El Universo

Ce­le­brar su vi­da

-

Des­pués de ren­dir el in­for­me de la­bo­res del Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Con­trol So­cial tran­si­to­rio, el doc­tor Ju­lio Cé­sar Tru­ji­llo Vás­quez su­frió un ac­ci­den­te ce­re­bro­vas­cu­lar que oca­sio­nó su fa­lle­ci­mien­to, ocu­rri­do ayer.

Tru­ji­llo ha de­ja­do una hue­lla pro­fun­da en to­dos los ám­bi­tos en los que se desen­vol­vió su vi­da, co­mo do­cen­te y au­to­ri­dad aca­dé­mi­ca uni­ver­si­ta­ria, co­mo abo­ga­do ho­nes­to que ejer­ció su pro­fe­sión siem­pre fiel a sus va­lo­res y co­mo po­lí­ti­co que de­jó un ejem­plo de ho­nes­ti­dad y en­tre­ga. Nun­ca ne­go­ció sus prin­ci­pios de­mo­crá­ti­cos y siem­pre com­ba­tió a las dic­ta­du­ras por lo que, más de una vez, su­frió per­se­cu­cio­nes, en­car­ce­la­mien­to, atro­pe­llos, con­fi­na­mien­to y des­tie­rro.

Des­pués de la úl­ti­ma con­sul­ta po­pu­lar fue nom­bra­do miem­bro del Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Con­trol So­cial tran­si­to­rio, que pre­si­dió con va­lor, res­pon­sa­bi­li­dad y fuer­za mo­ral.

El país le de­be mu­cho, fun­da­men­tal­men­te, el tes­ti­mo­nio de lo que sig­ni­fi­ca ejer­cer cons­cien­te y res­pon­sa­ble­men­te la ciu­da­da­nía y desem­pe­ñar al­tos car­gos pú­bli­cos con éti­ca y ver­ti­ca­li­dad. Lo des­pe­di­mos agra­de­ci­dos y con­mo­vi­dos, pe­ro con­ven­ci­dos de que no de­be­mos llo­rar su muer­te sino ce­le­brar su vi­da. (O)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador