Los in­di­ca­do­res co­men­za­ron a de­te­rio­rar­se, se­gún los úl­ti­mos in­for­mes del INEC.

La Hora Carchi - - GENTE -

Con la caí­da in­ter­na­cio­nal de los pre­cios del pe­tró­leo y el ago­ta­mien­to del mo­de­lo sus­ten­ta­do en un al­to gas­to pú­bli­co, que pri­vi­le­gia­ba la dis­tri­bu­ción del in­gre­so más que la ge­ne­ra­ción de ri­que­za, la re­duc­ción de la po­bre­za se es­tan­có a par­tir de 2014.

Se­gún los úl­ti­mos da­tos del Ins­ti­tu­to Ecua­to­riano de Es­ta­dís­ti­cas y Cen­sos (INEC) tam­bién ini­ció un pro­ce­so de de­te­rio­ro que in­clu­ye a ciu­da­des co­mo Quito y Gua­ya­quil.

Du­ran­te el pe­rio­do 2003 y 2006, la po­bre­za se re­du­jo del 49,1% al 37,4% y la po­bre­za ex­tre­ma del 26,8% al 16,8%. En los pri­me­ros seis años de la dé­ca­da co­rreís­ta, con ma­yo­res in­gre­sos, la po­bre­za si­guió re­du­cién­do­se, aun­que a me­nor ve­lo­ci­dad, has­ta lle­gar al 24,5% y la po­bre­za ex­tre­ma al 8%.

Sin em­bar­go, la úl­ti­ma en­cues­ta del INEC, con cor­te a ju­nio de es­te año, mos­tró que los ni­ve­les de po­bre­za por in­gre­sos, lue­go de re­duc­cio­nes

Cri­te­rios

Se­gún Ga­brie­la Cal­de­rón, analista en el Ca­to Ins­ti­tu­te, el pro­ble­ma prin­ci­pal de las eco­no­mías que to­da­vía no dan el sal­to al desa­rro­llo es crear más ri­que­za, no dis­tri­buir­la me­jor. “Por eso im­por­ta el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­do y con­vie­nen las po­lí­ti­cas que lo pro­mue­ven”, di­jo.

Un es­tu­dio del Ban­co Mun­dial ana­li­zó que la me­jo­ra en los in­gre­sos del 40% más po­bre en 118 paí­ses en los úl­ti­mos 40 años, se de­bió en tres cuar­tas par­tes al cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, y so­lo una cuar­ta par­te a pro­gra­mas re­dis­tri­bu­ti­vos.

Ade­más, el cre­cien­te gas­to pú­bli­co pue­de pro­vo­car un au­men­to cir­cuns­tan­cial de los ni­ve­les de vi­da, pe­ro si no se ci­mien­ta en po­lí­ti­cas de fo­men­to del em­pleo y de la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va, los be­ne­fi­cios se es­fu­man rá­pi­da­men­te, jun­to con los pre­cios in­ter­na­cio­na­les de ma­te­rias pri­mas, co­mo el pe­tró­leo.

Es­to es lo que ha pa­sa­do en el país en los úl­ti­mos años, de acuer­do a An­drés Ri­caur­te, eco­no­mis­ta. “El mo­de­lo de desa­rro­llo se sus­ten­tó en los gran­des in­gre­sos ex­ter­nos por ven­ta de cru­do, pe­ro cuan­do pa­só la bo­nan­za no se ha­bían he­cho cam­bios es­truc­tu­ra­les pa­ra fo­men­tar el mer­ca­do la­bo­ral, el em­pren­di­mien­to y la pro­duc­ción”, aco­tó.

El re­sul­ta­do es una so­cie­dad, que en me­dio de una cri­sis de li­qui­dez de la ca­ja fiscal, de­be cam­biar com­ple­ta­men­te de es­que­ma y bus­car un cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co que no se ba­se en el gas­to es­ta­tal, sino en un au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad y com­pe­ti­ti­vi­dad. Así po­drá ge­ne­rar las con­di­cio­nes de una ri­que­za cre­cien­te que pue­da sa­car, de ma­ne­ra sos­te­ni­ble, a la ma­yor can­ti­dad de per­so­nas de la po­bre­za.

AFEC­TA­DOS. La fal­ta de em­pleo for­mal im­pi­de que las fa­mi­lias ten­gan un in­gre­so ade­cua­do ca­da mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.