El Universo

In­sul­tos y ofen­sas

-

In­du­da­ble­men­te po­dría­mos avan­zar y me­jo­rar nues­tra preo­cu­pan­te si­tua­ción ac­tual si es que nues­tros lí­de­res gu­ber­na­men­ta­les, sec­cio­na­les, em­pre­sa­ria­les y la­bo­ra­les se de­ci­den lle­gar a un gran acuer­do pa­trió­ti­co na­cio­nal pa­ra de­po­ner ideo­lo­gías e in­tere­ses per­so­na­les, los que mien­tras sub­sis­tan es­ta­re­mos con­de­na­dos siem­pre al sub­de­sa­rro­llo en to­dos los as­pec­tos por ejem­plo, con re­la­ción a los bri­llan­tes lo­gros de los pe­que­ños paí­ses asiá­ti­cos que sin ir muy le­jos en el si­glo pa­sa­do es­tu­vie­ron en peo­res con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas y so­cia­les que al­gu­nos paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos y del nues­tro.

Aho­ra ve­mos con preo­cu­pa­ción que cual­quier me­di­da pro­gre­sis­ta que pre­ten­da el Go­bierno de acuer­do con la em­pre­sa pri­va­da, oca­sio­na una inex­pli­ca­ble y vio­len­ta reac­ción de sin­di­ca­tos de tra­ba­ja­do­res, cu­yas me­di­das de­be­rían ser to­ma­das pre­vio un diá­lo­go desa­rro­lla­do en me­dio de un am­bien­te de cor­dia­li­dad y com­pren­sión, y desechar las ame­na­zas de huel­gas ab­sur­das que a la lar­ga em­peo­ra­rían más nues­tra tris­te si­tua­ción co­mo país. De igual for­ma, si la­men­ta­ble­men­te hay que apli­car al­gu­na me­di­da de aus­te­ri­dad de­bi­do al desas­tre fis­cal de­ja­do en la dé­ca­da pa­sa­da, ha­brá que per­sua­dir y de­mos­trar a los in­tere­sa­dos el por­qué de las me­di­das, y ofre­cer for­mal­men­te que lue­go ha­brá las de­bi­das com­pen­sa­cio­nes por el sa­cri­fi­cio eco­nó­mi­co ac­tual. Es des­pre­cia­ble lo que sen­ti­mos, co­mo se­res hu­ma­nos, por la ac­ti­tud de ofen­sa de cier­tos opo­si­to­res po­lí­ti­cos di­ri­gi­das al res­pe­ta­ble pre­si­den­te del Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Con­trol So­cial, doc­tor Ju­lio Cé­sar Tru­ji­llo, lo cual por su avan­za­da edad le oca­sio­nó un gra­ve tras­torno a su sa­lud. Qué pe­na que ha­ya gen­te que no to­da­vía no ha apren­di­do a com­ba­tir con ideas y no con in­sul­tos a la in­te­gri­dad de las de­más per­so­nas sean dig­na­ta­rios o sim­ple­men­te ciu­da­da­nos. (O) Al­fre­do Mi­ner­vi­ni Fai­lla­ce, Gua­ya­quil

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador