Cri­sis re­gio­nal

La Hora Carchi - - OPINIÓN - MA­NUEL BÁEZ R.

La in­tran­qui­li­dad con la que vi­ve la ju­ven­tud en nues­tro Ecua­dor no es la cau­sa de la cri­sis sino una con­se­cuen­cia.

Hay sue­ños trun­ca­dos, hay au­sen­cia de es­pa­cios, hay con­duc­tas que la so­cie­dad y la po­li­cía cues­tio­nan sin en­ten­der y tam­bién hay, des­gra­cia­da­men­te, ac­tos de­lic­ti­vos.

Es­ta si­tua­ción que hoy en día es nues­tra pro­pia reali­dad, que es­tá li­ga­da al ni­vel de po­bre­za que po­co a po­co va ahon­dán­do­se con la apa­ri­ción de coima­do­res pa­ra ha­cer más gra­ve la si­tua­ción. En to­da la re­gión se ex­pe­ri­men­ta la po­bre­za. En Amé­ri­ca La­ti­na y El Ca­ri­be hay más de 110 mi­llo­nes de per­so­nas que vi­ven con me­nos de un dó­lar dia­rio.

En el he­mis­fe­rio o mun­do oc­ci­den­tal con­for­man paí­ses con po­bre­za que va acu­mu­lan­do, lo que ale­ja de­fi­ni­ti­va­men­te la po­si­bi­li­dad de tra­ta­mien­to mé­di­co a tal pun­to que el 11 por cien­to de la po­bla­ción de la re­gión irá dis­mi­nu­yen­do el pro­me­dio de vi­da.

Se in­clu­ye en es­te fe­nó­meno la li­mi­ta­ción de los ser­vi­cios generales de la sa­lu­bri­dad.

La po­bre­za no so­lo es fal­ta de in­gre­sos sino de la ne­ga­ción de opor­tu­ni­da­des bá­si­cas pa­ra el desa­rro­llo hu­mano, fal­ta de ac­ce­so a ser­vi­cios de sa­lud y ali­men­ta­ción ra­zo­na­ble.

Aho­ra es­tá que otro fac­tor con­tri­bu­ye a es­ta ca­la­mi­dad, co­mo es la co­rrup­ción.

Es­ta ta­rea es el re­to del Go­bierno Cen­tral que se­ría co­mo po­lí­ti­ca de Es­ta­do el aca­bar cuan­to an­tes con es­te mal, an­tes de que ese cán­cer aca­be con no­so­tros.

En­ton­ces, no hay mi­sión tan tras­cen­den­tal que aca­bar con es­ta ho­rri­ble co­rrup­ción y que per­mi­ta que al ca­bo sal­ga­mos de la cri­sis, lue­go em­pren­da­mos un real cre­ci­mien­to con jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.