Es­te vier­nes en Cuen­ca se rea­li­za­rá un even­to con va­rias re­pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas. En par­que se rin­de tributo a la tie­rra por las cosechas

El Universo - - INTERCULTU­RAL - WIL­SON PIN­TO-JOHNNY GUAMBAÑA

Al rit­mo del tam­bor y el pin­gu­llo, un gru­po de per­so­nas que re­pre­sen­ta­ba al fue­go, agua, vien­to y tie­rra, los cua­tro ele­men­tos fun­da­men­ta­les pa­ra la vi­da, en­tra­ron al par­que Ce­va­llos, en Am­ba­to.

Era par­te del ri­tual con el que apres­ta­ba a re­ci­bir la ener­gía tan­to de la Pa­cha­ma­ma (Ma­dre Tie­rra) co­mo del tai­ta In­ti (pa­dre Sol), en vís­pe­ras del In­ti Ray­mi (Fies­ta del Sol). Los ya­chak (sa­bios) estaban a car­go del ce­re­mo­nial.

Mar­cia Ma­sa­qui­za, fun­cio­na­ria del dis­tri­to de Sa­lud 18D01, ase­gu­ró que la ma­yor ener­gía del In­ti Ray­mi se­rá el 21 de ju­nio, día en que la ciu­da­da­nía po­dría mirar al tai­ta In­ti, es­pe­cial­men­te en la mañana, con el fin de re­ci­bir el ca­lor que le con­vier­te a ca­da uno en se­res hu­ma­nos con mu­cho más amor y ar­mo­nía.

Pa­ra los pue­blos an­di­nos, el In­ti Ray­mi es uno de los cua­tro fes­te­jos más im­por­tan­tes. En es­te se brin­da va­lor a los adul­tos ma­yo­res, por­que la ener­gía de la sa­bi­du­ría que ema­na el pa­dre Sol es­tá re­pre­sen­ta­da en ese gru­po de per­so­nas, por lo que se ha­ce muy im­por­tan­te su in­te­gra­ción.

Ma­sa­qui­za co­men­tó que es tras­cen­den­tal que co­mo par­te de la ce­re­mo­nia del In­ti Ray­mi se ten­ga el re­tum­bar del pin­gu­llo y el tam­bor, así co­mo el za­pa­teo de los dan­zan­tes por­que es el lla­ma­do al des­per­tar la ener­gía de la Pa­cha­ma­ma pa­ra que por ca­da po­ro del cuerpo in­gre­se con to­da su ener­gía.

La ce­re­mo­nia se com­ple­men­ta con los bra­zos ex­ten­di­dos a los cua­tro pun­tos car­di­na­les pa­ra que la ener­gía sa­na­do­ra del tai­ta In­ti lle­gue a to­das las per­so­nas, mien­tras que el fue­go que­me to­do lo ma­lo que tie­ne ca­da uno.

“Hoy es un tiem­po de re­fle­xión, es una nueva eta­pa, una nueva épo­ca en la que de­be­mos re­fle­xio­nar có­mo es­tán nues­tras me­tas, ver si he­mos cum­pli­do nues­tros ob­je­ti­vos, he­mos re­ci­bi­do la co­se­cha co­mo pro­duc­to de la siem­bra que he­mos he­cho y si la se­mi­lla no es la ade­cua­da es tiem­po de se­lec­cio­nar pa­ra sem­brar nue­va­men­te otras me­tas”, aña­dió.

Cé­sar Mo­li­na, coor­di­na­dor Zo­nal 3 del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, di­jo que el In­ti Ray­mi es muy es­pe­cial pa­ra los pue­blos y na­cio­na­li­da­des. “Es la fe­cha en la que se sa­lu­da a la pro­duc­ti­vi­dad y que es ícono den­tro de la cos­mo­vi­sión an­di­na”, ma­ni­fes­tó.

En Cuen­ca, la tra­di­cio­nal y an­ces­tral ce­le­bra­ción del In­ti Ray­mi ten­drá es­te vier­nes 21 su pri­mer en­cuen­tro.

Las dan­zas y re­pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas se to­ma­rán la cén­tri­ca ca­lle Simón Bo­lí­var has­ta ter­mi­nar en los ex­te­rio­res del Mu­seo Pu­ma­pun­go, don­de se tie­ne pre­vis­to desa­rro­llar un en­cuen­tro de sa­be­res.

La ini­cia­ti­va de re­to­mar es­ta tra­di­cio­nal fies­ta an­di­na pa­ra unir a los ci­ta­di­nos con la gen­te del sec­tor ru­ral al­re­de­dor del Dios Sol na­ció des­de la Pre­fec­tu­ra, pues se­gún su coor­di­na­dor de cul­tu­ra, Fer­nan­do Vás­quez, los fru­tos que de ella na­cen ali­men­tan a la po­bla­ción y eso nos ha­ce de­pen­dien­tes el uno del otro.

WIL­SON PIN­TO

►AM­BA­TO, Tun­gu­rahua. Dan­zan­tes fue­ron par­te del ri­tual que se reali­zó en el par­que Ce­va­llos en la ce­le­bra­ción del In­ti Ray­mi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.