ESE SI­LEN­CIO CóM­PLI­CE

La Hora Carchi - - OPINIÓN -

Sen­ten­cias fir­mes, bien fun­da­men­ta­das en De­re­cho, la re­cu­pe­ra­ción de lo ro­ba­do y re­pa­ra­ción a las víc­ti­mas es lo que ha­ría cam­biar sus­tan­cial­men­te la per­cep­ción que se tie­ne de la corrupción en Ecua­dor. Tam­bién ayu­da­ría a sa­near nues­tra con­vi­ven­cia so­cial hoy por hoy en alar­man­tes ni­ve­les de de­te­rio­ro, a la vis­ta de los ín­di­ces de­lin­cuen­cia­les en as­cen­so, los de­plo­ra­bles ca­sos de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, el fe­mi­ci­dio y el abu­so se­xual en los cen­tros de en­se­ñan­za.

No avan­za­re­mos mien­tras en ca­sos co­mo el de Ode­brecht, la red de corrupción per­ma­nez­ca in­to­ca­da, con per­so­na­jes de pri­me­ra, se­gun­da y ter­ce­ra fi­las aún en las som­bras, y se ha­ya li­mi­ta­do a un par de “chi­vos ex­pia­to­rios”. En esa di­rec­ción apun­tan las de­cla­ra­cio­nes de su ex­vi­ce­pre­si­den­te, Luis Ma­me­ri, de las cua­les se en­te­ró la Fis­ca­lía por la pren­sa, pe­se a exis­tir acuer­dos con su ho­mó­lo­ga bra­si­le­ña des­de años atrás.

Los al­tos cos­tos que tie­ne la corrupción en la eco­no­mía son inocul­ta­bles por lo abul­ta­dos y do­lo­ro­sos. Cal­cu­lar­lo, in­clu­so a gran­des ras­gos, es ta­rea im­po­si­ble. No bas­ta pen­sar so­lo en el di­ne­ro pú­bli­co des­via­do, sino tam­bién en los so­bor­nos y ex­tor­sio­nes, en que se pier­den ne­go­cios, cons­truc­cio­nes o co­mer­cios y la in­ver­sión ex­tran­je­ra que fue ahu­yen­ta­da.

La crisis que vi­vi­mos es­tá conectada co­mo por un só­li­do “cor­dón um­bi­li­cal” con la corrupción. Una crisis con un com­po­nen­te mo­ral pro­fun­do, di­ría­se que sin fon­do, del que tie­nen una enor­me res­pon­sa­bi­li­dad to­da la cla­se po­lí­ti­ca, bien por ha­ber con­tri­bui­do a ella o bien por su si­len­cio cóm­pli­ce y su de­ci­sión hi­pó­cri­ta de mi­rar ha­cia otro la­do. De ese si­len­cio cóm­pli­ce na­ce la na­tu­ra­le­za an­ti­de­mo­crá­ti­ca de la corrupción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.