El Universo

¿Qué ami­gos vir­tua­les tie­nen sus hi­jos?

-

Las re­des so­cia­les en los ni­ños y ado­les­cen­tes hoy en día no son úni­ca­men­te es­pa­cios pa­ra re­la­cio­nar­se o co­mu­ni­car­se, co­no­cer gen­te y su­bir fo­tos. Es­tán desem­pe­ñan­do un pa­pel pre­pon­de­ran­te y tan sig­ni­fi­ca­ti­vo co­mo el de la pro­pia es­cue­la, en cuan­to al desa­rro­llo de la iden­ti­dad del me­nor, nos gus­te o no, a los pa­dres de fa­mi­lia.

He­mos vis­to con es­tu­por en los úl­ti­mos días una se­rie de ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas uti­li­zan­do me­dios tec­no­ló­gi­cos que van des­de subas­tar la dig­ni­dad de un me­nor has­ta la afluen­cia cons­tan­te de imá­ge­nes de ín­do­le se­xual.

Los me­dios di­gi­ta­les ge­ne­ran múl­ti­ples nue­vos con­tex­tos, tan­to po­si­ti­vos co­mo ne­ga­ti­vos. Un ele­men­to por con­si­de­rar es la di­fi­cul­tad que tie­nen al­gu­nos ado­les­cen­tes pa­ra di­fe­ren­ciar el con­te­ni­do pú­bli­co del pri­va­do, no lo­gran o to­da­vía no es­tán en ca­pa­ci­dad de ac­ce­der a una con­cien­cia que les per­mi­ta evi­tar ex­po­ner­se o ver­se ex­pues­tos a si­tua­cio­nes que en lo in­me­dia­to les pue­den ge­ne­rar al­tos ni­ve­les de es­trés y da­ños im­por­tan­tes en la vi­sión de sí mis­mos, con se­rios ries­gos pa­ra su sa­lud men­tal; uno de los más crí­ti­cos y pe­li­gro­sos es la ac­ti­vi­dad co­no­ci­da co­mo groo­ming, que se pue­de ex­pli­car có­mo la ac­ción de­li­be­ra­da por parte de un adul­to pa­ra es­ta­ble­cer la­zos de ‘amis­tad’ con un ni­ño o ni­ña en in­ter­net, con el ob­je­ti­vo de ob­te­ner una sa­tis­fac­ción se­xual o co­mo pre­pa­ra­ción pa­ra un en­cuen­tro se­xual. En po­cas pa­la­bras, es aco­so se­xual a me­no­res en in­ter­net, que in­clu­ye des­de un acer­ca­mien­to lleno de em­pa­tía, has­ta al chan­ta­je más cruen­to pa­ra ob­te­ner imá­ge­nes com­pro­me­ti­das del me­nor y, en ca­sos ex­tre­mos, pre­ten­der un en­cuen­tro con el me­nor con fi­nes se­xua­les.

En el Ecua­dor lo más cer­cano co­mo ti­pi­fi­ca­ción de es­tos de­li­tos se en­cuen­tra en el ar­tícu­lo 173 del COIP, Có­di­go Or­gá­ni­co In­te­gral Pe­nal, que de­fi­ne el con­tac­to con fi­na­li­dad se­xual con me­no­res de 18 años por me­dios elec­tró­ni­cos, y que lo san­cio­na de 1 a 3 años de pe­na pri­va­ti­va de li­ber­tad; sin em­bar­go, no hay me­jor ar­ma que la pre­ven­ción. Al­gu­nos pun­tos pa­ra evi­tar­lo se­ría con­cien­ciar a los me­no­res uti­li­zan­do per­fi­les pri­va­dos en las re­des so­cia­les; no acep­tar en la red so­cial a per­so­nas que no ha­yan vis­to fí­si­ca­men­te y a las que no co­noz­can bien. Es­ta es una la­bor que in­elu­di­ble­men­te le co­rres­pon­de a pa­dres y do­cen­tes.

Se­ría muy im­por­tan­te que la Asam­blea Na­cio­nal en con­jun­to con la ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia in­clu­ya nue­vas re­gu­la­cio­nes, en cuan­to al uso de in­ter­net y me­dios elec­tró­ni­cos por los ni­ños y ado­les­cen­tes, ya no co­mo parte de un cuer­po ju­di­cial co­mo el COIP y en el Có­di­go de la Ni­ñez y Ado­les­cen­cia, sino co­mo po­lí­ti­ca de Es­ta­do en un nue­vo cuer­po le­gal que dis­pon­ga so­bre la pro­tec­ción in­te­gral que el Es­ta­do, la so­cie­dad y la fa­mi­lia de­ben ga­ran­ti­zar a to­dos los ni­ños y ado­les­cen­tes que vi­ven en el Ecua­dor; con el fin de lo­grar su desa­rro­llo in­te­gral y el dis­fru­te pleno de sus de­re­chos en un mar­co de li­ber­tad, dig­ni­dad y equi­dad. (O) Erwin Chi­lui­za Ro­drí­guez, in­ge­nie­ro de Sis­te­mas, abo­ga­do; ave­ni­da Sam­bo­ron­dón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador