Or­ga­ni­za­cio­nes de DD.HH. cues­tio­nan po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria

Di­cen que so­li­ci­tar una apos­ti­lla con pa­sa­do ju­di­cial es otra for­ma de vul­ne­rar los de­re­chos de mo­vi­li­dad.

La Hora Carchi - - GLOBAL -

Or­ga­ni­za­cio­nes de DD.HH. cues­tio­na­ron al Go­bierno la de­ci­sión de pe­dir a los ve­ne­zo­la­nos que deseen in­gre­sar al Ecua­dor el pa­sa­do ju­di­cial apos­ti­lla­do. La me­di­da se to­mó tras el fe­mi­ci­dio co­me­ti­do por un ciu­da­dano de esa na­cio­na­li­dad en con­tra de su pa­re­ja ecua­to­ria­na, en Iba­rra.

Es­te­fa­nía Co­re­lia, re­pre­sen­tan­te de la Misión Sca­la­bri­nia­na, ase­gu­ró que la po­bla­ción ve­ne­zo­la­na ejer­ce su le­gí­ti­mo de­re­cho pa­ra des­pla­zar­se y mo­vi­li­zar­se den­tro de nues­tro país, por lo que al so­li­ci­tar el pa­sa­do ju­di­cial so­lo se bus­ca un “chi­vo ex­pia­to­rio”, que siem­pre re­cae­rá en la gen­te más in­de­fen­sa, que en es­te ca­so son los des­pla­za­dos y re­fu­gia­dos. “Es gen­te que en es­te mis­mo mo­men­to es­tá atra­ve­san­do to­do el cas­ti­go de un he­cho del cual no es res­pon­sa­ble”, di­jo. Aña­dió que la me­di­da anun­cia­da por el Go­bierno es dis­cri­mi­na­to­ria y evi­den­cia el afán de que­rer cri­mi­na­li­zar a to­da una po­bla­ción, lo que le ha­ce más vul­ne­ra­ble.

Por su par­te El­sie Mon­ge, di­rec­to­ra de la Co­mi­sión Ecu­mé­ni­ca de los De­re­chos Hu­ma­nos (Ced­hu), agre­gó que no se pue­de cri­mi­na­li­zar a to­da la po­bla­ción ve­ne­zo­la­na, y que lo que ha he­cho el Ré­gi­men es tra­tar de des­viar la aten­ción an­te su in­efi­ca­cia pa­ra com­ba­tir la vio­len­cia con­tra la mu­jer.

Vir­gi­nia Gó­mez, de la pla­ta­for­ma ‘Vivas nos que­re­mos’, ma­ni­fes­tó que la muer­te de Dia­na es un fe­mi­ci­dio de Es­ta­do, ya que se pro­du­jo fren­te a sus re­pre­sen­tan­tes (los po­li­cías).

Pro­nun­cia­mien­to

Las aso­cia­cio­nes de ve­ne­zo­la­nos en Ecua­dor emi­tie­ron un co­mu­ni­ca­do so­bre las de­cla­ra­cio­nes de Eduar­do Fe­bres Cor­de­ro y de la fun­da­ción ‘Ve­ne­zo­la­nos en el Ex­te­rior’. “De­cla­ra­mos a di­cho ciu­da­dano per­so­na no gra­ta den­tro de la co­mu­ni­dad ve­ne­zo­la­na”.

El do­cu­men­to tam­bién aler­ta “ve­ri­fi­car cual­quier men­sa­je ter­gi­ver­sa­do”, que pon­ga en ries­go a la co­mu­ni­dad ve­ne­zo­la­na en el país.

Ade­más, ex­hor­ta­ron a que las ac­cio­nes de vio­len­cia no se re­pli­quen ni en Ecua­dor ni en Ve­ne­zue­la. Mos­tra­ron su re­cha­zo al Go­bierno de Ma­du­ro, aun­que re­co­men­da­ron no par­ti­ci­par en las mo­vi­li­za­cio­nes de pro­gra­ma­das pa­ra hoy en su con­tra, pa­ra evi­tar cual­quier bro­te de vio­len­cia.

PRO­NUN­CIA­MIEN­TO. Re­pre­sen­tan­tes de or­ga­ni­za­cio­nes ciu­da­da­nas se man­tie­nen uni­das con­tra el fe­mi­ci­dio y la xe­no­fo­bia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.