PA­LA­BRA DIA­RIA

El Universo - - ENTRETENIM­IENTO -

De­jo ir con fe. De­jar ir

A ve­ces, pue­de pa­re­cer que ten­go el pe­so del mun­do so­bre mis hom­bros. Cuan­do me sien­ta así, re­cuer­do que nun­ca es­toy so­lo. Dios es­tá con­mi­go y yo es­toy en Dios. En vez de afe­rrar­me a mis preo­cu­pa­cio­nes, afir­mo or­den di­vino y de­jo ir. Per­mi­to que mi fe me ayu­de a su­pe­rar los desafíos y doy pa­sos prác­ti­cos que me per­mi­tan con­fiar y de­jar ir. Al res­pi­rar pro­fun­da­men­te, in­ha­lo po­si­bi­li­da­des ili­mi­ta­das. Per­mi­to que un sen­ti­mien­to de po­ten­cial in­fi­ni­to lle­ne mi cuerpo, sa­bien­do que ca­da so­lu­ción es mía en Dios. Aun­que no pue­da ver to­das las res­pues­tas aho­ra, ya exis­ten. Sien­to es­pe­ran­za y re­ci­bo con­sue­lo. Des­can­so cons­cien­te de que con Dios to­das las co­sas son po­si­bles. ¡De­jo ir en Dios!

Sal­mo 23:4

Aun­que de­ba yo pa­sar por el va­lle más som­brío, no te­mo sufrir da­ño al­guno, por­que tú es­tás con­mi­go. (F)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.