‘Par­ti­dos po­lí­ti­cos es­tán pre­sen­tes en CNE’

La Hora Carchi - - PORTADA -

Luis Verdesoto, Con­se­je­ro CNE

El con­se­je­ro del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral (CNE), Luis Verdesoto, ana­li­za la si­tua­ción del or­ga­nis­mo y la pro­yec­ción de la la­bor que tie­ne con mi­ras a las elec­cio­nes sec­cio­na­les que se cum­pli­rán en mar­zo de 2019. Sos­tie­ne que “en es­te mo­men­to hay la ur­gen­cia de bus­car los me­jo­res di­se­ños”. Así ha­bló con La Ho­ra.

¿Ya se su­pe­raron las di­fe­ren­cias in­ter­nas que se evi­den­cia­ron en la pri­me­ra se­sión para la elec­ción de au­to­ri­da­des?

Sí, creo que lo fun­da­men­tal ha si­do una ma­ni­fes­ta­ción cla­ra de que es­te or­ga­nis­mo es­tá con­for­ma­do por gen­te que quie­re la de­mo­cra­cia. Las di­fe­ren­cias ini­cia­les mías han si­do mar­ca­das so­bre el ex­ce­si­vo apre­su­ra­mien­to que pu­do lle­var a erro­res que po­dían ser en su mo­men­to com­ple­jos, pe­ro que en es­te ra­to hay un in­ten­to ob­vio de tra­ba­jar con la me­jor orientación para que el país, y so­bre to­do en un pro­ce­so tan de­li­ca­do para el me­jo­ra­mien­to de la ca­li­dad de la de­mo­cra­cia, si­ga ade­lan­te.

¿Hu­bo dispu­ta in­ter­na por la pre­si­den­cia del CNE?

Hu­bo cri­te­rios di­fe­ren­tes…

¿Cuá­les por ejem­plo?

Có­mo se de­be con­du­cir es­to, qué ti­po de modelo de ges­tión se de­bía dar, pe­ro se han ido li­man­do y en los si­guien­tes días lo­gra­mos un acuer­do co­mún.

Su nom­bre so­na­ba con fuer­za para pre­si­dir el or­ga­nis­mo elec­to­ral. Las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les y la aca­de­mia veían en us­ted el me­jor cua­dro ¿Qué pa­só, por qué no se con­cre­tó?

Fren­te al re­sul­ta­do de los con­cur­sos (de se­lec­ción), yo ha­bía ga­na­do los tres con­cur­sos que se pro­du­je­ron, hu­bo una ne­go­cia­ción po­lí­ti­ca que es la que fi­nal­men­te de­ci­dió quién de­be pre­si­dir el CNE y yo soy un de­mó­cra­ta y asu­mo que en de­mo­cra­cia se pue­de dar así las si­tua­cio­nes.

¿A qué se re­fie­re con ne­go­cia­ción po­lí­ti­ca?

Par­ti­dos po­lí­ti­cos es­tán pre­sen­tes en CNE.

¿Em­pe­za­ron a ope­rar los par­ti­dos po­lí­ti­cos?

Siempre han ope­ra­do y tie­nen que ope­rar por­que es­te es un or­ga­nis­mo bá­si­ca­men­te des­ti­na­do ha­cia la con­tien­da po­lí­ti­ca, con par­ti­dos po­lí­ti­cos y mo­vi­mien­tos so­cia­les.

¿Pe­ro en de­tri­men­to de las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les y de la aca­de­mia?

No. Lo que hay en el CNE es un nue­vo modelo de ges­tión y de de­ci­sión en el sis­te­ma elec­to­ral. Es­tá re­la­cio­na­do con lo que se lla­ma un modelo mix­to, es de­cir que tie­ne in­fluen­cia par­ti­da­ria y una in­fluen­cia so­cial que se con­tro­lan mu­tua­men­te. Es dis­tin­to a lo de an­tes cuan­do se te­nía un modelo con sie­te par­ti­dos po­lí­ti­cos que con­tro­la­ban una red, aho­ra son tres par­ti­dos po­lí­ti­cos y se con­tro­lan en­tre sí y dos de or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les que con­for­man un nue­vo modelo.

¿Us­ted y Est­he­la Ace­ro (quien tam­po­co es­tu­vo en la pri­me­ra se­sión) se­rán la opo­si­ción al in­te­rior del or­ga­nis­mo?

No. Est­he­la Ace­ro y yo te­ne­mos una cer­ca­nía muy fuer­te ideo­ló­gi­ca, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que cuan­do se tra­te de te­mas ins­ti­tu­cio­na­les y te­mas glo­ba­les del CNE bus­ca­re­mos ma­yo­rías más am­plias; es­ta­mos tra­tan­do de fun­cio­nar con ba­se en el con­sen­so y uni­dad.

¿Có­mo en­con­tró el or­ga­nis­mo elec­to­ral?

Es com­ple­ja la si­tua­ción de un or­ga­nis­mo que ha te­ni­do 10 años de de­pen­den­cia de un so­lo par­ti­do po­lí­ti­co, 10 años de de­pen­den­cia del Eje­cu­ti­vo so­bre to­do por la na­tu­ra­le­za de su fun­ción. La al­ta com­ple­ji­dad im­pli­ca tan­to te­mas de con­tra­ta­ción, te­mas de de­ci­sión po­lí­ti­ca y fun­da­men­tal­men­te de orientación.

¿Qué es lo que más le preo­cu­pa?

Siempre me preo­cu­pó la orientación del sis­te­ma elec­to­ral, que ca­mi­na­ba ex­clu­si­va­men­te a man­te­ner la he­ge­mo­nía de un par­ti­do po­lí­ti­co. Es­to es la preo­cu­pa­ción cen­tral, así mis­mo el te­ma de con­tra­ta­ción, el te­ma de pro­ce­sos, hay mu­chos.

¿Có­mo com­ba­tir eso que ha men­cio­na­do?

Hay que re­cu­pe­rar la uni­dad del vo­to; el Ecua­dor no pu­de se­guir con un sis­te­ma elec­to­ral en ba­se al vo­to frac­cio­na­do, no pue­de se­guir con un sis­te­ma fal­sa­men­te pro­por­cio­nal, no pu­de pro­se­guir con una mo­da­li­dad de que el sis­te­ma de con­ta­bi­li­dad pro­cu­ra ser pro­por­cio­nal y en la reali­dad es ma­yo­ri­ta­rio; no pue­de pro­se­guir un sis­te­ma en el cual en la pre­pa­ra­ción de la cam­pa­ña elec­to­ral se ha da­do una for­ma de ge­ne­rar irre­gu­la­ri­da­des, es de­cir hay mu­chas que ha­cer.

¿Qué se ne­ce­si­ta para te­ner un CNE fuer­te, con­fia­ble, que ga­ran­ti­ce los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les?

Trans­pa­ren­cia, trans­pa­ren­cia y más trans­pa­ren­cia. La fal­ta de trans­pa­ren­cia se pue­de cu­rar con más trans­pa­ren­cia ¿Qué sig­ni­fi­ca trans­pa­ren­cia? Que lo­gre­mos te­ner con­di­cio­nes de equi­dad en la com­pe­ten­cia. Es­te es un or­ga­nis­mo que tie­ne que re­gu­lar la com­pe­ten­cia po­lí­ti­ca, la elec­ción no es más que una com­pe­ten­cia po­lí­ti­ca, en­ton­ces lo que se tie­ne que ha­cer es re­gu­lar las con­di­cio­nes para que esa com­pe­ten­cia sea equi­ta­ti­va y eso se lo­gra con trans­pa­ren­cia.

¿Y es­te CNE es­tá en ca­pa­ci­dad de ga­ran­ti­zar la trans­pa­ren­cia de las elec­cio­nes sec­cio­na­les de 2019?

Creo que es­tá en ca­mino eso y hay que ha­cer­lo en el día a día, aco­mo­dan­do la car­ga en el ca­mino.

¿Qué fal­ta?

Mu­chas co­sas. Pri­me­ro, las ins­ti­tu­cio­nes no se mo­di­fi­can en dos días, se mo­di­fi­can en lar­gos pla­zos. Fal­ta que di­se­ñe­mos bien es­ta ins­ti­tu­ción, ten­ga­mos cla­ro a dón­de ca­mi­na la ins­ti­tu­ción, ten­ga­mos cla­ro cuál es el acuer­do po­lí­ti­co de los ecua­to­ria­nos de ha­cia dón­de de­be ca­mi­nar y or­de­ne­mos ad­mi­nis­tra­ti­va­men­te es­to para que ca­mi­ne ha­cia allá. Lue­go de eso ve­re­mos un cam­bio en el com­por­ta­mien­to de los ecua­to­ria­nos.

¿Y có­mo mar­cha el pro­ce­so elec­to­ral del 2019?

Bien, la po­bla­ción de­be te­ner con­fian­za de que lo ha­re­mos bien y en lo que ha­ce­mos mal, de­be de­man­dar­nos.

To­man­do en cuen­ta sus an­te­ce­den­tes de ana­lis­ta, ¿có­mo ve la si­tua­ción po­lí­ti­ca del país en es­tos mo­men­tos?

La de­mo­cra­cia es la for­ma que te­ne­mos de pro­ce­sa­mien­to pa­cí­fi­co de nues­tras di­fe­ren­cias. En es­te mo­men­to es­ta­mos an­te la ne­ce­si­dad de que to­das las ins­ti­tu­cio­nes que sur­gie­ron ava­li­za­das por un pro­ce­so elec­to­ral, que sur­gie­ron de pro­ce­sos de­mo­crá­ti­cos ac­túen de mo­do pre­ci­so. A ve­ces hay que cam­biar las ins­ti­tu­cio­nes y no so­lo las per­so­nas. Ecua­dor se en­cuen­tra fren­te a la ne­ce­si­dad tam­bién de cam­biar las ins­ti­tu­cio­nes. En es­te mo­men­to te­ne­mos la ur­gen­cia de bus­car los me­jo­res di­se­ños.

¿Có­mo le deja al país la re­nun­cia de Ma­ría Ale­jan­dra Vi­cu­ña a la Vi­ce­pre­si­den­cia del Re­pú­bli­ca?

Pien­so que hay que re­de­fi­nir la ins­ti­tu­ción de la Vi­ce­pre­si­den­cia. Evi­den­te­men­te en un pe­rio­do tan cor­to dos vi­ce­pre­si­den­tes, uno aco­sa­do por los ilí­ci­tos y la se­gun­da tam­bién aco­sa­da por otro gé­ne­ro de ilí­ci­tos ha­ce ne­ce­sa­rio que los ecua­to­ria­nos pen­se­mos en nue­vas for­mas de di­se­ño de fun­ción de la Vi­ce­pre­si­den­cia.

ENTREVISTA. El con­se­je­ro Luis Verdesoto re­ci­bió en su ofi­ci­na del CNE a Dia­rio La Ho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.