar, reunie­ron a la Igle­sia, les con­ta­ron lo que Dios ha­bía he­cho por me­dio de ellos y có­mo ha­bía abier­to a los gen­ti­les la puer­ta de la fe.

Pa­la­bra de Dios

Te ala­ba­mos, Se­ñor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador