Equi­pos lis­tos, un ‘ba­rra bra­va’a ca­sa Bo­ca y Ri­ver rea­li­za­ron ayer su pri­me­ra prác­ti­ca. Un lí­der ra­di­cal de los ‘xe­nei­zes’ fue de­por­ta­do.

La Hora Carchi - - CRONOS -

Ri­ver Pla­te y Bo­ca Ju­niors em­pe­za­ron ayer con la pre­pa­ra­ción en Ma­drid pa­ra lle­var­se el do­min­go la Co­pa Li­ber­ta­do­res en una fi­nal “me­dio ra­ra” y ba­jo fuer­te vi­gi­lan­cia po­li­cial, tras los in­ci­den­tes acon­te­ci­dos en Bue­nos Ai­res que pro­vo­ca­ron su reu­bi­ca­ción.

Y aún a mi­les de ki­ló­me­tros de Bue­nos Ai­res, la se­gu­ri­dad del en­cuen­tro si­gue sien­do una cues­tión cen­tral co­mo mues­tra la de­por­ta­ción a Ar­gen­ti­na ayer de un lí­der ra­di­cal de Bo­ca Ju­niors ate­rri­za­do en Ma­drid.

Se tra­ta de “uno de los Ba­rras Bra­vas más sig­ni­fi­ca­ti­vos y pe­li­gro­sos, con nu­me­ro­sos an­te­ce­den­tes” po­li­cia­les, ex­pli­có a la AFP un por­ta­voz de la po­li­cía es­pa­ño­la, que des­ple­gó un am­plio dis­po­si­ti­vo pa­ra man­te­ner la cal­ma du­ran­te el par­ti­do y los días pre­vios.

Los ju­ga­do­res tam­bién lla­ma­ron a la cal­ma: “La gen­te es in­te­li­gen­te, sa­be que aquí mu­cho no se pue­de jo­der (...) Que va­ya to­do en paz, co­mo tie­ne que ser”, di­jo el ex­pe­ri­men­ta­do de­lan­te­ro de Bo­ca Ju­niors, Car­los Té­vez.

Con prác­ti­cas

En vis­tas al de­ci­si­vo en­cuen­tro del do­min­go en el es­ta­dio San­tia­go Ber­na­béu, con 81.000 asien­tos mu­chos de ellos re­ser­va­dos pa­ra la abun­dan­te co­mu­ni­dad ar­gen­ti­na re­si­den­te en Es­pa­ña, los hom­bres de Gui­ller­mo Ba­rros em­pe­za­ron ayer la pre­pa­ra­ción en las ins­ta­la­cio­nes de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la RFEF en las Ro­zas, al no­roes­te de Ma­drid.

En un am­bien­te dis­ten­di­do ba­jo un te­nue sol in­ver­nal, los ‘Xe­nei­zes’ rea­li­za­ron tra­ba­jo tác­ti­co en me­dia can­cha y des­pués con­ti­nua­ron con unos ejer­ci­cios de dis­pa­ros.

Por su par­te, Ri­ver Pla­te ate­rri­zó en el ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas ayer por la ma­ña­na y en la tar­de en­tre­nó en el re­cin­to de­por­ti­vo del Real Ma­drid, en Val­de­be­bas.

A ki­ló­me­tros de ca­sa

Le­jos pa­re­cen que­dar los in­ci­den­tes vi­vi­dos en el Mo­nu­men­tal el 24 de no­viem­bre, cuan­do el au­to­bús de Bo­ca fue ata­ca­do por hin­chas ra­di­ca­les de Ri­ver con

CO­PA LI­BER­TA­DO­RES

pie­dras y ga­ses la­cri­mó­ge­nos que le­sio­na­ron a al­gu­nos de sus ju­ga­do­res.

El par­ti­do fue apla­za­do al día si­guien­te y des­pués in­de­fi­ni­da­men­te. La Con­me­bol op­tó fi­nal­men­te por ju­gar en Ma­drid. “Es una fi­nal me­dio ra­ra. Co­mo ju­ga­dor creo que es im­por­tan­te no per­der el fo­co por­que es una fi­nal de Li­ber­ta­do­res. Pe­ro ju­gar en Ma­drid un Ri­ver-Bo­ca... es ra­ro”, re­co­no­ció Car­los Té­vez.

TRA­BA­JOS. Ri­ver Pla­te en­tre­nó en Val­de­be­bas y Bo­ca Ju­niors en la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.