IESS fue che­que­ra en dé­ca­da co­rreís­ta

Tres in­for­mes pre­li­mi­na­res de Con­tra­lo­ría con­fir­man las crí­ti­cas he­chas des­de ha­ce años.

La Hora Carchi - - PORTADA -

QUI­TO • “Nun­ca co­mo en la úl­ti­ma dé­ca­da, el IESS su­frió gol­pes tan fuer­tes a su sos­te­ni­bi­li­dad y a la vi­gen­cia de sus prin­ci­pios. La ins­ti­tu­ción fue tra­ta­da co­mo una fuen­te de li­qui­dez del Go­bierno de turno, gra­cias a un en­tra­ma­do de ma­ño­se­ría a be­ne­fi­cio del po­der”. Así, Mar­co Proa­ño Ma­ya, abo­ga­do y ex­per­to en el sis­te­ma de Se­gu­ri­dad So­cial, re­su­mió el ma­ne­jo de una de las ins­ti­tu­cio­nes más im­por­tan­tes del país du­ran­te el Go­bierno de Ra­fael Co­rrea.

En los úl­ti­mos tres in­for­mes pre­li­mi­na­res re­ve­la­dos por la Con­tra­lo­ría, des­de la se­ma­na pa­sa­da, se ob­ser­va fal­ta de con­trol, tras­pa­so ile­gal de re­cur­sos de un fon­do a otro, in­cum­pli­mien­tos en las trans­fe­ren­cias y el ma­ne­jo del fon­do de pen­sio­nes, nu­la ges­tión pa­ra de­ter­mi­nar la deu­da to­tal en el fon­do de sa­lud e, in­clu­so, des­cuen­tos no au­to­ri­za­dos a más de 500 fun­cio­na­rios pa­ra fi­nan­ciar ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas de Alian­za PAIS.

Ro­dri­go Me­na, ju­bi­la­do y ac­ti­vis­ta por el res­pe­to al IESS, co­men­tó que, la­men­ta­ble­men­te, la ins­ti­tu­ción ha si­do un bo­tín pa­ra los po­lí­ti­cos. “Nun­ca se ha re­fle­xio­na­do que, si se quie­bra el sis­te­ma, el país tam­bién se rom­pe. La Se­gu­ri­dad So­cial es vi­da y, si fra­ca­sa, el re­sul­ta­do es más po­bre­za, ex­clu­sión e inequi­dad”, con­tó.

“Nun­ca co­mo en la úl­ti­ma dé­ca­da, el IESS su­frió gol­pes tan fuer­tes a su sos­te­ni­bi­li­dad y a la vi­gen­cia de sus prin­ci­pios. La ins­ti­tu­ción fue tra­ta­da co­mo una fuen­te de li­qui­dez del Go­bierno de turno, gra­cias a un en­tra­ma­do de ma­ño­se­ría a be­ne­fi­cio del po­der”. Así, Mar­co Proa­ño Ma­ya, abo­ga­do y ex­per­to en el sis­te­ma de Se­gu­ri­dad So­cial, re­su­mió el ma­ne­jo de una de las ins­ti­tu­cio­nes más im­por­tan­tes del país du­ran­te el Go­bierno de Ra­fael Co­rrea.

En los úl­ti­mos tres in­for­mes pre­li­mi­na­res re­ve­la­dos por la Con­tra­lo­ría, des­de la se­ma­na pa­sa­da, se ob­ser­va fal­ta de con­trol, tras­pa­so ile­gal de re­cur­sos de un fon­do a otro, in­cum­pli­mien­tos en las trans­fe­ren­cias y el ma­ne­jo del fon­do de pen­sio­nes, nu­la ges­tión pa­ra de­ter­mi­nar la deu­da to­tal en el fon­do de sa­lud e, in­clu­so, des­cuen­tos no au­to­ri­za­dos a más de 500 fun­cio­na­rios pa­ra fi­nan­ciar ac­ti­vi­da­des po­lí­ti­cas de Alian­za PAIS.

Ro­dri­go Me­na, ju­bi­la­do y ac­ti­vis­ta por el res­pe­to al IESS, co­men­tó que, la­men­ta­ble­men­te, la ins­ti­tu­ción ha si­do un bo­tín pa­ra los po­lí­ti­cos. “Nun­ca se ha re­fle­xio­na­do que, si se quie­bra el sis­te­ma, el país tam­bién se rom­pe. La Se­gu­ri­dad So­cial es vi­da y, si fra­ca­sa, el re­sul­ta­do es más po­bre­za, ex­clu­sión e inequi­dad”, con­tó.

Pa­ra no ol­vi­dar

El pri­me­ro de los in­for­mes, cu­ya lec­tu­ra se reali­zó el jue­ves 6 de di­ciem­bre, de­ter­mi­na des­cuen­tos no au­to­ri­za­dos, vía rol de pa­gos, a 533 fun­cio­na­rios por 378.932 dó­la­res, los cua­les fue­ron di­rec­ta­men­te a dos cuen­tas de Alian­za PAIS en el Ban­co Pa­cí­fi­co y una cuen­ta de Cam­bio Ge­ne­ra­cio­nal en el Ban­co Pi­chin­cha.

Con res­pec­to al Fon­do de Sa­lud, en un in­for­me leí­do el lu­nes 10 de di­ciem­bre, la Con­tra­lo­ría con­clu­yó que las au­to­ri­da­des a car­go del IESS no han he­cho las ges­tio­nes ni ac­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra de­ter­mi­nar el va­lor to­tal de la deu­da del Es­ta­do, me­nos to­da­vía có­mo se la va a pa­gar.

En los re­gis­tros par­cia­les de la ins­ti­tu­ción, por gra­ves pro­ble­mas en la fac­tu­ra­ción y la va­li­da­ción de los ser­vi­cios de sa­lud pres­ta­dos, so­lo se in­clu­ye un mon­to de 3.073 mi­llo­nes de dó­la­res. Sin em­bar­go, la ci­fra po­dría su­bir drás­ti­ca­men­te.

Fi­nal­men­te, en un in­for­me pre­li­mi­nar so­bre se­gu­ro Ge­ne­ral de Pen­sio­nes, re­ve­la­do el mar­tes, se de­ter­mi­na que el fon­do tu­vo que des­in­ver­tir 4.282 mi­llo­nes de sus aho­rros en el Biess pa­ra po­der cu­brir gas­tos ope­ra­cio­na­les y pres­ta­cio­na­les. Es­to co­mo re­sul­ta­do de una nor­ma­ti­va que, apro­ba­da por el Con­se­jo Di­rec­ti­vo, re­du­jo el por­cen­ta­je de apor­ta­ción al fon­do de pen­sio­nes de 9,75% al 5,86%. Ade­más, se in­cum­plió en el pa­go del 40% de apor­te es­ta­tal.

“Las pen­sio­nes ac­tua­les y fu­tu­ras es­tán en gra­ve ries­go. Por eso, ade­más de las san­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas que es­ta­ble­cen los in­for­mes, se de­be es­ta­ble­cer las res­pon­sa­bi­li­da­des ins­ti­tu­cio­na­les. Lo que se cons­tru­yó en una era, se des­tru­yó en una ho­ra”, pun­tua­li­zó Proa­ño Ma­ya.

Ade­más, aña­dió que la au­to­ri­dad en­tran­te, Paúl Gran­da, nue­vo pre­si­den­te del Con­se­jo Di­rec­ti­vo, de­be ha­cer res­pe­tar la Ley, co­men­zan­do por que se trans­fie­ra los 1.600 mi­llo­nes de dó­la­res, que co­mo 40% de apor­te es­ta­tal co­rres­pon­de en 2019, y no los 1.240 mi­llo­nes es­ta­ble­ci­dos en la pro for­ma.

Lo que se cons­tru­yó en una era, se des­tru­yó en una ho­ra”. MAR­CO PROA­ÑO MA­YA EX­PER­TO EN SE­GU­RI­DAD SO­CIAL

PRO­YEC­CIÓN. La sos­te­ni­bi­li­dad de la ins­ti­tu­ción a lar­go pla­zo es el prin­ci­pal pun­to de de­ba­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.