El ca­so se re­gis­tró en pleno cen­tro de la ca­pi­tal im­ba­bu­re­ña. Al­gu­nos tes­ti­gos fue­ron cla­ves pa­ra la de­nun­cia.

La Hora Carchi - - POLICIAL -

IBA­RRA • Pa­sa­do el me­dio­día del mar­tes, cuan­do ya con­clu­ye la jor­na­da edu­ca­ti­va de la ma­yo­ría de es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos, un es­tu­dian­te de un plan­tel de la ciu­dad fue ob­je­to de un aten­ta­do con­tra su in­te­gri­dad, don­de al­gu­nos sos­pe­cho­sos, en­tre 14 y 30 años de edad, a bor­do de un au­to­mo­tor pro­ce­die­ron a ame­dren­tar­le, gol­pear­le y pos­te­rior lle­vár­se­lo con des­tino a un lu­gar ale­ja­do.

Por si­tua­cio­nes de se­gu­ri­dad, las au­to­ri­da­des del plan­tel so­li­ci­ta­ron que se man­ten­ga en re­ser­va tan­to el nom­bre de la ins­ti­tu­ción co­mo del jo­ven agre­di­do.

Uno de los di­rec­ti­vos del plan­tel ex­pli­có que gra­cias a las ver­sio­nes de otros es­tu­dian­tes se co­no­ció so­bre el aten­ta­do que su­frió el alumno, de 20 años.

En las ca­lles cén­tri­cas de Iba­rra, un au­to­mó­vil con un gru­po de per­so­nas abor­dó al ciu­da­dano que sa­lía del co­le­gio. Tras agre­dir­le fí­si­ca­men­te, con ame­na­zas le in­gre­sa­ron al ca­rro, con rum­bo des­co­no­ci­do.

Al ob­ser­var las agre­sio­nes en la vía pú­bli­ca y la con­di­ción de no po­der ha­cer na­da la víc­ti­ma, al­gu­nos alum­nos, pa­dres de fa­mi­lia, con­si­guie­ron re­gis­trar las ca­rac­te­rís­ti­cas del vehícu­lo, has­ta sus pla­cas.

La au­to­ri­dad del es­ta­ble­ci­mien­to re­fi­rió que, a tra­vés de la ges­tión, se dio avi­so a la Po­li­cía, en pri­me­ra ins­tan­cia a los agen­tes de la Di­na­pen pa­ra que pue­dan ave­ri­guar el ca­so. Los uni­for­ma­dos re­co­pi­la­ron to­da la in­for­ma­ción has­ta la ma­ña­na de ayer, pe­ro so­li­ci­ta­ron que por ser ma­yor de edad asien­ten la de­nun­cia di­rec­ta­men­te en la Fis­ca­lía.

Lo li­be­ra­ron

Al ca­bo de al­gu­nas ho­ras de la tar­de, el alumno ha­bía si­do li­be­ra­do ba­jo con­di­cio­na­mien­tos y ame­na­zas. Se di­jo que los pre­sun­tos ata­can­tes se­rían de una pan­di­lla, quie­nes le ha­brían ame­na­za­do sino se in­te­gra al gru­po de per­so­nas que lle­van ade­lan­te ac­cio­nes que se con­si­de­ran ne­ga­ti­vas o in­clu­so ilí­ci­tas.

El mu­cha­cho agre­di­do asis­tió a cla­ses ayer y se­gún el do­cen­te di­rec­ti­vo aún to­le­ra­ba con­tu­sio­nes en su hu­ma­ni­dad.

So­bre la si­tua­ción, el cuer­po do­cen­te se reunió con to­dos los edu­can­dos pa­ra que to­men las pre­cau­cio­nes ne­ce­sa­rias, co­mo que in­gre­sen y sal­gan en gru­pos pa­ra pre­ve­nir trans­gre­sio­nes.

Así mis­mo, los do­cen­tes re­fi­rie­ron una car­ta al Co­man­dan­te de la Po­li­cía en Im­ba­bu­ra pa­ra que asu­ma el ca­so y se in­ves­ti­gue pa­ra po­der es­cla­re­cer los he­chos.

Se so­li­ci­tó la pre­sen­cia po­li­cial en las in­me­dia­cio­nes a fin de pre­ve­nir la vio­len­cia, y en otros ca­sos ro­bos y asal­tos. So­bre el com­por­ta­mien­to del alumno en el co­le­gio, die­ron fe que el chi­co es res­pon­sa­ble, edu­ca­do, que en su pa­sa­do tu­vo un mo­men­to de vin­cu­la­ción con las dro­gas pe­ro en la ac­tua­li­dad se re­vin­di­có y desea su­pe­rar­se.

RE­FE­REN­CIA. El mu­cha­cho fue agre­di­do y re­te­ni­do por ho­ras co­mo me­di­da de re­pre­sa­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.