El Universo

Mi­cro­bios de ins­ti­tu­to a fa­vor de la cien­cia

-

El Ins­ti­tu­to Leib­niz, que tie­ne en­tre otras ta­reas la de pre­ser­var bac­te­rias, vi­rus de plan­tas y hon­gos pa­ra po­ner­los a dis­po­si­ción de los cien­tí­fi­cos, ce­le­bra es­te año su 50 aniver­sa­rio.

El ins­ti­tu­to con se­de en la ciu­dad de Bruns­wick re­ci­bió en 2018 más de 43.000 pe­di­dos de es­te ti­po de mi­cro­bios y los su­mi­nis­tró a 81 paí­ses, se­gún in­for­ma­cio­nes pro­pias.

Apro­xi­ma­da­men­te 200 em­plea­dos se en­car­gan, en­tre otras co­sas, de man­te­ner vi­vos es­tos mi­cro­or­ga­nis­mos pa­ra la cien­cia. Más de 350.000 am­po­llas se en­cuen­tran al­ma­ce­na­das con es­te fin a una tem­pe­ra­tu­ra de diez gra­dos cen­tí­gra­dos.

Jörg Over­mann, di­rec­tor de la ins­ti­tu­ción, ha­bla de la “co­lec­ción de bio­rre­cur­sos más di­ver­sa del mun­do”.

En 2018, el pre­su­pues­to del ins­ti­tu­to as­cen­día a unos 20 mi­llo­nes de dó­la­res. Los cien­tí­fi­cos tam­bién rea­li­zan sus pro­pias in­ves­ti­ga­cio­nes y se cen­tran en cues­tio­nes ur­gen­tes, co­mo la ali­men­ta­ción mun­dial y los plás­ti­cos. Bus­can, por ejem­plo, bac­te­rias que pue­dan ha­cer que el plás­ti­co o el acei­te no pro­vo­quen más da­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador