En­ve­je­ci­mien­to de la vis­ta cau­sa la pres­bi­cia

Aun­que ca­si to­do el mun­do ha es­cu­cha­do ha­blar de ella, aún exis­ten mi­tos y du­das a su al­re­de­dor.

La Hora Carchi - - PORTADA -

Con el pa­so de los años la vi­sión de cer­ca em­peo­ra, dan­do lu­gar a ese pro­ble­ma vi­sual que se lla­ma pres­bi­cia y mu­chos co­no­cen con el so­bre­nom­bre de vis­ta can­sa­da.

La pres­bi­cia es una con­di­ción fi­sio­ló­gi­ca to­tal­men­te nor­mal que se pro­du­ce con los años. El cris­ta­lino del ojo, que es co­mo el zoom de una cá­ma­ra que se adap­ta a las dis­tan­cias, pier­de elas­ti­ci­dad y por tan­to no pue­de en­fo­car co­rrec­ta­men­te, al igual que pa­sa con otras par­tes del cuer­po, co­mo las ar­ti­cu­la­cio­nes.

No es una en­fer­me­dad sino un de­fec­to vi­sual que for­ma par­te del pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to y no se pue­de pre­ve­nir.

La pres­bi­cia no es lo mis­mo que la fa­ti­ga ocu­lar que ocu­rre cuan­do los ojos rea­li­zan mu­cho es­fuer­zo pa­ra pro­por­cio­nar la me­jor vi­sión po­si­ble, y es­to pro­vo­ca que la vis­ta se can­se pro­du­cien­do mo­les­tias vi­sua­les.

La fa­ti­ga ocu­lar es un tras­torno tran­si­to­rio de­bi­do al es­fuer­zo mus­cu­lar ex­ce­si­vo que ha­cen los ojos du­ran­te un pe­rio­do lar­go y pue­de ocu­rrir a cual­quier edad.

Es­ta mo­les­tia se ma­ni­fies­ta con es­co­zor en los ojos o que­ma­zón, los ojos sue­len en­ro­je­cer­se y se em­pie­za a ver bo­rro­so. En oca­sio­nes apa­re­cen do­lo­res de ca­be­za, ma­reos o do­lo­res cer­vi­ca­les. (es­pa­nol.yahoo.com)

(Fo­to: cli­ni­ca­ba­vie­ra.com)

MO­LES­TIAS. La vis­ta bo­rro­sa que im­pi­de una bue­na lec­tu­ra es uno de los sín­to­mas de la pres­bi­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.