In­redh: Un cuar­to de si­glo de­fen­dien­do De­re­chos Hu­ma­nos

La Hora Carchi - - PAÍS -

“Ser ac­ti­vis­ta en Ecua­dor sig­ni­fi­ca un com­pro­mi­so y, so­bre to­do, una op­ción po­lí­ti­ca de vi­da y de lu­cha per­ma­nen­te pa­ra cons­truir la paz, la equi­dad, la jus­ti­cia y la iden­ti­dad, exi­gien­do el res­pe­to de nues­tros De­re­chos Hu­ma­nos. Por eso, se com­pro­me­te to­da una vi­da”. Así lo de­fi­ne el di­rec­tor de la Fun­da­ción Re­gio­nal de Ase­so­ría en De­re­chos Hu­ma­nos (In­redh), Luis Án­gel Saa­ve­dra, so­bre el tra­ba­jo que rea­li­zan sus in­te­gran­tes en el país.

Lo di­jo ayer, tras par­ti­ci­par en un fo­ro so­bre la vi­gen­cia de la Jus­ti­cia In­dí­ge­na co­mo uno de los prin­ci­pa­les ac­tos or­ga­ni­za­dos en el trans­cur­so de es­ta se­ma­na en Qui­to, pa­ra ce­le­brar los 25 años de fun­cio­na­mien­to de In­redh en el país.

Se tra­ta de una or­ga­ni­za­ción que ha brin­da­do apo­yo le­gal, in­clu­so con in­ter­ven­cio­nes di­rec­tas an­te tri­bu­na­les de Jus­ti­cia, a víc­ti­mas de vio­la­cio­nes de sus De­re­chos Hu­ma­nos.

En­tre sus nu­me­ro­sos apo­yos cons­tan ca­sos que han cau­sa­do con­mo­ción so­cial en el país, co­mo el apre­sa­mien­to a 11 cam­pe­si­nos de Pu­tu­ma­yo, afec­ta­dos por ae­ro­fu­mi­ga­cio­nes en la fron­te­ra nor­te, fa­mi­lia­res que bus­can a sus se­res que­ri­dos des­apa­re­ci­dos co­mo Ju­lia­na Cam­po­ver­de o Luis Eduar­do Gua­cha­lá y víc­ti­mas de tor­tu­ra.

“He­mos te­ni­do pe­río­dos y ca­sos que nos han da­do la fuer­za pa­ra se­guir ade­lan­te. Ca­da ge­ne­ra­ción que ha pa­sa­do por In­redh ha te­ni­do ca­sos muy gra­ves. En es­tos 25 años ha cam­bia­do la le­gis­la­ción pe­ro so­bre to­do hoy se exi­ge De­re­chos Hu­ma­nos, que son míos y que de­ben res­pe­tar­se”, aco­tó Saa­ve­dra.

TRA­BA­JO. La ma­ña­na de ayer Saa­ve­dra par­ti­ci­pó en un fo­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.