La Po­li­cía Na­cio­nal, in­ter­vie­ne en la pe­ni­ten­cia­ría de la ciu­dad pa­ra re­du­cir ac­tos ilí­ci­tos en el lu­gar.

La Hora Carchi - - CRONOS -

IBARRA • Des­de la te­nen­cia y co­mer­cia­li­za­ción de sus­tan­cias su­je­tas a fis­ca­li­za­ción, el por­te de ar­mas ar­te­sa­na­les, en­tre pun­zan­tes, cor­tan­tes y cor­to­pun­zan­tes; o equi­pos de co­mu­ni­ca­ción, fós­fo­ros, fos­fo­re­ras, cor­do­nes y to­do lo re­fe­ren­te a ob­je­tos de te­nen­cia prohi­bi­da den­tro de una cár­cel, han si­do de­co­mi­sa­dos en las di­fe­ren­tes cel­das y pa­be­llo­nes del re­clu­so­rio de Ibarra.

Efec­ti­vos del Gru­po de Ope­ra­cio­nes Es­pe­cia­les (GOE), Ser­vi­cio Pre­ven­ti­vo, Uni­dad de Man­te­ni­mien­to del Or­den (UMO), Di­rec­ción Ge­ne­ral de In­te­li­gen­cia (DGI), Po­li­cía Ju­di­cial (PJ), Gru­po de Ope­ra­cio­nes Mo­to­ri­za­das (GOM), agen­tes de An­ti­nar­có­ti­cos, en­tre otras uni­da­des, han si­do dis­pues­tas pa­ra rea­li­zar las efec­ti­vas re­qui­sas, en las que se ha lo­gra­do in­cau­tar ar­tícu­los y sus­tan­cias ile­ga­les.

Tra­ba­jo

En el úl­ti­mo ope­ra­ti­vo, los ‘cam­bu­ches’ o es­pa­cios de dor­mi­to­rio de los in­ter­nos fue­ron re­gis­tra­dos Las in­ter­ven­cio­nes se­rán fre­cuen­tes, to­do es­to con la fi­na­li­dad de re­du­cir de­li­tos co­mo la ven­ta de dro­ga den­tro de la pe­ni­ten­cia­ría. La ac­ción po­li­cial es sor­pre­si­va, por lo que al ser da­da de esa ma­ne­ra se evi­ta que las po­si­bles evi­den­cias sean des­trui­das o es­con­di­das.

Los po­li­cías rea­li­zan un tra­ba­jo mi­nu­cio­so en el si­tio, pues su la­bor se en­fo­ca en en­con­trar ob­je­tos o sus­tan­cias ile­ga­les, las mis­mas que son ocul­tas en fras­cos, ca­jas, en­tre car­to­nes, co­bi­jas y otros con el fin de di­fi­cul­tar su ha­llaz­go; pe­ro la efec­ti­va la­bor de los uni­for­ma­dos per­mi­te que la ma­yor par­te de los ar­te­fac­tos y es­tu­pe­fa­cien­tes sean en­con­tra­dos y que los pre­sun­tos im­pli­ca­dos sean pues­tos an­te las au­to­ri­da­des.

Se­gu­ri­dad

Un im­por­tan­te nu­mé­ri­co de efec­ti­vos po­li­cia­les rea­li­za las re­qui­sas. Al man­do de Pablo León, je­fe del Dis­tri­to Ciu­dad Blan­ca, los con­tro­les en el cen­tro car­ce­la­rio for­man par­te del re­fuer­zo en be­ne­fi­cio de la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, ya que el uso de alu­ci­nó­ge­nos, el por­te de ar­mas y equi­pos ce­lu­la­res en la pe­ni­ten­cia­ría evi­tan el co­me­ti­mien­to de otros de­li­tos que pu­die­ran fra­guar­se o co­me­ter­se in­clu­so fue­ra del lu­gar a tra­vés de ter­ce­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.