Fis­cal May­ra So­ria pre­sen­ta­rá ac­ción de pro­tec­ción

La Hora Carchi - - PAÍS -

La fis­cal de la Uni­dad N. 3 de Gé­ne­ro de Pi­chin­cha, May­ra So­ria, pre­sen­ta­rá una ac­ción de pro­tec­ción des­pués de que el Con­se­jo de la Ju­di­ca­tu­ra (CJ) re­sol­vió sus­pen­der­le por 30 días, co­mo san­ción a una pre­sun­ta fal­ta de ce­le­ri­dad pa­ra in­ves­ti­gar un ca­so de aco­so se­xual. Esa de­ci­sión to­mó ayer jun­to a su abo­ga­do y la con­cre­ta­rá la pró­xi­ma se­ma­na.

Pe­ro tam­bién es­ta­rá a la es­pe­ra de que la nue­va Ju­di­ca­tu­ra se po­se­sio­ne, po­si­ble­men­te el pró­xi­mo mar­tes, pa­ra ex­po­ner­le su ca­so. Es­ta ac­ción es­tá res­pal­da­da por la coa­li­ción por el abu­so se­xual, que reúne, en­tre otros, al Con­se­jo Na­cio­nal pa­ra la Igual­dad In­ter­ge­ne­ra­cio­nal, a la ac­ti­vis­ta Sa­ra Ovie­do y a los afec­ta­dos en el ca­so Aam­pe­tra.

Am­pa­ro Mo­li­na, vo­ce­ra de las víc­ti­mas del ca­so Aam­pe­tra, mos­tró ayer su in­dig­na­ción y sor­pre­sa al co­no­cer la re­so­lu­ción de la Ju­di­ca­tu­ra. A su cri­te­rio, esa de­ci­sión es un “re­tro­ce­so en la jus­ti­cia” por­que la fis­cal, no so­lo que con­tri­bu­yó en la in­ves­ti­ga­ción y re­so­lu­ción del ca­so de vio­la­ción a 41 ni­ños, sino tam­bién que mos­tró em­pa­tía. Ade­más,

“es la úni­ca fis­cal con en­fo­que de gé­ne­ro”, di­jo.

Preo­cu­pa­ción

So­ria es­ta­ba a car­go de la in­ves­ti­ga­ción del ca­so Ju­lia­na Cam­po­ver­de. El 5 de fe­bre­ro se­rá la au­dien­cia pre­pa­ra­to­ria de jui­cio con­tra el pas­tor Jo­nat­han Ca­rri­llo, pe­ro con la san­ción, la fis­cal ya no po­drá ac­tuar.

Eli­za­beth Ro­drí­guez, ma­dre de Ju­lia­na, ase­gu­ra que exis­te preo­cu­pa­ción, pe­ro con­fía en que el fis­cal que co­ja el ca­so se em­pa­pa­rá de la in­for­ma­ción y lo defenderá pa­ra que no que­de en im­pu­ni­dad. Pe­ro tam­bién es­pe­ra que una vez que ter­mi­ne el pla­zo, So­ria re­to­me el pro­ce­so.

Se­gún la Ju­di­ca­tu­ra, So­ria se de­mo­ró tres años en or­de­nar di­li­gen­cias den­tro de un ca­so de aco­so se­xual. La de­nun­cia in­gre­só a la Fis­ca­lía en 2013 y no fue has­ta 2017 que se rea­li­za­ron ac­cio­nes. La fis­cal in­gre­só a la Uni­dad N. 3 en 2014 y re­ci­bió más de 5.700 cau­sas re­pre­sa­das, por lo que era hu­ma­na­men­te im­po­si­ble rea­li­zar to­das las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Es­to fue ex­pues­to en su ape­la­ción, pe­ro los vo­ca­les de la Ju­di­ca­tu­ra in­di­ca­ron que no era vá­li­do. En un co­mu­ni­ca­do, el pre­si­den­te Mar­ce­lo Mer­lo, se­ña­ló que la de­ci­sión se fun­da­men­tó en que un in­for­me téc­ni­co es­ta­ble­ció “una vul­ne­ra­ción al de­re­cho a la tu­te­la efec­ti­va y al prin­ci­pio de ce­le­ri­dad”.

La de­ci­sión fue cues­tio­na­da por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral. En un co­mu­ni­ca­do ex­pre­só su “pro­fun­do ma­les­tar” y re­cha­zó la san­ción por­que “no con­si­de­ra la car­ga la­bo­ral he­re­da­da de años y la fal­ta de re­cur­sos con que cuen­ta la ins­ti­tu­ción, co­mo el dé­fi­cit de per­so­nal”.

AC­TI­VI­DAD. So­ria es­tá a car­go del Ca­so Ju­lia­na Cam­po­ver­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.