Es­po­so de asam­bleís­ta Cam­pain mue­re en ma­nos de ‘sa­ca­pin­tas’

Se­gún la Po­li­cía, la víc­ti­ma se ha­bría opues­to al ro­bo. Los cri­mi­na­les le dis­pa­ra­ron y acu­chi­lla­ron.

La Hora Carchi - - PAÍS -

Los al­re­de­do­res de la ave­ni­da 6 de Di­ciem­bre y Por­tu­gal, nor­te de Qui­to, vuel­ven a con­ver­tir­se en es­ce­na del cri­men. Es­ta vez, la víc­ti­ma, iden­ti­fi­ca­da co­mo Fer­nan­do Ca­sa­no­va, fue el es­po­so de la asam­bleís­ta Ri­na Cam­pain, de CREO.

Se­gún las pri­me­ras in­da­ga­cio­nes po­li­cia­les, el hom­bre de 40 años se ha­bría opues­to al ro­bo de un di­ne­ro que aca­ba­ba de sa­car de una en­ti­dad fi­nan­cie­ra. El atra­co ocu­rrió a ple­na luz del día. Eran las 11:45 de ayer cuan­do se es­cu­chó un dis­pa­ro. Cuan­do vol­tea­ron a ver de dón­de pro­ve­nía la de­to­na­ción, ob­ser­va­ron a Ca­sa­no­va tam­ba­leán­do­se has­ta lle­gar a una ban­ca cer­ca­na a los ca­je­ros au­to­má­ti­cos.

Una mu­jer co­rrió a asis­tir­lo, pe­ro era inú­til. Des­de el ano­ni­ma­to ella con­tó que lo úl­ti­mo que le al­can­zó a de­cir el fi­na­do es que era es­po­so de una asam­bleís­ta, que lo ayu­de. Lo úni­co que la da­ma pu­do ha­cer fue pro­por­cio­nar a la Po­li­cía unos nú­me­ros te­le­fó­ni­cos que le en­tre­gó el hoy di­fun­to.

Atra­co

Henry Reas­cos, tes­ti­go pre­sen­cial del he­cho, con­tó que dos su­je­tos se apro­xi­ma­ron a la víc­ti­ma. Uno por­ta­ba un ar­ma de fue­go y otro un cu­chi­llo. En­tre am­bos in­ten­ta­ron qui­tar­le el di­ne­ro que lle­va­ba en un bol­so, pe­ro Ca­sa­no­va se ne­gó a en­tre­gár­se­lo.

El hom­bre se ga­nó un gol­pe en la nu­ca con la ca­cha del ar­ma, pe­ro se­guía afe­rra­do a la ma­le­ta. El cri­mi­nal abrió fue­go a que­ma­rro­pa, mien­tras que su com­pin­che le hi­rió de muer­te con un cu­chi­llo.

An­dré Ocampo, otro tes­ti­go, coin­ci­dió con Reas­cos y agre­gó que tras ase­si­nar a Ca­sa­no­va los dos an­ti­so­cia­les co­rrie­ron ha­cia la Av. 6 de Di­ciem­bre, don­de los es­pe­ra­ban otros dos su­je­tos a bor­do de dos mo­to­ci­cle­tas. El aho­ra oc­ci­so mu­rió abra­za­do a la ma­le­ta con el efec­ti­vo.

En la es­qui­na de la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra es­tá ubi­ca­da una car­pa que co­rres­pon­de a un pun­to se­gu­ro de la Po­li­cía Na­cio­nal. Se­gún Ocampo, a la ho­ra del cri­men no ha­bía ni un so­lo po­li­cía.

Víctor Aráus, di­rec­tor na­cio­nal de la Di­na­sed, con­fir­mó que el mó­vil de la muer­te fue el asal­to y pre­ci­só que la víc­ti­ma pre­sen­ta­ba una he­ri­da de ar­ma de fue­go en el tó­rax y va­rias pu­ña­la­das en la es­pal­da. El uni­for­ma­do no pre­ci­só la can­ti­dad de di­ne­ro que pre­ten­dían lle­var­se los de­lin­cuen­tes, pe­ro in­di­có que era una su­ma im­por­tan­te. El lí­der de CREO, Gui­ller­mo Las­so, ex­pre­só su pe­sar en Twit­ter.

Em­pre­sa­rio

Fer­nan­do Ca­sa­no­va Díaz era em­pre­sa­rio ca­ma­ro­ne­ro de Es­me­ral­das. Ade­más de te­ner el tí­tu­lo de In­ge­nie­ro Co­mer­cial, lo­gra­do en la Uni­ver­si­dad Es­pí­ri­tu San­to (UEES) de Gua­ya­quil, te­nía una maes­tría en Ad­mi­nis­tra­ción. Ca­sa­no­va jun­to a la le­gis­la­do­ra pro­creó dos hi­jos y era pa­pá de un ter­ce­ro.

Era el ma­yor de dos her­ma­nos. En de Es­me­ral­das, sus fa­mi­lia­res ayer es­pe­ra­ban la lle­ga­da del cuer­po pa­ra el velatorio.

En ho­ras de la tar­de de ayer, Pa­tri­cia Díaz, ma­má del Fer­nan­do Ca­sa­no­va Díaz, tu­vo un que­bran­do en su sa­lud de­bi­do al cri­men, por lo que fue lle­va­da de ur­gen­cia por los fa­mi­lia­res al hos­pi­tal del IESS.

Él se desem­pe­ñó co­mo vo­cal de la Jun­ta Pro­vin­cial Elec­to­ral de Es­me­ral­das, del 13 de di­ciem­bre de 2018 has­ta el 15 de enero de 2019.

ASAL­TO. El hoy di­fun­to ago­ni­zó so­bre una ban­ca fren­te a la en­ti­dad fi­nan­cie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.