En­con­tra­ron a mu­jer gol­pea­da y des­orien­ta­da en me­dio de la ca­rre­te­ra

Una mu­jer fue ha­lla­da deam­bu­lan­do a un cos­ta­do de la vía, en la ‘Y’ de Sa­li­nas, tras ha­ber si­do su­pues­ta­men­te vio­len­ta­da.

La Hora Carchi - - POLICIAL -

IBA­RRA • Su­ce­dió la ma­dru­ga­da de ayer. Per­so­nal po­li­cial de Trán­si­to Tan­go 2 rea­li­za­ba un re­co­rri­do de se­gu­ri­dad en la vía Iba­rra – Li­ta, cuan­do a la al­tu­ra del in­gre­so a la pa­rro­quia de Sa­li­nas se per­ca­ta­ron que una ciu­da­da­na ca­mi­na­ba so­la y des­orien­ta­da.

Los po­li­cías la abor­da­ron y al acer­car­se no­ta­ron que es­ta­ba gol­pea­da, que te­nía una man­cha de san­gre en su na­riz, por lo que de in­me­dia­to la pu­sie­ron a buen re­cau­do pa­ra pre­cau­te­lar su in­te­gri­dad y co­no­cer qué le ha­bía su­ce­di­do.

Los he­chos

32 La mu­jer se iden­ti­fi­có co­mo El­via Mar­le­ne B.Q., quien les re­fi­rió a los uni­for­ma­dos que to­mó un bus des­de Guay­lla­bam­ba a las 09:00 del jue­ves, con des­tino a Iba­rra. Se­gún ella, al lle­gar a la Ter­mi­nal Te­rres­tre de Iba­rra se ba­jó de la uni­dad de ser­vi­cio y de in­me­dia­to apa­re­ció una des­co­no­ci­da ciu­da­da­na, quien a ma­ne­ra de li­mos­na le solicitó di­ne­ro. Pos­te­rior­men­te El­via fue al ba­ño del lu­gar y ase­gu­ra que has­ta ese mo­men­to es to­do lo que pue­de re­cor­dar.

Des­per­tó ro­dea­da

Cuan­do lo­gró re­cu­pe­rar su es­ta­do ob­ser­vó que se en­con­tra­ba en un si­tio ex­tra­ño y jun­to a tres hom­bres que no pu­do iden­ti­fi­car. Se tra­ta­ba de dos afro­des­cen­dien­tes y un mes­ti­zo, a quie­nes al pa­re­cer no co­no­cía y con los que in­clu­so lle­gó a for­ce­jear pa­ra evi­tar que la las­ti­ma­ran y po­der es­ca­par de don­de apa­ren­te­men­te se en­con­tra­ba cau­ti­va.

Sin em­bar­go, su lu­cha fue en vano, pues a de­cir de la de­nun­cian­te fue ata­ca­da con un pa­lo en la ca­be­za, lo que hi­zo que nue­va­men­te per­die­ra el co­no­ci­mien­to, has­ta que fi­nal­men­te apa­re­ció a la ve­ra de la vía don­de los efec­ti­vos po­li­cia­les de trán­si­to la en­con­tra­ron y res­ca­ta­ron.

Pen­só que la vio­la­ron

En su re­la­to, la asus­ta­da afec­ta­da te­mía lo peor. Ella les ma­ni­fes­tó a los po­li­cías que pu­do ha­ber si­do víc­ti­ma de un abu­so se­xual co­lec­ti­vo, pues­to que sen­tía do­lor en su cuer­po, so­bre to­do en sus par­tes ín­ti­mas, por lo que de in­me­dia­to fue lle­va­da has­ta el Hos­pi­tal San Vi­cen­te de Paúl (HSVP) pa­ra ser va­lo­ra­da.

El he­cho fue pues­to en co­no­ci­mien­to del fis­cal de turno, el cual or­de­nó que la víc­ti­ma sea so­me­ti­da a una va­lo­ra­ción fo­ren­se.

El es­pe­cia­lis­ta arri­bó pa­ra rea­li­zar la ges­tión. Al fi­nal de la di­li­gen­cia, el exa­men arro­jó que en la hu­ma­ni­dad de la afec­ta­da se re­gis­tran va­rios gol­pes y con­tu­sio­nes, pe­ro que no fue víc­ti­ma de abu­so se­xual.

El­via ase­gu­ró que por­ta­ba 200 dó­la­res en efec­ti­vo y un equi­po ce­lu­lar, que di­jo le fue sus­traí­do por los pre­sun­tos ata­can­tes, de quie­nes has­ta el mo­men­to no se co­no­ce su iden­ti­dad.

El ca­so es­tá en ma­nos de la Fis­ca­lía y el per­so­nal de la Po­li­cía Ju­di­cial (PJ), es­pe­cia­li­za­da en es­tos te­mas, quie­nes rea­li­zan las in­da­ga­cio­nes per­ti­nen­tes.

Fi­nal­men­te El­via fue en­tre­ga­da a su con­vi­vien­te, con las re­co­men­da­cio­nes del ca­so en cuan­to al se­gui­mien­to le­gal a la de­nun­cia que reali­zó so­bre lo que apa­ren­te­men­te le su­ce­dió.

SUS­TO. La mu­jer fue va­lo­ra­da mé­di­ca­men­te en el área de emer­gen­cia del HSVP, don­de se des­car­tó que ha­ya si­do vio­la­da, sin em­bar­go sí fue gol­pea­da. Su cuer­po pre­sen­ta­ba con­tu­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.