Amíl­car Bos­cán QUE MIS TE­MAS “SIEM­PRE PREFERÍ WI­LLIE CO­LÓN” LOS IN­TER­PRE­TE

Expresiones - - Gente (i) - IB

Ve­ne­zue­la es su tie­rra, la sal­sa es su gé­ne­ro mu­si­cal y Wi­llie Co­lón, su can­tan­te pre­fe­ri­do, al que le ha da­do la ma­yo­ría de sus crea­cio­nes. El can­tau­tor y abo­ga­do Amíl­car Bos­cán (58), na­ci­do en Ma­ra­cai­bo y que por pri­me­ra vez vi­si­ta Ecua­dor, se pre­sen­ta hoy, a par­tir de las 20:00, en la dis­co­te­ca Li­ving Club en La Gar­zo­ta y ma­ña­na en La Quin­ta Ma­ra­vi­lla, en Es­me­ral­das.

En 1985 se lan­zó co­mo so­lis­ta. A pe­sar de que la sal­sa ro­mán­ti­ca es­ta­ba en au­ge le im­pri­mió un se­llo ecléc­ti­co a sus me­lo­días que se en­mar­can en la es­cue­la de Héc­tor La­voe y Wi­llie Co­lón, con quien “hi­ce una bue­na re­la­ción. Me gra­bó 20 te­mas, en­tre ellos, Talento de te­le­vi­sión”.

Al­ter­nó con él cuan­do for­ma­ba par­te de Gua­co, un gru­po tra­di­cio­nal ve­ne­zo­lano y en el cual hi­zo ca­rre­ra en­tre los 18 y 25 años.

“En Nue­va York es­tu­ve en uno de los con­cier­tos de Wi­llie en el Pa­lla­dium y le en­tre­gué mis pri­me­ras can­cio­nes, co­mo Ame­ri­can Co­lour”, ex­pre­sa.

“Por las ca­rac­te­rís­ti­cas de mis te­mas siem­pre preferí que los in­ter­pre­te Wi­llie. Tie­nen un con­te­ni­do, un men­sa­je, con un en­fo­que no tan ro­sa de la vida”, aña­de el ar­tis­ta que si­gue vi­vien­do en Ve­ne­zue­la.

Des­de la se­cun­da­ria em­pe­zó a in­cur­sio­nar en las ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les. Du­ran­te la es­pe­ra pa­ra en­trar a la uni­ver­si­dad, in­te­gró un gru­po mu­si­cal en Ma­ra­cai­bo y se dio a co­no­cer co­mo ama­teur, pe­ro con in­ten­cio­nes muy se­rias. A los po­cos me­ses in­gre­só a Gua­co.

“He gra­ba­do 10 dis­cos en so­li­ta­rio y mu­cha par­te de mi obra es­tá vir­gen, tan vir­gen que re­cién ven­go a Ecua­dor. Es aho­ra que el mer­ca­do mo­des­to que acom­pa­ña a mi gé­ne­ro se in­tere­sa en crea­cio­nes que tie­nen años de gra­ba­das y por eso son con­si­de­ra­das co­mo nue­vas. Yo pue­do can­tar mis te­mas, las de otros di­fí­cil­men­te, así so­mos los can­tau­to­res”.

Un ar­tis­ta que lle­va el gé­ne­ro salsero en las ve­nas opi­na que el re­gue­tón es “una po­bre ex­pre­sión mu­si­cal, aun­que no de­ja de ser obra, di­ría que es una ex­pre­sión del os­cu­ran­tis­mo mu­si­cal. Lle­gó pa­ra que­dar­se, pe­ro ba­ja­rá su ni­vel. To­do es­tá in­ven­ta­do rít­mi­ca­men­te, lo que pue­den ha­ber son fu­sio­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.